Río 2016, día 3: EE.UU. y Australia abren hueco en el Grupo A

Pese a un inicio a medio gas, Estados Unidos no falló en su duelo contra Venezuela para imponerse por un contundente 113-69, apoyando en las ráfagas ofensivas de y Carmelo Anthony para romper el partido y en un grupo de reservas de auténtico lujo. De paso, el Team USA conoció el que se enfila como rival más importante en el Grupo A, Australia, que sigue invicta tras sorprender a Serbia por 95-80, solo dos días después de arrasar a Francia por 21 puntos. Por su parte, Les Bleus se recuperaron anímicamente ganando con contundencia pero sin brillo a China por 88-60.

De menos a más

Como en el partido de preparación que disputaron en Chicago 10 días atrás, Venezuela consiguió algo que ningún otro rival ha conseguido contra Estados Unidos: disminuir su capacidad anotadora. Las carencias ofensivas del actual campeón continental en América no permiten demasiadas alegrías más, pero al menos consiguió una proeza que parece imposible en papel viendo las plantillas, llegando con empate al final del primer cuarto por 18-18.

Pero la lógica se impuso pronto, y no hubo mejores instrumentos para ello que Kevin Durant y Carmelo Anthony, los dos jugadores de Estados Unidos (y, de rebote, de la competición olímpica) mejor preparados para romper un partido a su discreción. El parcial de 30-8 del segundo cuarto, justo cuando la defensa estadounidense decidió cortar las penetraciones a canasta de Venezuela, dejó el partido visto para sentencia, convirtiendo la segunda mitad en testimonial pese al gran esfuerzo de y Gregory Echenique por aguantar un resultado digno.

Eso sí, los dos cuartos finales sirvieron para que Estados Unidos presumiera de su envidiable fondo de banquillo. Por si había alguna duda, jugadores como Paul George, o DeAndre Jordan se mostraron listos para tomar el control del partido cuando sea necesario. El alero de los Pacers fue especialmente incisivo, regalando de paso a la vista la mejor jugada del partido con un contundente mate al contraataque. Al final, pasada la sorpresa inicial, el marcador fue el esperado para esta selección estadounidense: 113-69. Lo próximo para el Team USA será más complicado sobre el papel, con un duelo entre invictos contra Australia el próximo miércoles.

Por Venezuela, John Cox fue el máximo anotador con 19 puntos, desatando de paso el orgullo de su familiar más ilustre: Kobe Bryant. La recién retirada “Mamba Negra” no dudó en elogiar a su primo, hijo de su tío materno y ex jugador NBA Chubby Cox. Gregory Echenique, con experiencia estadounidense tras pasar por la universidad de Creighton, también brilló con 18 puntos y 7 rebotes. Eso sí, Estados Unidos tuvo a los mejores jugadores, con 20 puntos para Paul George, 17 para Jimmy Butler, 16 y 5 asistencias para Kevin Durant y 14 puntos para Carmelo Anthony y DeAndre Jordan. Un arsenal lejos del alcance de cualquier otro país del planeta.

La amenaza “aussie”

Australia volvió a sorprender a una potencia europea derrotando a Serbia por 95-80. Un espléndido partido de sus dos bases NBA, y , permite a los aussies colocarse con 2-0, compartiendo el liderato del Grupo A con Estados Unidos. El partido se mantuvo igualado hasta mediados del último cuarto, cuando Serbia acabó rindiéndose a la inspirada ofensiva australiana, rematado por varias jugadas de mérito de Patty Mills y a dos triples letales de .

Pero el auténtico motor de Australia había sido Matthew Dellavedova, quien terminó con 23 puntos (7/8 en tiros de campo), 13 asistencias, 2 robos y una soberbia defensa sobre , una de las estrellas de Serbia. Patty Mills confirmó su candidatura a revalidar como máximo anotador olímpico con 26 puntos, mientras que hizo de todo para acabar con 9 puntos, 12 rebotes, 6 asistencias y 3 tapones. Por Serbia, el mejor fue con 25 puntos, mientras que Milos Teodosic aportó 17 puntos, sin evitar su primera derrota en Río 2016.

Vencer sin convencer

Tras haber caído con una sorprendente claridad ante Australia dos días antes, Francia necesitaba reaccionar ante China. La débil campeona asiática solo aguantó un cuarto, pero a la vez siguió mostrando algunas de las carencias de la selección francesa en la primera jornada, tanto en una defensa débil ante entradas a canasta como unos problemas serios a la hora de distribuir el balón (23 pérdidas ante China). Aún así, el partido tuvo poco misterio tras una espléndida primera mitad de Nando De Colo que acabó dejando el partido más que sentenciado, acabando con un rotundo 88-60.

De Colo, con 19 puntos, fue el máximo anotador del partido con aportando 14 puntos y 8 asistencias al triunfo francés. también mostró su contundencia en la pintura, con 10 puntos, 8 rebotes y 5 tapones. Por China, volvió a ser el máximo anotador con 19 puntos, mientras que , elegido en el pasado draft por Memphis, tuvo espléndidos minutos en la zona francesa acabando con 11 puntos, aunque lastrado por problemas de faltas


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Las estrellas de la tercera jornada olímpica

Emeka Okafor intenta regresar a la NBA

Siguiente