Waiters, orgulloso: “No pienso salir desde el banquillo”

Ya conocimos un poco del carácter de , tras que éste se destripara en The Players Tribune. El conformismo, la docilidad, el segundo plano, no es algo que case en absoluto con la personalidad del shooting guard.

Por eso, ante la sugerencia de cierto sector de la grada de que quizás lo mejor para el equipo sería que Waiters saliera desde el banquillo, viendo su rendimiento de las últimas jornadas, su reacción no sorprende lo más mínimo. El escolta de Philly está anotando bastante (15,4 puntos) pero con flojos porcentajes: 40,1% de acierto en tiros de campo en lo que va de temporada.

Eficacia sin eficiencia

Lo cierto es que tampoco es una eficiencia especialmente inferior a la del curso pasado, el cual cerró con un 42,4%. Pero desde donde sí se nota un bajón notable es desde el triple, del 39,5 al 32,6.

En cuanto a importancia, a volumen de tiros, se mantiene igual, en 14,5 tiros por encuentro. Sin embargo robotea y asiste menos que la campaña anterior, además de acudir sólo dos veces a la línea de personal; cifra escueta para un jugador que se percibe como vertical y agresivo. Todo esto lo hace en algo más de media hora de juego.

Hasta ahora lo ha jugado todo de titular: 22 de 22.

está confiando en él, a la espera de un rendimiento acorde a su contrato firmado este verano (52 millones en 4 temporadas), pero hace unos días daba las primeras señas de que su paciencia es finita: “Tiene que ser más eficiente. Él lo sabe. Tiene mucho tiempo el balón en sus manos y debe haber mayor compromiso para abrirlo o ponerlo en la pintura. Tiene que estar más comprometido con hacer las jugadas correctas y no conformarse con pull-ups de bajo porcentaje, sobre todo cuando hay tiempo en el reloj para explorar otras opciones en nuestro ataque”, reconocía entonces en declaraciones al Miami Herald.

Cuarto escolta de la Liga…

Waiters, siete abuelas y amor propio para colmar un país pequeñito, opinaba sobre sí mismo en julio: “Soy el cuarto mejor escolta de la Liga”, aseveraba. Por delante, sólo contemplaba a Harden, Thompson y Wade, y a rebufo suyo a DeMar DeRozan. Y hoy, no obstante, el debate es si merece o no ser titular en su actual equipo.

“Soy titular en esta Liga. Eso es lo que soy. Voy a cortar este tema de raíz. No pienso salir desde el banquillo”. Lo suficientemente taxativo como para que el reportero de Palm Beach Post no vuelva a insistir durante un tiempo sobre este tema.

Waiters no quiere dar pasos hacia atrás; o lo que él entiende como tal. Después de todo, no le es una situación desconocida. En sus años NBA, suma 110 titularidades de 289 apariciones. Sin embargo, asegura hoy que nunca se ha encontrado cómodo en ese papel. “Nunca me ha gustado ese rol. Simplemente lo asumía”.

En la comparativa sobre si su rendimiento es mejor como titular o saliendo de reserva, la diferencia no es apenas significativa.  De inicio promedia 15,3 puntos con un 41,4% de acierto (35,1% en triples), en comparación con sus 11,6 puntos y 41% de tino (33,3% en triples) actuando desde la suplencia.

Pésima racha

El principal enemigo de Waiters es él mismo; su inconsistencia es de lo más preocupante. En las tres últimas semanas ha tenido noches desastrosas. Hojas estadísticas de 0 de 10, 2 de 10, 3 de 10 y 1 de 10 en tiros de campo. Inaceptable.

Y lo más importante: está afectando a la marcha del equipo. Actualmente los se ubican fuera de playoffs, décimos, con un balance negativo de 11-13.

Por ahora sigue siendo el colega de Goran Dragic en la curva del perímetro —otro sumido en una mala racha en el tiro—, frente a un juego interior más mutable y versátil en la pizarra del coach. Spo aún confía en él. “Él solo tiene que insistir e incidir en esos lugares donde puede ser agresivo”.

¿Pero, por cuánto más tiempo?

 


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.


Anterior

‘El lebronazo’

Los 76ers, “en cueros” ante los Cavaliers

Siguiente