Carmelo espera que los Knicks retomen las conversaciones con Houston

Lo venimos diciendo desde hace meses: nunca se escribe el último capítulo en el Melodrama, un serial sobre el futuro de que ahora vive un nuevo empuje. Un par de días atrás, los decidieron parar todas las negociaciones para traspasar a Carmelo Anthony y se centraron en una nueva estrategia, basada en convencer al jugador de que tiene sitio en New York y de que cuentan con él.

Una labor que será ardua, toda vez que la propia franquicia, sobre todo con el despedido Phil Jackson al frente, se encargó de decir a Carmelo justamente lo contrario durante media temporada. Y Carmelo, quien mostró veladas intenciones de seguir en los Knicks por encima de todo, se hartó y decidió que era momento de anular su cláusula anti traspasos y poner rumbo a Cleveland o a Houston. Y empezaron las negociaciones entre los equipos, hasta que en New York vieron que lo que podían obtener por Melo era peor que mantenerlo en nómina, en una nómina de 54 millones de dólares hasta 2019. Y echaron el freno a la operación salida de la estrella. La llegada de Scott Perry al puesto de general manager reforzó esa idea de retener a Anthony, con quien se planteaba una reunión en un futuro a corto plazo para mostrarle cariño y pedirle que se quede.

Carmelo quiere Houston

Sin embargo, a Anthony le costó mucho decidir que su porvenir estaría fuera de los Knicks y, sobre todo, de la ciudad de New York. Ahora que está listo para que eso suceda, parece dispuesto a poner todo su empeño en acabar en los de Chris Paul y James Harden. Por eso, espera que los Knicks retomen las charlas con Houston de cara a su traspaso, tal y como informa Ian Begley, para ESPN.

Problemas con Portland

En su momento, para que Melo fichara por los Rockets, se planteó un acuerdo a cuatro bandas, que mandaría posiblemente a a New York y donde estarían implicados los Blazers. A los Knicks no les gustaba Anderson, porque no encajaba en su nueva política, liderada por Steve Mills, de juventud y de limpiarse de hombres veteranos. Ahora, según ESPN, es en Portland donde surgen los problemas, pues la franquicia de Oregón sólo estaría dispuesta a verse inmersa en un acuerdo por Anthony si ellos fueran el equipo destinatario del jugador. En los Blazers creen que con Carmelo podrían edificar un equipo de garantías para competir y llegar lejos en el Oeste.

Todo encallado

Los Knicks están revaluando la situación, toda vez que Carmelo sólo quiere jugar en los Rockets, lo que deja un contexto complicado en la Gran Manzana, pues se trata ahora de no mal vender a Anthony o de buscar convencerle para que permanezca con ellos,  después de haberle enseñado la puerta de salida repetidamente.





NBA 2K18 ya disponible
La nueva entrega de la saga 2K ya está disponible en Amazon.
No olvides seguirnos en nuestros perfiles de Twitter, Facebook y Telegram.