Grandes ausencias en el Top 100 de Sports Illustrated

Otro año más. Pues no sólo ESPN nos brinda sus reliquias. Cada otoño viene acompañado de su preludio ya escrito en nuestra web, gracias al ranking más ambicioso generado por Sports Illustrated —pinchando aquí, lo más destacado del de 2015-16—.

Las predicciones para la temporada 2016-17 del gigante de la Time Warner ya arrancan, desde antes de empezar, con un sabor a nostalgia. Por primera vez en viente años, nos olvidamos de ver tanto a Kobe Bryant como a Timothy Theodore ‘Tim Duncan’ dentro del Top 100. Sólo su retirada simultánea podía dar lugar a un desierto tal.

Sin embargo, hay muchos otros jugadores que sí siguen estando en activo pero que la propia revista ya nos advierte que vayamos rebajando expectaciones. Como en cada edición, tras todo un atracón, el postre nos lo sirven en menú degustación.

Hoy han publicado desde — en su opinión— el jugador número cien en importancia/relevancia/impacto de la liga hasta el puesto treinta y uno. El Top 30 restante, vendrá en pequeñas y apetitosas dosis a lo largo de lo que resta de semana.

Ver lista completa del 100-31

Los que ya no están

Y efectivamente.  Ben Golliver y Rob Mahoney, los principales autores y elaboradores de esta lista, han tenido el detalle de ahorrarnos cierta expectación y posterior decepción. Puede ser —y es— tan discrecional, emocional y subjetivo el realizar este ranking en la cabeza de cada uno de nosotros, que cabe la perfecta posibilidad de que un jugador al que consideramos especialmente carismático y colocaríamos sin dudarlo entre los treinta primeros, ni siquiera aparezca entre los cien mejores de Golliver y Mahoney.

Pues bien, de eso va la película. Aquí están los más destacados entre los grandes olvidados de la presente entrega —a la derecha del todo su puesto en el ranking de la temporada anterior—.

  • (Knicks) — 60º
  • Monta Ellis (Pacers) — 57º
  • Tyreke Evans (Pelicans) — 58º
  • Jrue Holiday (Pelicans) — 59º
  • (Spurs) — 53º
  • Al Jefferson (Pacers) — 47º
  • Joakim Noah (Knicks) — 43º
  • Deron Williams (Mavericks) — 83º
  • Michael Kidd-Gilchrist (Hornets) — 85º
  • Tyson Chandler (Suns) — 36º
  • Ty Lawson (Kings) — 51º
  • Markieff Morris (Wizards) — 64º
  • Timofey Mozgov (Lakers) — 68º
  • Paul Pierce (Clippers) — 71º
  • Joe Johnson (Jazz) — 82º
  • Taj Gibson (Bulls) — 90º
  • Lou Williams (Lakers) — 92º
  • Josh Smith (–) — 96º
  • Roy Hibbert (Lakers) — 95º

Un par de pecados capitales —al menos para quien suscribe— ahí arriba. Lo de Tony Parker y Derrick Rose es francamente incomprensible.

Infravalorar y Spurs son dos palabras que a menudo caminan juntas en esta liga. Pero lo del francés es pasarse tres estados. De estar lejos de su cenit a no ser tenido en cuenta entre los cien jugadores más influyentes para el curso baloncestístico que está por venir, hay un mundo. Más aún sin Duncan, la importancia de Oh la lá en el sempiterno Big Three de Popovich, —Big Five con Leonard y Aldridge y haciendo hueco a Gasol— volverá a demostrarse una vez más. El año pasado ocupó el puesto 53º para la revista.

El caso de Rose puede generar más choques y desacuerdos. En lo que a mí respecta, un jugador de 27 años, MVP en 2011, que viene por fin de enlazar todo un curso sin lesiones importantes, y que desemboca de manera mediática en un equipo mediático, con un rol mediático y el director de orquesta más mediático que pudiera haber (Phil Jackson), no puede quedarse fuera del Top 100. Más aún si cabe, y analizando fríamente sus números en una campaña que muchos catalogan como ‘mala‘, pero en la que sin duda fue de menos a más: 16,4 puntos, 4,7 asistencias y 3,4 rebotes en 31 minutos.

De todos los demás ausentes —Lou Williams, candidato a 6º hombre del año, Monta Ellis, siempre en la rumorología del All-Star, etc—, sacad vuestros propios análisis.

Del 100 al 50

En una lista con 23 nuevos integrantes respecto a la última realizada, hacemos un repaso general con lo más relevante.

Arrancamos con en el puesto cien. El mayor futuro de Phoenix Suns. Brandon Kinght —otro sun—, Aaron Gordon —dunker y anotador en potencia— y llegamos a Manu Ginobili. La clase argentina, a sus 39 años, sobrevive en la frontera de la centena.

demanda a los Cavaliers sus 15 kilos anuales desde la peana número 96. Mientras, Bismack Biyombo recoge los frutos de unos Playoffs escandalosos para subir desde las alcantarillas al puesto 91. , nuevo rocket y adalid del ala-pívot moderno lo proyectan en el 89. Mientras, Rodney Hood —para mí firme candidato al MIP— se cuela en el 85.

