Embiid debuta en unos playoffs y lanza a los 76ers hacia el 2-1

Philadelphia recuperó todo el desaguisado de unos días antes y colocó el 2-1 en la serie ante los tras ganar el primer partido en Miami (108-128). Aquello de perder el factor cancha le duró poco a , triunfadores en Florida en un duelo donde el gran protagonista fue , máscara incluida. The Process volvió de su lesión en la órbita del ojo que le ha dejado casi un mes fuera de las pistas y pudo debutar profesionalmente en unos playoffs NBA con una victoria y 23 puntos para él desde el puesto de titular.

En los minutos previos al partido se conocía la noticia de que el pívot no solo iba a ser de la partida sino que sería parte del quinteto inicial. Durante todo el jueves el estatus del camerunés fue avanzando desde dudoso a listo para competir, siempre  de fondo con la cuestión de la máscara y la necesidad de que la NBA diera el visto bueno para usarla . Embiid no decepcionó, jugó media hora y además de esos 23 tantos, añadió 7 rebotes, 4 asistencias, 1 robo y 3 tapones en media hora. Eso, y por encima de todo, el golpe moral positivo que supuso para sus compañeros el regreso de una pieza capital. La serie, con él, tiene otro aspecto.

Los 76ers lo hacen en el último cuarto

El resultado para quien lo coja de primeras puede llevar al error. Sí, los 76ers ganaron por 20 puntos en Miami, pero no fue ni mucho menos una paliza. A pesar de que los Heat apenas tuvieron ventajas de 5 puntos, al descanso vencían 64-63 y al término del tercer cuarto estaban más que vivos (94-96) ¿Qué sucedió? Un parcial dramático para sus intereses de 14-32 y el partido desbaratado. Solo esa paliza en el último asalto explica la diferencia final de 108-128. En ese tramo, Embiid encestó 7 puntos seguidos que afectaron mucho a la resistencia de Miami.

Junto con él, máximo anotador de los Sixers y del partido (compartido con ), en los visitantes estuvieron muy bien los de siempre, esto es Dario Saric (21 puntos y 7 rebotes), (19 tantos, 12 rebotes, 7 asistencias y 4 robos) y , 21 tantos desde la segunda unidad y 4/8 en triples. Markelle Fultz solo estuvo cuatro minutos sobre el parqué, dentro de una abundante utilización de Brett Brown de Simmons, que lo jugó casi todo, con 40 de los 48 minutos posibles en la pista.

Por el lado de Miami, lo dicho, Goran Dragic 23 puntos y 8 asistencias y Justise Winslow 19 unidades anotadoras y 10 rebotes, como suplente. La serie, 2-1 para Phila, sigue este sábado en Miami.