Los Lakers, preocupados por Lonzo Ball


Cuando Los Angeles Lakers seleccionó a Lonzo Ball en el pasado draft ya sabía que el paquete incluía a su padre, alguien que sin duda no se caracteriza por ser comedido y pasar desapercibido. Quizás, entendiendo que Lonzo llegaba al profesionalismo, en la gerencia angelina creyeron que LaVar Ball se contendría y centraría su labia en sus dos hijos menores. Se equivocaron. Van tres meses de competición y los problemas se acumulan.

Hace mes y medio los Lakers ya dieron un toque a LaVar tras criticar al equipo. En aquel momento le pidieron que cesase en sus comentarios, y lo hizo, pero solo por unas semanas. En una entrevista concedida a ESPN en Lituania, el padre de los Ball atacaba directamente a Luke Walton. Las respuestas no se han hecho esperar, siendo Rick Carlisle, entrenador de Dallas Mavericks y presidente de la Asociación de Entrenadores de la NBA, quien más rotundo se ha mostrado. Desde los Lakers no ha habido contestación pública más allá de lo dicho por Walton, pero están preocupados.

En la gerencia de la franquicia de California no importa tanto que LaVar hable como el hecho de que esto afecte a Lonzo Ball. Según una fuente manejada por Ramona Shelburne de ESPN, ya hay varias voces en la franquicia que han comenzado a preocuparse por el costo que puede tener para el base de 20 años el soportar de manera continua esta situación.

La buena noticia para los Lakers es que por el momento el jugador, tal y como expresa la citada periodista, se mantiene concentrado en conseguir un lugar en la liga y ayudar al equipo a salir de la actual mala racha, dejando de lado la controversia creciente entre su padre y el entrenador.

Cuestión de señalados

En Los Ángeles miran al horizonte y lo hacen con dudas. Con estos meses como muestra, parece complicado que LaVar desaparezca de los focos –está en su salsa–, y sin duda se trata de un problema si se extiende a los muchos años que dura la carrera de un jugador NBA. Puede que la relación de Luke Walton con Lonzo no se vea afectada, ya que el entrenador sabe que las críticas le pueden caer desde diversos frentes, pero… ¿qué ocurre con sus compañeros? LaVar prácticamente ha dicho que el único jugador que necesitan los Lakers es a su hijo; eso sí, sumándole a LeBron James. ¿Aceptará el vestuario que el padre de un jugador los menosprecie? Los Lakers se preocupan, y con razón.


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.