Magic Johnson celebra el segundo puesto del Draft mirando a 2018

Recibir el segundo puesto del Draft supo a gloria en Los Ángeles. Ni siquiera ver cómo Boston, su más íntimo rival, se llevaba la primera selección atenuaba el alivio por evitar el peor escenario posible: salirse del Top-3 del Draft, perder la primera ronda de 2017 en beneficio de Philadelphia, y también olvidarse de su primera ronda de 2019, la cual hubiera ido a Orlando por el traspaso de Dwight Howard.

2018, el año deseado

Ahora, los se quedarán con la segunda elección en un Draft lleno de talento, reforzando una plantilla ya cargada de jugadores jóvenes. , presidente de la franquicia, no pudo ocultar su contagiosa sonrisa en este escenario. Eso sí, el que fuera también el líder de la era del “Showtime” en los Lakers de los años 80 quiso ser prudente a corto plazo, incluso descartando que su equipo vaya a tener un gran impacto en el próximo mercado de agentes libres.

“No sé si vamos a ser un actor importante”, respondió Magic Johnson sobre la agencia libre de 2017. “Lo que realmente estoy deseando es el siguiente verano”. La referencia a 2018 no es casual. Será la temporada en la que un objetivo de primer orden como Paul George saldrá al mercado, salvo cada vez más improbable extensión de contrato con los Pacers. Sus lazos con el equipo angelino son obvios, especialmente tras conocer sus próximos entrenamientos con Kobe Bryant, leyenda del equipo y representado en su etapa como jugador por el actual general manager .

Varias opciones para el número 2

Con esta situación en mente, y aparentemente sin demasiadas ilusiones de conseguir alguna incorporación de impacto a corto plazo, la juventud seguirá mandando. Lonzo Ball aparenta ser el gran favorito para ser la segunda selección del Draft, en posesión de los Lakers por tercer año consecutivo e incluso ya hay rumores de que D’Angelo Russell podría salir traspasado si llega una oferta atractiva. Pero opciones como Markelle Fultz (si no es elegido por Boston), Josh Jackson, De’Aaron Fox y Jayson Tatum son también realistas. Según Rob Pelinka, hasta cuatro o cinco jugadores tienen calidad para estar al frente del Draft.

La posibilidad de traspasar esta segunda elección no parece especialmente probable. Para Pelinka, las probabilidades de traspasar una elección “son bastante bajas en el 1 o en el 2. No quiere decir que no lo exploramos. Pero esta elección tiene un valor extraordinario”. Salvo sorpresa, los Lakers serán un equipo todavía joven en 2017-18. El asalto a volver a su lugar natural en la élite de la liga empezará en un año.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a nuestros artículos especiales y el podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

Phil Jackson: “Conseguiremos a un joven talentoso”

Cómo comprar entradas de la NBA

Siguiente