La burbuja de Disney World evitó pérdidas por valor de 1.500 millones a la NBA


La burbuja de Walt Disney World le costó 150 millones de dólares a la NBA. Una cantidad que profundizaba aún más en la crisis económica de la liga a causa de la suspensión de la temporada por el COVID-19. Sin embargo, una nueva información nos permite encarar esos datos desde una perspectiva muy diferente.

Según el Sports Business Daily, la celebración de la burbuja de Orlando evitó que la NBA perdiera hasta 1.500 millones más en ingresos. Aún así, las cifras que se barajan sugieren que las pérdidas reales superarán la barrera de los mil millones de dólares, por lo que el confinamiento en Florida evitó que estas cifras se duplicasen. No obstante, el alcance real no se sabrá hasta que se completen las auditorías de las 30 franquicias en las próximas semanas.

Por si fuera poco, las finanzas de la liga ya se habían visto afectadas al comienzo del curso debido a la controversia en torno a Daryl Morey y su tuit en apoyo de los manifestantes de Hong Kong. Inmediatamente, la CCTV estatal de China retiró de su parrilla los partidos de la NBA y no reanudó la emisión hasta el Game 5 de las Finales de 2020. En conclusión, otros cientos de millones más que se han escurrido de las manos de Adam Silver.

Al menos, la NBA pudo cumplir con sus patrocinadores televisivos. Sin seguir el guión deseado, la retransmisión de los partidos, los anuncios, la audiencia virtual y la publicidad en las canchas permitieron a la liga satisfacer las exigencias de las televisiones.

Ahora, el próximo reto es saber cuándo comenzará la próxima temporada y, lo más importante, cuándo podrán los aficionados regresar a los pabellones. Aproximadamente el 40% de los ingresos de los equipos proceden de la venta de las entradas y todos los gastos realizados en las instalaciones durante los encuentros. Cada franquicia dejó de ingresar una media de casi dos millones de dólares por cada partido no disputado en casa, según una información procedente de The Athletic y Yahoo Sports.

Así, el comisionado Adam Silver podría optar por adelantar el inicio del próximo curso con base en tres premisas. Primero, condensar el calendario para que la temporada 2021-22 pueda completarse en las fechas habituales. Segundo, evitar una nueva caída de la audiencia en los playoffs. Y tres, sacrificar algunos ingresos en regular season para potenciar los de post-temporada, donde estos son mayores y más suculentos.

(Fotografía de portada de Jeenah Moon/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.