Los mejores Wolves del año cierran la racha de Houston


De todos los aspirantes a cerrar la mejor racha en activo de la NBA, los Timberwolves no parecían la apuesta más segura. Pero los Rockets vieron interrumpida su trayectoria descendente en su visita a Minneapolis ante un equipo que por una vez mostró su enorme potencial. Bajó la dirección de un espléndido Ricky Rubio, Minnesota sacó una de sus mejores victorias de la temporada por 119-105 ante Houston.

El cerebro de los Wolves

Sin una defensa que funcionara y un relativamente día desde el triple (15/42) para lo que venía siendo habitual, Houston se vio superado por un ataque de los Timberwolves especialmente preciso. Ricky Rubio (10 puntos y 17 asistencias, igualando récord personal y de franquicia, por solo 1 pérdida) alargó su buena racha de juego. De sus manos salió el mejor ataque de Minnesota, falto de un firme timón en otros momentos de tormenta de la temporada.

Andrew Wiggins (28 puntos), Karl-Anthony Towns (23 puntos, 18 rebotes y 3 tapones) y Shabazz Muhammad (20 puntos) fueron los que mejor aprovecharon la mejor creación de juego de los Timberwolves. El equipo de Tom Thibodeau dominó durante gran parte del partido ante unos Rockets que parecieron no tener las piernas tan frescas tras jugar la noche antes en la cálida Houston y aterrizar en la helada Minneapolis (más de 30ºC de diferencia entre ambas ciudades).

Un paso atrás

James Harden mantuvo su calor habitual, pero sus 33 puntos y 12 asistencias no sirvieron, contagiándose de la complicada noche en el tiro de sus compañeros (2/11 desde fuera del arco). Ryan Anderson (18 puntos) y Trevor Ariza (16) no evitaron una derrota que se empezó a fraguar en los minutos finales. Pese a la debilidad que Minnesota ha mostrado esta temporada para cerrar partidos, los Rockets no pusieron más problemas de los necesarios para aprovechar sus buenas rachas de juego.

Tras derrotar al equipo más en forma de la liga, los Timberwolves suben un escalón en la clasificación del Oeste, adelantando con un 13-26 a Phoenix. Un balance que en otros años sería ya sinónimo de eliminación virtual, pero que en el extraño Oeste de 2016-17 le mantiene aún con opciones de ser octavo de la Conferencia. Una situación a la que los Rockets se mantienen ajenos incluso perdiendo en Minneapolis, quedándose terceros con un todavía excelente 31-10.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.