Jonathan Isaac no da una fecha para su regreso pero afirma “estar cerca”


Ha pasado casi un año desde que Jonathan Isaac sufriera una grave lesión de rodilla durante su participación en la burbuja de Orlando. El alero de los Magic fue diagnosticado con una rotura del ligamento cruzado anterior y el menisco izquierdo, devolviendo unas descorazonadoras previsiones que terminaron por cumplirse: todo el curso 2020-21 en blanco.

A solo once días del arranque oficial de la temporada baja —más bien de la agencia libre—, Isaac atendió al medio The Athletic en las instalaciones de entrenamiento de la franquicia. La política interna de la organización suele tratar los plazos de recuperación con un gran hermetismo, pero el jugador admitió hallarse en una etapa avanzada del proceso.

“Realmente no puedo darte esa información”, afirmó Isaac al ser preguntado sobre una fecha exacta para su regreso. “Pero me siento bien. Últimamente he podido ponerme en movimiento de verdad. He podido trabajar con el entrenador en la cancha, así que me siento bien. No tengo un cronograma específico, pero estoy bien. Estoy cerca.”

Isaac añadió que ha realizado sesiones de tiro en suspensión durante “bastante tiempo”, lo cual es otra esperanzadora señal para la franquicia, sumida en las primeras etapas de una nueva reconstrucción tras hacer limpia durante el cierre de mercado del pasado mes de marzo.

La propia situación de Isaac añade un plus de incertidumbre a este proceso interno. El de Nueva York emerge como el jugador más prometedor de la plantilla, incluido un potencial inmenso para convertirse en All-Star o luchar por el premio al Defensor del Año.

Sin embargo, las lesiones han causado estragos a lo largo de su breve carrera en la NBA. Tras ser elegido en la sexta posición del draft de 2017 tan solo ha podido participar en 136 de los 309 partidos de regular season posibles, lo que supone perderse dos campañas al completo.

Todos estos encuentros perdidos suponen un duro golpe a su desarrollo, particularmente en el ámbito ofensivo, donde precisa de mayor trabajo. Isaac es asiduo a las sesiones de vídeo pero el aprendizaje no se completa hasta ser plasmado en una cancha con cierta continuidad.

No obstante, la franquicia mantiene una confianza absoluta en él y lo ha catalogado como una pieza intocable dentro del roster. De hecho, los Magic lo renovaron por cuatro años y 80 millones de dólares antes del inicio de la temporada 2020-21.

Por su parte, Isaac no tiene duda alguna sobre su estado y confía plenamente en que superará este particular calvario con las lesiones. “La parte más agradable de este proceso es simplemente crecer, manteniendo una actitud positiva, justo después de sufrir un revés”, agregó el alero. “Le doy a Dios toda la gloria por eso. Me ha mantenido exactamente donde necesito estar. El poder verme avanzar lentamente todos los días, mejorando y recuperándome. Es la parte más satisfactoria: saber que voy a volver. Solo es cuestión de tiempo.”

A su regreso, Isaac se encontrará con un panorama interno muy distinto. A la renovación de la plantilla se unirá la llegada de un nuevo entrenador. El pasado 11 de julio, los Magic anunciaron a Jamahl Mosley como reemplazo de Steve Clifford al frente del banquillo. Un cambio de cromos que no afectará a la visión general de Isaac.

“Con el entrenador Cliff, siento que todo el mundo se subió al carro y nos tomamos en serio el equipo que queríamos ser y el lugar al que queríamos llegar. Y hubo resultados”, añadió Isaac. “Así que va a ser lo mismo con el entrenador Mosley: todos concentrados, queriendo estar dentro y dar lo mejor de nosotros. Y mejoraremos como equipo”

(Fotografía de portada de Kim Klement-Pool/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.