Paliza de récord de los Raptors a Golden State


Tras un fatídico mes de marzo en el que ganaron solo uno de sus 15 partidos, los Raptors han celebrado la llegada de abril con un absoluto festín. El cuadro canadiense aplastó a los Warriors por 130-77, unos 53 puntos de ventaja que suponen la victoria más amplia en la historia de la franquicia, superando la lograda ante Indiana por 127-81 la temporada pasada. De esta forma, Toronto vuelve a la lucha por el play-in a lo grande, pues empata con los Bulls, décimos del Este, a 19 triunfos, aunque con dos partidos más.

Este se ha convertido en el triunfo más contundente del curso, superando la paliza que los Mavericks propinaron a los Clippers en diciembre, cuando se impusieron a ellos por 127-73. Además, el cuadro de Nick Nurse llegó incluso a ganar por 61 puntos de diferencia (121-60), una distancia que no se veía en la NBA desde 2018, cuando los Hornets llegaron a contar con 65 tantos más que los Grizzlies.

La ventaja de Toronto era ya muy amplia al descanso, al que se marcharon venciendo por 62-42, pero terminó de dispararse tras un tercer cuarto en el que los Warriors completaron su hundimiento y recibieron un parcial de 46-14. Fue entonces cuando el choque comenzó a adquirir proporciones históricas, y los locales, necesitados de una buena dosis de confianza, no cesaron al ver la sangre y trataron de ahondar en la herida del rival. Golden State, por su parte, no puso apenas impedimentos, y con las bajas de Stephen Curry y Draymond Green firmó un paupérrimo 32,9% de acierto en el tiro y 21 balones perdidos, lo que hizo de ellos la presa ideal para los Raptors.

Pascal Siakam, con 36 puntos, fue el hombre que más brilló, y añadió 7 rebotes, 5 asistencias y 2 robos para redondear unos fantásticos 31 minutos sobre la pista. El segundo en anotación fue Gary Trent Jr., quien se ha adaptado rápidamente a su nuevo equipo y volvió a destacar con 24 tantos y un 6/9 en triples. OG Anunoby y Malachi Flynn, con 21 y 16 puntos respectivamente, también firmaron buenos números.

“Perder no es divertido, así que cualquier cosa que nos levante el ánimo es bienvenida” reconoció Siakam. “Lo más difícil durante una racha de derrotas es mantenerse unidos, y es lo que hemos tratado de hacer. Con todo, esto no es más que un partido, y ahora tenemos que tratar de encadenar algunas victorias más”.

En los Warriors, el líder en anotación fue Andrew Wiggins, autor de 15 puntos, seguido por los 10 que lograron tanto Jordan Poole como Nico Mannion. Con esta, los californianos han sumado siete derrotas en sus últimos ocho partidos, marcados por la baja de Curry en muchos de ellos, y comienzan a poner en riesgo su décimo puesto del Oeste de cara al inminente sprint final.

(Fotografía de portada: Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.