Kemba Walker admite haber estado cerca de firmar por los Knicks


Kemba Walker mantiene un vínculo muy profundo con la ciudad de Nueva York. Curtido y desarrollado en las calles del Bronx, el actual base de los Celtics asistió al Rice High School de Harlem antes de completar su mudanza a la Universidad de Connecticut. Con la camiseta de los Huskies se proclamaría campeón de la NCAA en 2011, año en el que también recibió el galardón al Mejor Jugador del Torneo, el premio Bob Cousy al mejor base y el Lute Olson al mejor jugador con al menos dos años en el mismo equipo.

Seleccionado en la novena posición del draft de 2011 por los Hornets, su día a día ha distado mucho de La Gran Manzana. Su carrera ha transcurrido entre Charlotte y Boston, mientras que cada visita al Madison Square Garden para medirse a los Knicks no ha estado exenta de cierta ilusión y emotividad.

Ahora, Walker ha admitido que consideró seriamente regresar a casa durante la agencia libre de 2019. El base reconoció que los Knicks eran una de sus principales prioridades. Sin embargo, la incapacidad de firmar a otra gran estrella echó por tierra su contratación.

“Para ser honesto, sí. Sí, fue una posibilidad muy real. Antes de que llegara Boston, los Knicks eran una de mis principales prioridades. Pensé que iban a conseguir a otro gran jugador, pero finalmente no fue así”, declaró Kemba en el podcast R2C2 de The Ringer.

Durante muchos meses se especuló con que Kevin Durant y el propio Kemba Walker compondría el dúo estelar con el que los Knicks se reforzarían para asaltar el trono de la Conferencia Este. El dos veces MVP de las Finales estuvo vinculado a la franquicia neoyorquina a lo largo de gran parte del curso. Él mismo estableció a los Knicks como una de sus preferencias. Sin embargo, el alero terminaría firmando por los Nets y meses después afirmaría que los Knicks no son un destino atractivo. Con la opción de Durant descartada, Kemba Walker aceptó la oferta de Boston.

Que dos jugadores de nivel All-Star y All-Team hayan tenido en cuenta a los Knicks habla muy bien de lo interesante que sigue siendo el mercado de Nueva York pese al nefasto rumbo seguido por la franquicia durante los últimos años. Ahora, con Tom Thibodeau al frente del banquillo, los Knicks esperan construir una nueva base y una cultura ganadora que los eleve a un nuevo status dentro de la liga.

(Fotografía de portada de Elsa/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.