Los Raptors persiguen el fichaje de Markieff Morris


Poco o nada que criticar a la gerencia de los Toronto Raptors, que todavía sigue capeando el temporal tras la marcha de Kawhi Leonard, y en ningún momento se ha descompuesto ni arrojado al suelo la vitola de contender (aunque sea de segunda fila).

Y no es fácil eso si tras el cyborg, un año después también abandonan el barco Marc Gasol y Serge Ibaka, los dos tabiques de carga de tu juego interior. Pero como parche al segundo ha llegado Aaron Baynes (espartano por dentro, muñequita por fuera), y por el primero, informa Marc Stein, los canadienses andan buscando el fichaje de un sustituto de fábula para el español: Markieff Morris.

Sería, casi literalmente, un cambio de cromos, pues lo que Lakers te quita, Lakers te lo da; y Morris viene de dar un gran rendimiento en los playoffs de los angelinos (42% en triples), siendo importante como jugador de rotación en la consecución del título.

A sus 31 años, y en una tríada interior formada por Baynes, Siakam y él mismo, recuperaría el estatus de jugador importante y regresar a esos 25-30 minutos (mínimo) por partido en un conjunto que no ha perdido las ganas de competir.

¿$$$?

Su hermano Marcus acaba de renovar por los Clippers por 4 años y 64 millones, mientras que Markieff viene de ganar el anillo por el mínimo salarial. ¿Cuánto logrará obtener en su próximo contrato?

En el Staples también lo quieren

En todo el largo y ancho del mismo, parquet A y A’. Pues los Clippers lo ansían y los Lakers estarían encantados con su regreso.

De los Morris hemos sabido siempre que son como los gemelos de aquella película en que dan la mitad de un medallón a cada uno y se pasan toda la trama intentando volver a reunirse. De tendencia siamesa, casi les da algo en Phoenix cuando tuvieron que dejar de compartir equipo por primera vez, y es probable que cada uno termine conservando un trozo del anillo 2019-20 de Markieff en su mesita de noche .

Según el periodista Jason Dumas, de KRON4 News, ambos hermanos estarían encantados de reencontrarse con la misma camiseta, en este caso la de los Clippers, mientras que de seguir Markieff en los Lakers les permitiría seguir compartiendo, ya que no colores, sí al menos casa.

Otra cosa será la flexibilidad salarial de ambos equipos de Los Ángeles para acometer este paso, y cuánto terminará pesando el dinero (si es que no comparten también los 64 de Marcus a dos bandas) sobre el amor fraterno.

(Fotografía de portada de Kim Klement-Pool/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.