Isaiah Thomas: “No tengo nada que demostrar”

La vida de , ya saben, ha cambiado mucho desde que fuera el ídolo de Boston hace apenas un año a ahora, solo con Denver capaz de ofrecerle un contrato por el mínimo en el mercado estival de 2018. En todo este tiempo Thomas pasó por dos traspasos, uno de los a los en agosto de 2017, otro de los Cavs a los Lakers el pasado mes de febrero, y siempre en el horizonte la lesión de la cadera, la misma que le obligó a parar en los playoffs 2017 con Boston, la misma que casi tumba su viaje a Cleveland, la misma de la que no se recuperó bien y bajo la que precipitó su vuelta en enero de 2018; la misma, en definitiva, que le ha asolado de forma permanente, que le obligó a precipitar su final de temporada con los Lakers y que ha dejado un reguero de dudas sobre su salud.

Listo para el ‘training camp’

Precisamente la caída a los infiernos deportivos de Thomas se explica a través de esa tortuosa cadera, dañada hasta la extenuación, culpable de que un base como él, que en la primavera de 2017 se comía el mundo, que apuntaba al contrato máximo para el verano de 2018, tenga solo el par de millones por la 2018-19 que le ofrece Denver.

Pero Thomas únicamente quiere mirar hacia el futuro, un porvenir donde los y solamente los le pueden dar la ocasión de volver a ser, o parecerse, a quien era. Mientras, estos días, el base ha sido parte del USA Team que trabajó la semana pasada en Las Vegas, a las órdenes de , dentro de la lista de 35 jugadores NBA que apuntan a la Copa del Mundo de China 2019 y a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

“Estoy centrado en recuperarme y en hacer lo que pueda para estar todo lo sano posible y salir a competir”, apuntó Thomas, desde Las Vegas, a The Washington Post. El director de juego, que trabajó horas extras al lado del preparador , aseguró al Post que sí, que “por supuesto” estará en el training camp con los Nuggets, listo para la acción

Nada que demostrar

No solo Thomas tiene logros que conseguir en el plano individual con la franquicia de Colorado, sino también en el plano colectivo, dentro de una entidad necesitada, como mínimo, de estar en los playoffs. Ese es el objetivo, en el duro Oeste, que se marca The King in The Fourth.

“El objetivo es ser un equipo de playoffs. Estuvieron (los Nuggets) a un encuentro de lograrlo”. Thomas se refiere al duelo final de la Temporada Regular entre Denver y Minnesota, por la última plaza para las eliminatorias por el anillo en el Oeste. Quien venciera, se metía en la post temporada. Y ganaron los Wolves.

“Estoy aquí para ayudar de la forma en que pueda. Sé que confía en quién soy, como persona y como jugador. Me va a dar la oportunidad y la voy a aprovechar. No tengo nada que demostrar. Solo recuperarme. El mundo sabe de lo que soy capaz. Cuando promedié 30 (puntos por partido), dudaron. No importa. No importa lo bien o lo mal que lo hagas, siempre van a dudar”.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Los Celtics despiden a Rodney Purvis

David Fizdale visita a Porzingis en Letonia

Siguiente