¿Tiempo para Middleton 2016-2017?


Nunca se sabe; puede que los Milwaukee Bucks lleguen a mayo con la temporada terminada y pensando en la próxima ceremonia del draft. También puede ocurrir que encaren las lluvias espoleándose a sí mismos en un arreón final por cruzar la meta entre los ocho primeros. Y quizás, de ser éste último el caso, un empujón inesperado, anímico y baloncestístico, podría marcar la diferencia.

Kris Middleton, en septiembre considerado por el momento jugador franquicia de los Bucks, veía como sus isquiotibiales se desgarraban, así como su prometedora temporada. Los médicos dijeron seis meses, y jugador, fisios y staff empezaron a hacer cálculos.

En la NBA, a veces optan por el camino largo y seguro, a veces por el atajo. Middleton, con el calendario en la mano, puede escoger el sendero del medio, por el cuál podría llegar en condiciones notables para un final de regular season emocionante. La madera, por el momento, ya vuelve a crujir bajo sus pies.

Desoxidándose

«He estado lanzando un poco. Simplemente estoy tratando de recuperar un poco la forma en el tiro. He estado haciendo algo de rutina en lanzamientos de media distancia, quizás con uno o dos dribles. Nada extenuante», ha comentado para el Woelfel’s Press Box.

No hay garantías ni presión en la agenda del versátil forward; pero es evidente que, por más cautos que sean de cara a los medios, en terreno buck harán lo posible por hacerle llegar.

Los Bucks sin Kris

Pues ahí van. Que si sí que si no. Novemos a un par de victorias de Playoffs, y poco a poco y al trote encontrándose a sí mismos. A Jason Kidd le ha costado arrancar la temporada, pero parece que, un curso después, va reencontrando la fórmula. Hallar el equilibrio entre Giannis Antetokounmpo y Jabari Parker era y es el kit de todo.

Más ajustes que siguen sucediéndose. El rol de point guard, tras el trueque MCW-Snell, quedaba flotando entre un desangelado Dellavedova y el invento del Greak Earvin Freak. Luego, ahí están las semillas emergentes de Malcolm Brogdon y Rashad Vaughn, que ponen en liza a Michael Beasley y Mirza Teletovic y en una interesante tesitura de preferencias a su entrenador.

La volatilidad no cesa si uno mira a un pívot que debería estar consolidado como Greg Monroe, condenado por el small ball; y así podríamos seguir. Pero parece que, a pesar de todo, ahí pueden estar los Bucks, dando guerra hasta el final. Y recuperar a uno de sus generales en el asalto final, podría suponer un seis-doble llegado el momento de la última tirada.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.