La familia de Dennis Smith Jr., afectada por el Huracán Florence

se encontraba cenando con sus amigos en un conocido restaurante vietnamita cuando recibió un mensaje de su primo Isaiah Whorley. En dicho mensaje le mostraba un vídeo sobre como un vehículo militar quedaba atrapado bajo las aguas torrenciales en su localidad natal de Fayetteville, Carolina del Norte, tras el paso del Huracán Florence.

El jugador de Dallas quedó en estado de shock ante tales imágenes. “No podía creerlo”, dijo a The Undefeated. “¿De verdad un camión militar tan grande podía estar sumergido en el agua? No podía creer lo que estaba viendo. Escuché que el río Cape Fear había crecido como un metro y medio”, agregó.

De acuerdo con el medio Fayetteville News & Observer, el Gobernador de Carolina del Norte, Roy Cooper, describió el Huracán Florence como una “tormenta épica” y señaló que el Estado no había vivido hasta la fecha una inundación de tal magnitud.

“Tras ver las imágenes empecé a preocuparme por mi padre”, admitió el jugador. “Dijeron que el huracán iba directamente a Fayetteville y que podía llegar hasta una magnitud de 5. Así que entonces fue cuando empecé a llamar a los demás miembros de mi familia para asegurarme de que estuvieran bien. Tenía la esperanza de que salieran de la zona, pero también sabía que la familia Smith no se movería. Mi padre me dijo que prepararía su bote, que tenía un generador y que se quedaría”, explicó.

Desde el pasado martes más de 2.600 personas han tenido que ser rescatadas por los problemas ocasionados. Asimismo, según fuentes oficiales, hay al menos 14 fallecidos desde que el huracán tocó por primera vez las tierras de Carolina del Norte el 14 de septiembre. El citado diario local añade que, según los registros oficiales, 81 personas han tenido que ser socorridas en la localidad de Fayetteville.

El presidente de Charlotte Hornets y ex jugador de baloncesto Michael Jordan ha donado recientemente un total de 2 millones para ayudar a las víctimas del Huracán Florence. Por su parte, Smith, de 20 años, trata de descubrir qué hacer para ayudar a los suyos.

“La casa mi primo Leon se ha inundado. La casa de mi primo Reggie, también. Pero tenemos una familia tan grande que todo el mundo está siendo atendido. Este es el huracán más grande que haya pasado hasta la fecha. Mi familia me mantiene informado todo los días”, señaló Smith Jr.

Smith Jr. planea volver próximamente a su hogar junto al entrenador asistente Darrell Armstrong, natural de Gastonia (Carolina del Norte), para tratar de ayudar a las víctimas. “Solo tienen que mantener la fe. Hay muchas cosas que están fuera de nuestro control. Lo único que puedes controlar es la fe que tienes dentro de ti”, concluyó.