El futuro de Paul George se aleja cada vez más de Indiana

El anuncio de los mejores quintetos de la temporada por parte de la NBA cayó como un jarro de agua fría en Indianapolis. Tras la omisión de , quien se quedó fuera de los tres mejores equipos de 2016-17, sus opciones de extender el contrato del mejor jugador de los son cada vez menores. Al no ser ahora elegible para una extensión por el denominado contrato “supermáximo”, el incentivo de George para quedarse en Indiana disminuye considerablemente.

Renovación incierta

Para colmo, según USA Today, ni siquiera haber sido elegible para este acuerdo, que hubiera podido superar los $200 millones por cinco años, aseguraba su continuidad en Indiana. Para Paul George, solo si los Pacers pueden garantizarle volver a ser un equipo aspirante al campeonato (jugaron las Finales del Este en 2013 y 2014), la opción de atar su futuro a largo plazo con la franquicia sería posible. El primer paso debería ser renovar a Jeff Teague, quien termina contrato este verano. Pero ni eso puede ser suficiente.

El alero, de 27 años, aún podría firmar una renovación con Indiana por el contrato “supermáximo” en verano de 2018, siempre y cuando consiga entrar en alguno de los mejores quintetos de la NBA. Pero, para entonces, será agente libre. Los Pacers tendrán una difícil situación que tendrán que decidir pronto: esperar al próximo año y arriesgarse a que se vaya sin dejar nada a cambio, o traspasarle tan pronto como sea posible para adquirir piezas (principalmente jugadores jóvenes y rondas del draft) que ayuden a la reconstrucción del equipo.

Conexión angelina

Pero otra sombra planea sobre Indiana y, especialmente, para cualquier otro equipo interesado. El interés de Paul George por jugar en los es cada vez menos disimulado, ya sea vía traspaso o como agente libre en 2018. El riesgo de negociar con los Pacers por lo que de forma efectiva puede ser solo un “alquiler” de un año es real para cualquier equipo que no vista de púrpura y oro. Algo que puede reducir las ofertas que reciba Indiana por su estrella.

Y, desde el punto de vista de los Lakers, esta situación es ideal. Magic Johnson afirmó tras la lotería del draft que no tiene prisa inmediata por construir un equipo aspirante al campeonato este verano, tras lograr la segunda posición del draft, esperando a 2018 para entrar con fuerza en el mercado. Unas declaraciones que transmiten paciencia para esperar a que Paul George sea agente libre, en lugar de buscar un traspaso inmediato que obligue a sacrificar a alguno de sus jugadores jóvenes.

El comodín Russell

Eso sí, la posibilidad de que Lakers y Pacers se entiendan entre ellos no es descabellada. Un detalle que no pasa desapercibido es que Aaron Mintz, agente de Paul George, también representa a D’Angelo Russell (además de otro Laker como Julius Randle). El base, tras un irregular segundo año, puede ver seriamente amenazado su puesto en plantilla por la llegada de otro director de juego en el draft, con Lonzo Ball de teórico favorito, y algunos equipos ya se preparan ante la posibilidad de que acabe estando disponible vía traspaso.

Además, si Indiana no consigue renovar a Jeff Teague, tendrá un puesto de base titular vacante. En ese contexto, un acuerdo centrado en Paul George y D’Angelo Russell (presumiblemente acompañado de otras piezas de valor) tendría sentido en muchos aspectos. Por supuesto, es posible que los Lakers ni siquiera quieran perder a Russell en este acuerdo, con George dirigiéndose de todas formas a Los Angeles en 2018, o que los Pacers quieran buscar una mejor oferta para equipos que esperen presentar un proyecto lo suficientemente atractivo como para que el alero renueve tras su “obligatorio” año final de contrato.

Todas las miradas en Indiana

Especulaciones aparte, el futuro de Paul George sigue siendo especialmente borroso. Pese a no entrar en los mejores quintetos de la liga, nadie duda de su capacidad para ser jugador franquicia en la mayoría de equipos de la NBA. Para la renovada dirección deportiva de los Pacers, liderada ahora por Kevin Pritchard, llega la hora de la verdad. El resto de la liga estará esperando con ansia cuál será el siguiente paso a seguir en Indianapolis.





Canal Telegram
nbamaniacs no termina aquí. Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.