Vonleh quiere aprovechar la oportunidad de los Knicks

no ha tenido un verano sencillo. Tras finalizar su compromiso con Chicago Bulls, el jugador formado en la Universidad de Indiana apenas ha tenido ofertas formales en el mercado de agentes libres. Sí hubo interés por parte de Milwaukee Bucks o San Antonio Spurs, pero nada definitivo. Tuvo que ser Scott Perry y los New York quienes finalmente se decidieron a concederle una nueva oportunidad mediante un contrato por 1 año y el mínimo salarial, pero no está garantizado.

Nadie le asegura un puesto en la plantilla que dirige Fizdale; no obstante, quiere aprovechar la nueva oportunidad que se le ha brindado y exprimir todo su potencial, sobre todo en el aspecto reboteador. “Para estar en la NBA debes tener una habilidad de élite y hacer algo realmente bien. Rebotear siempre ha sido lo más importante para mí… Esa es la habilidad que me hizo llegar a la NBA y es lo que me gusta”, señaló al NY Post.

“Vi esto como una gran oportunidad. Con el entrenador Fizdale en el banquillo, hay muchos jóvenes con muchas ganas. Escuché cosas muy buenas sobre él… Comenté con él sobre lo que puedo aportar como jugador y llevarlo al equipo”, agregó.

El año pasado en su camino entre Portland y Chicago cosechó 4,6 rebotes en apenas 16,7 minutos sobre el terreno de juego. En ausencia de Porzingis y de Kyle O’Quinn, quien optaba por firmar con Indiana Pacers, sabe que su trabajo será importante en la pintura: “Creo que puedo darles muchísimo. Perdieron a tipos como Kyle (O’Quinn) y Porzingis ahora mismo está lesionado. Enes Kanter también es un gran reboteador, pero creo que puedo ayudarle y aportar mucha energía a este equipo”.

Con el futuro de Noah más en el aire que nunca, Vonleh deberá pelear minutos con el novato Mitchell Robinson, un interior muy atlético que ha impresionado en las Ligas de Verano. El jugador apenas tiene 23 años, y se encuentra en una situación muy parecida a compañeros suyos como Burke, Mudiay o Hezonja, todos ellos aún por explotar.

“Eché un vistazo a nuestra plantilla. Tenemos muchas elecciones de lotería. Hablé con Scott (Perry) y el entrenador Fizdale. Tenemos un montón de compañeros que llegaron desde el Draft y por una razón. Así que muchos de nosotros hemos cambiado al chip con esta nueva temporada. Muchos de ellos tienen un hambre muy grande… Y podría ser un año muy bueno si todos tenemos tantas ganas. Pueden suceder cosas muy buenas”, explicó.

Seleccionado en el puesto 9º del Draft 2014 por Charlotte Hornets, en cuatro años como profesional atesora unos promedios de carrera de 4,1 puntos, 4,7 rebotes y 15,5 minutos en 231 partidos oficiales (113 como titular).