El dueño de los Grizzlies señala su reto para el curso próximo: 50 victorias

¿Un salto de 28 victorias en un solo año? , propietario de los Memphis , lo ve posible. ¿Optimista? Quizás, pero no de un modo tan desmesurado como en un primer instante podría parecer.

La franquicia de Tennessee ha cerrado el curso 2017/18 con un récord de 22 victorias y 60 derrotas. El peor registro en una década, firmando idéntico balance en la campaña 2007/08 (curioso ver aquella plantilla, plagada de buenos jugadores, la mayoría aún por explotar: Pau Gasol, Mike Conley, Mike Miller, Kyle Lowry, Rudy Gay, Juan Carlos Navarro…).

Un año imposible

Una temporada esta, que ha venido acompañada de no pocos seísmos en Memphis. La destitución de David Fizdale, la grave lesión de Conley, la indignación pública de Marc Gasol… y el descarado tanking, causa principal del malestar del español.

Demasiados problemas para vislumbrar el potencial real de una plantilla que estaba llamada a cotas infinitamente mayores. Por esto mismo su dueño considera que la temporada que viene, si en lugar de entre ciclones internos logran arrancar octubre con un viento que empuje de cola, sus Grizzlies pueden volver a ser un equipo que se clasifique cómodamente para playoffs.

Fija su objetivo en las 50 victorias. Una cifra que ni los San Antonio Spurs han podido alcanzar este año.

“Asumiendo que Marc [Gasol] y Mike [Conley] vuelvan sanos, creo que contamos con varias piezas consistentes en jugadores jóvenes que van a tener un impacto positivo”, ha dicho Pera para el Commercial Appeal. “Además vamos a conseguir a otro buen jugador en este Draft [pick 4º]. Por lo tanto no veo razón por la que no podamos volver a convertirnos en un equipo de más de 50 victorias. Si estamos sanos, espero que seamos muy competitivos”.

Así está el roster

Un par de notas para terminar de cerrar el contexto satisfactoriamente expuesto por Pera. Tyreke Evans, el mejor jugador de Memphis este año, tiene pocas opciones de seguir.

Chandler Parsons (36 partidos este curso), difícilmente puede hacerlo peor y a sus 29 años solo podemos aguardar un mejor rendimiento que el demostrado. Algo análogo el caso de JaMychal Green, quien se ha perdido casi treinta partidos este año por lesión y ha jugado muy por debajo del nivel exhibido hace dos cursos.

Además se espera una notable evolución en jugadores de segundo año como Ivan Rabb y Dillon Brooks, y habrá que ver si continúa un jugador que dejó un gran sabor en las postrimerías de la RS, MarShon Brooks.

Además de ello (pues no hay espacio para milagros en el salary cap) las vueltas recuperadas de Marc Gasol y Mike Conley, sus dos All-Star. Y la puntilla. El ilusionante Draft. Todo ello comandado por un interino que de inmediato hizo click con Gasol: J. B. Bickerstaff.

¿Suficiente para cumplir la ambición (Western rules) resultadista de Robert Pera?

En la 2014-15 los Grizzlies firmaban las 55 victorias. De aquella plantilla (cero espectacular, pero paradigma del grit&grind) a quien más podemos echar de menos es a Courtney Lee, Vince Carter, Tayshaun Prince y sobre todo Zach Randolph. ¿Están los Grizzlies en condiciones de diseñar una rotación que brinde un rendimiento similar?