Doc Rivers, sobre el arbitraje del Rockets-Clippers: “Una completa broma”

Queda menos de un mes de Liga Regular y los , ahora mismo, están fuera de playoffs y a una victoria de distancia del octavo puesto, en manos de los Spurs. Los angelinos lo están en parte por la derrota de anoche en Houston, contra los (101-96).

En ese contexto, cualquier arma es útil para tratar de remar hacia tu lado. Quizá es lo que busque , quien calificó el arbitraje del duelo como una “completa broma”, en declaraciones realizadas tras la derrota y recogidas por ESPN.

“No digo mucho sobre los arbitrajes. Ellos lanzaron 41 triples y nosotros 18. Les doblamos en puntos en la pintura. Y hubo un 23-8 en tiros libres. Esto es una broma. Una completa broma”, se quejó el entrenador de los Clippers.

Disparidad arbitral

El poco equilibrio entre un lado y otro de la pista a la hora de arbitrar molestó a Rivers, que llegó a señalar que la disparidad arbitral hace que el baloncesto “no tenga sentido para mí”. Para el preparador, los suyos deberían haber visitado más veces la línea de las personales.

“Creo que nuestros chicos fueron golpeados todo el partido. Lou (Williams) fue asesinado en una jugada y no señalaron falta. Austin (Rivers) fue golpeado y tampoco falta. A DJ () le hicieron falta sobre la espalda”.

“No me he quejado del arbitraje en todo el año. Nuestros chicos jugaron con todo su corazón, pero que ellos (los Rockets) tengan más tiros libres que nosotros hace que el baloncesto no tenga sentido para mí. Pero esto es lo que es y tenemos que avanzar”.

Mala noche el tiro para Houston y trabajada victoria

Chris Paul firmó un 0/6 en triples; Joe Johnson, 0/3; James Harden, 2/8. Luc Mbah a Moute, 1/6. Una noche lastimosa en el triple, solo salvada por un imperial Eric Gordon (7/9) y que hizo más trabajada la victoria para los Rockets. Houston acabó con un 29,3 por ciento en tiros de tres, que habría sido mucho más bajo de no aparecer Gordon. En el global de tiros de campo no se acercaron al 40 por ciento (38,9). Incluso así, éxito para Houston, que cosecha su tercer triunfo seguido para un balance de 9-1 en los últimos diez partidos y una única derrota, ante Toronto, desde que cayera a finales de enero contra los Pelicans. Los de Texas siguen líderes del Oeste, 54-14, mejor balance de toda la NBA y dos partidos de margen sobre los Warriors.

“No fue bonito, pero lo conseguimos”, comentó James Harden, 24 tantos, solo superado por Tobias Harris (28). “Algunos partidos lo vas a hacer más bonito que otros”.