Luka Doncic roza su primer triple-doble en la NBA y Dallas corta su mala racha


Después de seis derrotas seguidas, los texanos se reencuentran con el triunfo. La cruz, NOLA, quinto partido consecutivo sin ganar y hundidos en el Oeste

Se estaba llevando todos los focos, los de antes y los de ahora, pero Dallas estaba a su vez sumido en una racha tremenda de derrotas que le había puesto en balance negativo y le había echado fuera de los puestos de playoffs. Tras su canasta imposible que forzó la prórroga ante los Blazers el 23 de diciembre, duelo que se saldó con el sexto tropiezo seguido de los Mavericks, Doncic volvía a la acción tres días después. Y otra vez brillante trabajo, justo ahora que se han abierto las votaciones para el All-Star.

Doncic rozó el triple-doble

La diferencia radicó anoche en que la gran labor del esloveno fue recompensada con triunfo. Los Mavericks se reencontraron con la victoria, algo que no paladeaban desde el 12 de diciembre. Doncic, sublime, se acercó a su primer triple-doble en la NBA, algo que casi consiguió en su duelo del 10 de diciembre ante los Magic, cuando se quedó a 1 asistencia de lograrlo, y algo que ayer tocó con los dedos en el triunfo sobre los Pelicans (122-119). A Doncic le faltó 1 rebote para abrazar el triple-doble: 21 puntos, 9 rebotes y 10 asistencias. Es su quinto doble-doble en la liga.

Doncic cerró el choque con un 3/4 en tiros libres en el último medio minuto, que permitió que los Mavericks pasaran del empate a 119 al 122-119 definitivo. El martirio constante que fue el esloveno para la defensa rival quedó reflejado en la de veces que acudió a la línea de personales, para terminar la noche con 11/12 en esta faceta.

“Se ha hecho un nombre él mismo. Que te conozcan así después de unos pocos meses en la liga es una gran señal”, apuntó su compañero de vestuario y mito de los Mavericks, Dirk Nowitzki, sobre el impacto de Doncic en la NBA.

Quinta derrota seguida de NOLA

New Orleans se está hundiendo en el fondo del Oeste. Es penúltimo, con un pobre balance de 15-20, fue que de 15-15 antes de que los Pelicans firmaran cinco derrotas seguidas. Ahora mismo NOLA está a 4,0 partidos de puestos de eliminatorias por el anillo. Ni siquiera un gran Anthony Davis, como es costumbre, pudo revertir la tendencia. La Ceja acabó con 32 puntos y 18 rebotes. Que Doncic fallara uno tiro libre en esa última secuencia dio la opción a los visitantes de llevar el partido al tiempo extra. Necesitaban un triple. Pero Davis, en un tiro ligeramente cómodo, falló. Doncic, quién iba a ser, amarró el rebote largo y simplemente tuvo que esperar a que sonara la bocina.

Este viernes, nuevo asalto entre ambas escuadras, con las acciones trasladadas a New Orleans, donde los Pelicans tratarán de cortar la sangría de derrotas antes de que sea demasiado tarde. El Oeste no perdona. Dallas respira algo más y se sitúa 16-17, a dos triunfos de los playoffs.

(Fotografía de portada: Christian Petersen/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.