Duodécima victoria seguida de Boston; mejor racha en los Celtics desde 2009

Un balón de pudo haber cambiado el destino de la jornada dominical en Boston. El jugador de los dispuso de la pelota para darle la victoria a Toronto y terminar con la impresionante racha de los . Sin embargo, el tiro de DeRozan con la bocina de último cuarto cerca de sonar tocó el frío aro y luego se perdió entre las manos de unos y otros hasta que se consumió el encuentro. Triunfo para Boston (95-94).

Parece que cada piedra motiva más a los de Brad Stevens, que ya sumaron su undécima victoria el viernes, sin el concurso de . El base, golpeado involuntariamente en la cara por su compañero Aron Baynes, apenas estuvo segundos frente a los Hornets. Este domingo causó baja contra los Raptors, en uno de los duelos más fuerte del Este en los últimos tiempos.

Y sin Irving, que pronto reaparecerá con una máscara protectora; y sin Gordon Hayward, fuera desde los primeros minutos de curso. Pero sí con , que volvió a la acción contra Toronto y fue de lo mejor, con 21 puntos, 4 rebotes, 3 asistencias, 2 robos y un casi perfecto 8/9 en tiros de campo. De hecho, una canasta suya, demoledora a pase de Marcus Smart (9 asistencias), a poco más de dos minutos abrió hueco (93-90). En un choque con diferencias tan nimias, una ventaja de tres puntos ya era notable y de cinco tantos, más. Y eso es lo que consiguió Jayson Tatum con una increíble bandeja poco después (95-90).

Sin embargo, en la virtud a veces está la penitencia. Horford y Tatum fueron responsables de que el partido durase un poco más, con sendas pérdidas que de no haberse producido seguramente habrían supuesto un último minuto más plácido para los Celtics. Pero los de Stevens no remataron a Toronto y casi lo pagan caro. El tiro de DeRozan, que hizo casi todo bien, incluido el superar la defensa de Jaylen Brown, no llegó a buen puerto.

Datos de una racha implacable

De los doce partidos seguidos que han ganado los Celtics, para colocarse con un balance de 12-2, diez de ellos lo han hecho dejando a sus rivales por debajo de los 95 puntos. Este domingo, otro ejemplo de ello, pues los Raptors se quedaron en 94.

Además, la victoria número doce supone igualar una racha de éxitos consecutivos que la franquicia no vivía desde la 2008-09, cuando sumaron la docena de victorias entre enero y febrero de 2009.

Lowry, histórico en los Raptors

DeRozan firmó 24 tantos, pero el protagonismo anotador también fue para Kyle Lowry. El base de Toronto, con sus 19 puntos, superó a Andrea Bargnani y se convirtió en el cuarto máximo anotador de la historia de la franquicia con 6.591, mientras que la marca del italiano ahora es la quinta mejor de siempre en los de Ontario, con 6.581.





Canal Telegram
Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.