En Utah se quedan sin Hayward, pero le despiden con clase

Siete años en Salt Lake City, tiempo y ciudad mediante los cuales pasó de niño a hombre como él mismo ha explicado en su carta en The Players Tribune. Pero llegado el momento de elegir el que probablemente sea el gran contrato de su carrera, Hayward ha optado por marcharse a Boston a luchar por el título vistiendo de la mano de los Celtics.

La decisión de Hayward ha caído como una bomba en Utah una vez que el equipo por fin había conseguido tener en sus filas a un All-Star desde la época de Deron Williams y Carlos Boozer, pero no por ello la franquicia ha dejado de despedir a Hayward de forma elegante y agradeciendo los servicios prestados.

“Gordon ha sido parte importante de la familia de los estos siete años. Aunque estamos decepcionados por su marcha, le agradecemos sus contribuciones a la organización y deseamos a Gordon, Robyn y su familia lo mejor”, dijo Gail Miller, presidente del grupo de empresas propietaria de Utah . “Le agradecemos su juego, su liderazgo y lo bien que ha representado a los y al estado de Utah”.

Poco se puede reprochar a la gerencia de Utah. La directiva construyó el equipo dando pasos seguros y su núcleo de jugadores garantizaba luchar por algo más que los playoffs durante varios años, pero ahora sin duda la marcha de Hayward es un paso atrás ya que los Jazz no podrán suplir su ausencia con otro jugador All-Star. “Los Jazz hicieron una oferta irresistible a Gordon para que permaneciese y manejaron el proceso bien”, explicó Steve Starks, presidente de la franquicia.

Por último, Dennis Lonsey, general manager del equipo, también quiso dejar constancia de lo “orgullosos que estamos del jugador en el que se ha desarrollado Gordon con los Jazz” a la vez que deseaban “la mejor de las suertes para él y su familia”. El directivo también defendió el futuro de Utah. “A pesar de su marcha aún tenemos un gran cuerpo técnico y un muy buen núcleo de jugadores jóvenes para seguir adelante”, comentó Starks.

¿A por Porter y Johnson?

Según se supo al poco de anunciarse oficialmente la marcha de Hayward, Utah comenzó a trabajar en buscar un reemplazo para el jugador. se convirtió en el objetivo principal de acuerdo a The Salt Lake Tribune, aunque el alero, agente libre restringido, parece que firmará una oferta con Brooklyn Nets que Washington Wizards tiene pensado igualar.

Otra pieza que interesa en las oficinas de Utah es . El base, agente libre que ha permanecido con Miami Heat durante la campaña 2016-17 y calificado por nbamaniacs como el tercer mejor contrato firmado en 2016, estaba a la espera de saber qué pasaba con Hayward —también cortejado por Miami— para poder recibir una oferta de los Heat y ahora probablemente Utah se una a la puja por sus servicios.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional sobre la NBA además de apoyar nuestra labor de forma directa.

Aquí te contamos más. ¡Únete!

Anterior

Los Clippers se reúnen hoy con Derrick Rose

Marc Gasol, ¿la guinda para el proyecto de Ainge?

Siguiente