Tyler Ulis ilumina una emocionante tarde en Las Vegas


Desde que la Liga de Verano cambió su formato tradicional, dejando de ser básicamente una serie de amistosos sin resultado relevante para convertirse en un torneo con ganador final, la competitividad entre los equipos ha aumentado de forma considerable. La ronda de cuartos de final disputada este sábado fue un claro ejemplo de como ganarse un puesto en la NBA o acostumbrarse al ritmo de la competición han dejado de ser los únicos objetivos de sus jugadores participantes. Ganar también cuenta.

Los asistentes al Thomas & Mack Center vivieron una apasionante sesión de cuatro partidos decididos al filo de la navaja, dos de ellos necesitando prórroga (de solo 2 minutos en Summer League). Jugadores con presente y futuro NBA como Tyus Jones, Jamal Murray, Bobby Portis o Jordan McRae vivieron una buena tarde a nivel individual en Las Vegas, pero nadie apostó por su suerte como manda la tradición en la Ciudad del Pecado con el éxito de Tyler Ulis.

El base novato de los Suns, quien está firmando un excelente Liga de Verano, metió la canasta del torneo. Un triple desde 10 metros sobre la bocina de Ulis le dio la vuelta al tiempo extra ente Phoenix y Denver, metiendo al equipo de Arizona en las semifinales. Los 29 puntos de Jamal Murray, quien tuvo momentos espectaculares en ataque, y el doble-doble (10 puntos y 12 rebotes) de Juancho Hernangómez acabaron quedando sin premio. Por Phoenix, además de Ulis (19 puntos), destacó especialmente el alero agente libre Troy Williams, quien guió el ataque de los Suns con 22 puntos.

El rival de Phoenix en semifinales será Minnesota, quien pese a la baja del prometedor Kris Dunn, aún recuperándose de una conmoción cerebral, consiguió superar en otro emocionante partido a Toronto. Una falta de pillo forzada por Tyus Jones (21 puntos) sobre el pívot angoleño Yanick Moreira y sus dos tiros libres posteriores sentenciaban en el último segundo para que los Wolves ganaran por 81-79. Otro agente libre como Xavier Silas (ex-Sixers) sería el máximo anotador de Minnesota con 22 puntos, mientras que Norman Powell lideraba a los Raptors con 17. El susto para el equipo canadiense lo dio Delon Wright, base de segundo año, quien sufrió una dislocación en su hombro derecho, sin más consecuencias a largo plazo.

En el otro lado del cuadro, los Cavs también necesitaron tiempo extra para derrotar a Brooklyn, aunque un rápido 8-0 en los dos minutos de la prórroga sentenciaba sin el drama de otros partidos. Jordan McRae, el único ganador del último campeonato que Cleveland ha llevado a Las Vegas, volvió a liderar al equipo con 25 puntos (a costa de un 7/24 en tiros de campo). Sean Kilpatrick, también con 25 puntos, y el sorprendente Beau Beech con 15 lideraron el esfuerzo de los Nets pese a caer por un 91-83 final.

Chicago será el cuarto equipo que aspirará a entrar en la gran final del lunes, con un clásico de división a Cleveland programado para semifinales. Los jóvenes Bobby Portis (17 puntos y 9 rebotes) y Denzel Valentine (14 y 10), quienes deberían estar en la rotación de los Bulls el próximo año, lideraron a Chicago ante los Wizards. Los 22 puntos y 5 triples de Jarell Eddie fueron su mejor arma, para remontar en los últimos minutos. Un triple del alero de Washington bre la bocina que no entró hubiera forzado una prórroga que, esta vez, no llegó.

Así pues, el simbólico honor de ser el campeón en Las Vegas será cosa de cuatro, con Phoenix-Minnesota y Chicago-Cleveland como semifinales. Si bien ninguna de las franquicias aspirantes estará especialmente dispuesta a colgar el banderín de campeón en el techo de su pabellón en caso de victoria, sus jugadores se lo tomarán como algo personal. Llegado a este punto, mostrar el carácter ganador es ya una obligación de cara al futuro.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.