Del dilema de tres de los Sixers, sólo Nerlens Noel hace acto de presencia en el puesto 84. Lo de Embiid vale, dos años esperando su debut lo dicen todo, pero en el caso de sorprende ver como ha pesado tanto un mala camapaña extradeportiva sobre una más que notable año rookie deportivo. Hablando de pívots, en SI se olvidaron de Rose pero no de , una de sus monedas de cambio que ha puesto rumbo a los Bulls. Puesto 82.

Seguimos bajando —o subiendo, que suena mejor—, y he de detenerme en uno que me chirría como un cuchillo sobre el cristal. Clint Capela, pívot de los Rockets, al parecer promete y mucho. Lo colocan como 79º. Yo, reconozco, me habría costado acordarme de él antes de superar la barrera de los doscientos.

Una de las mejores defensas de la liga, la de Avery Bradley, le alcanza para descansar en el pedestal 72. Y justo delante otro que defiende bien pero que distribuye juego cien veces mejor. El español Ricky Rubio es uno de los mejores asistentes, ladrones y defensas de la NBA. Sin embargo, y es totalmente lógico, sigue pagando su mal tiro viéndose relegado un año más fuera de los cincuenta primeros puestos.

Un par de futuros caciques de la liga ejercen de eslabones de esta cadena. Kristaps Porzingis (68º) y (67º) aún pagan cierta dispersión en su juego siendo rankeados quizás algo peor de lo genéricamente esperado. Mientras, SI premia el trabajo duro de un jugador que parecía en claro declive. Marvin Williams, por el cual escasos peniques se daban hace poco, ve premiada su fantástica campaña con los Hornets con 65º hueco.

 

Pasamos junto a un par de centers de presente y futuro —Monroe, Valanciunas— y tres tiradores de categoría —Reddick, Beal, Parsons— para llegar a medio camino de la centena al ‘Jugador más mejorado’ del ejercicio anterior. ; en cuando las lesiones dejaron de atormentarle, no perdió ni un instante en aseverar que él, y no otro, era el auténtico robo de su draft.

Pisando suelo Real

El trabalenguas griego que según Jason Kidd hará de todo este año, viene a ser uno de los líderes de los Bucks y aquí en esta lista para asentarse en el puesto 48, Giannis Antetokounmpo.

Entramos en terreno de jugadores franquicia. Para empezar, de una tacada, dos. Dos All-Star y uno de ellos miembro del Team USA. DeMar DeRozan (46º) e Isaiah Thomas (45º) prometen dar mucha guerra a los Cavaliers de LeBron por el puesto más alto del Este este año. Andre Iguodala, que no será franchise player pero no habrá un entrenador en la liga que no daría un brazo por tenerle a él, se gana el 44º.

, que nos abría hace unos días su corazón y su mente en The Players Tribune, pisa fuerte desde la portada en un libro que promete grandes pasajes en Orlando. Y justo a rebufo tiene un buen amigo suyo, de zona en la cancha y también de selección, Pau Gasol. Segundo español en esta lista y que sin duda ha protagonizado uno de los movimientos del verano, asumiendo el encomiable papel de ser el sucesor —porque sustituto no habrá nadie jamás— de Duncan en los Spurs. Un gran año personal en Chicago, le vale para volver a estar en los puestos altos (41º) a sus 36 primaveras.

Dije uno de los líderes porque hay más. Y en SI le ceden la batuta de Milwaukee, por delante del ateniense, a Khris Middleton —sí, se han olvidado completamente de Jabari Paker. Veremos a qué precio—.

Si existía una remota —además de francamente optimista— razón para que Bojan Bogdanovic pueden hacerse este año con los Playoffs, esa se llama . Quizás el mayor talento ofensivo entre todos los centers de la liga. Llega fuerte, llega sano, y así lo advierten los hacedores de esta lista aupándolo al puesto 38. Ojalá, por cierto, tampoco se equivoquen con el 37. . Si está saludable, cumplirá con las expectativas.

Hassan Whiteside. El renacido, el milagro de la D-League, el premio a la tozudez y a las terceras oportunidades. El muro más interminable de la NBA se ha ganado, primero, un contrato dorado con los Heat, y segundo, la consideración de jugador fundamental en Florida este año con su puesto 35º. Dos pívots más por delante, sin embargo. un mítico, Dwight Howard. y otra muralla, Rudy Gobert. Interesante ver cual de estos tres dejará una huella más profunda esta temporada.

Y dos balazos de melancolía antes del continuará. Cierran este fascículo un Dwayne Wade que 14 años después vuelve a casa, y un que no habrá quien mueva de Dallas hasta que diga adiós al baloncesto. 34 y 38 años respectivamente. Es hermoso ver en estos dos casos que quien tuvo retuvo, y que aún sigue habiendo hueco de sobra para el talento y la elegancia, y no sólo para el atleta, en la NBA.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Los campeones europeos en la NBA

Kobe cierra el último trailer de NBA 2K17

Siguiente