Los rumores de traspaso motivan a Jordan Clarkson

es de lo poco que ha funcionado en Hollywood mientras los ‘paseaban’ por el desierto. Elegido en el puesto 46 del Draft de 2014, este chico formado en Missouri demostró desde el primer día estar preparado para jugar en Los Ángeles. En su primera temporada superó holgadamente los 10 puntos por partido (fueron 11,9) y desde entonces no ha titubeado ni una noche. Sin embargo, puede no ser suficiente para continuar entre las estrellas.

Pese a que su rendimiento se ha mantenido alto ante cualquier circunstancia, el plan de Magic Johnson –tal y como anunció hace meses– pasa por ser muy agresivo en la agencia libre 2018, y para conseguirlo puede ser que Clarkson acabe con el cartel de damnificado. No hablamos de baloncesto, lo hacemos de dólares.

Renovado en verano de 2016 con un contrato de cuatro años y 50 millones de dólares, es justo esa firma la que puede acabar separando su camino de el de la Fiebre Amarilla. Magic quiere tener el máximo espacio salarial para la próxima agencia libre, y aunque no suma ni 50 millones en contratos garantizados para el curso 2018-19, restar el de Clarkson (12,5) puede ayudarle a cumplir sus objetivos.

Esa cuenta, con la que se lleva trabajando desde agosto, cuando Eric Pincus de Bleacher Report apuntaba que la franquicia de California podía buscar un traspaso, ha llegado a oídos del base angelino. Lejos de preocuparse, Clarkson lo usa como una razón más para seguir trabajando.

“Para mí es motivación. Es un negocio, vas a estar aquí o en otro sitio. Donde sea que esté, quiero ser productivo”, comenta antes de dejar lugar para la sonrisa. “En primer lugar quiero jugar bien por mi familia. Pero detrás, en segundo lugar, probablemente estén las chicas. Me encantan y no les gustas cuando estás deprimido”, explica a Los Angeles Times.

Su mejor año

Los Lakers podrán ganar 12,5 millones de dólares, pero perderán una gran aportación en pista. Pese a su regularidad, Clarkson ha visto como sus minutos se veían reducidos hasta una media de 21; es decir, juega menos que en cualquier temporada anterior. ¿Su respuesta? El mejor juego de su carrera. Anotando 14,8 puntos por noche, el jugador angelino dispara un 50,3% en tiros de campo y un 39,5% en triples. Los datos están ahí. La decisión en el despacho de Magic.





Canal Telegram
Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.