Los Hawks, prendados de Mo Bamba

gusta a todos. No es una forma de hablar, sino la realidad de un chico que lleva semanas trabajando para los equipos de la NBA a la vez que recibe elogios.

En Chicago impresionó con una velocidad endiablada y a los Celtics les hizo pensar en acometer un traspaso para poder seleccionarlo en el Draft. Y no queda ahí la cosa. Tras entrenar con Atlanta esta misma mañana, Rick Bonnell de The Charlotte Observer comenta que la franquicia de Georgia ha quedado encantada con el despliegue del pívot tanto dentro como fuera de la cancha.

Sus cualidades físicas y su envergadura saltan a la vista, pero lo que más está llamando la atención en las últimas fechas es su ética de trabajo y su capacidad de mejora. Si dejó la universidad con 27,5% en triples, hace dos días finalizó un con un 80% de acierto.

Momento idóneo

Aunque por el momento Sports Illustrated y NBADraft siguen situando a Bamba en el puesto 6 del Draft, el cual corresponde a Orlando Magic, su brillo en los entrenamientos pueden catapultarlo más arriba. A una semana del gran día, equipos como Atlanta, el cual posee el pick 3, se pensarán dos veces su elección antes de pasar de un jugador cuyo cartel ha crecido en las últimas semanas.