Candidatos a Mejor Jugador Defensivo de la NBA 2018-19


Ya está aquí la temporada 2018-19. En nuestra pequeña serie de artículos sobre los candidatos a los premios NBA, es el turno para analizar los que se pueden llevar el galardón al Mejor Jugador Defensivo del Año. Hemos decidido realizar un Top-5, encabezado por Rudy Gobert, mejor defensor de la 2017-18 y claro aspirante a revalidar el cetro.

Rudy Gobert (Utah Jazz)

Defiende cetro, nunca mejor dicho, el galo tras arrasar en la votación de 2018. El actual Mejor Jugador Defensivo del Año lo consiguió solo en 56 partidos de Temporada Regular. Ni las lesiones que limitaron su presencia con los Jazz en el primer tramo de la campaña le alejaron de un galardón donde arrasó al resto de perseguidores, con 466 puntos frente a los 166 del segundo clasificado, Joel Embiid.

Los Jazz no se entienden sin la presencia y la intimidación en el parqué del pívot francés, que era capaz de cambiar la cara de la franquicia de Salt Lake City cuando estaba sobre la pista. Claro que no es casualidad que la resurrección de Utah a partir de enero de 2018 fuera acompañada de la reaparición de Gobert. ¿Qué le puede cerrar las puertas del premio? Pues el tema físico, que ya le dio guerra en la 2017-18 y que, con sus competidores sanos, se elevaría a un factor completamente diferencial. Gobert padeció bastantes problemas de lesiones el curso pasado, pero el hecho de que rivales como Embiid también viera limitada su estancia en pista ayudó a clarificar el ganador de Mejor Jugador Defensivo del Año. A favor del europeo en su carrera para renovar éxito, el hecho de que los Jazz presumiblemente estarán en la pelea del Oeste hasta el final de la Temporada Regular, con poco espacio y tiempo para escatimar esfuerzos. Una muestra que puede ser esclarecedora: los Jazz, 8.187 puntos, fueron junto con los Spurs el equipo que menos puntos concedió en la 2017-18.

Draymond Green (Golden State Warriors)

Ninguno puede defender mejor que yo, vino a decir Draymond Green hace unos días. Y seguramente no le falte algo de razón al jugador de los Warriors, quien si se toma en serio su trabajo atrás, su cometido defensivo,  puede tratarse de un muro infranqueable. No es casualidad que en 2017, el año donde los Warriors recuperaron el trono perdido, él fuera elegido Mejor Jugador Defensivo del Año, tras haberse quedado a las puertas en 2015 y en 2016.

Elemento indispensable de unos Warriors trituradores, su presencia quizá no sea tan vistosa a veces en las estadísticas, pero precisamente este premio está lejos de medir todo aquello. ¿Motivaciones para conseguirlo? Más allá de poder entrar en el selecto club de jugadores que lo han ganado más de una vez en su carrera, Green opta a un contrato máximo con los Warriors y en esa carrera, los premios individuales así como el hecho de formar parte de un quinteto ideal tienen mucha fuerza e importancia. En contra, que la temporada es muy larga, el Oeste muy duro y los playoffs son realmente donde hay que llegar en plenitud de facultades.

Joel Embiid (Philadelphia 76ers)

Un Embiid sano, con más de 65-70 partidos celebrados y en los niveles del curso pasado es claro candidato al Mejor Jugador Defensivo del Año. Subcampeón de este premio en el curso 2017-18, The Proccess vuelve a la escena para liderar unos 76ers que pueden estar, ahora sí, ante su año definitivo en el Este, madurado el equipo tras años de gestación.  Aunque se quedara lejos de Gobert en la votación, el hecho de haber sido el segundo mejor jugador defensivo y de integrar el segundo quinteto ideal defensivo le otorga galones y opciones para este premio.

Junto con ello, lo que señalábamos, Embiid está en un plantel sólido al que quizá le haya llegado ya el momento de asaltar el Este. Y parte de ese camino se construye desde la defensa, donde los 76ers amenazan con ser uno de los mejores cuadros de toda la NBA. En la 2017-18 acabaron en el puesto 11, pero la confirmación de figuras como Markelle Fultz, tras un curso de rookie extraño, puede ayudar a fortalecer esa consistencia defensiva.

Anthony Davis (New Orleans Pelicans)

El hombre para todo, el único que en el curso 2017-18 integró dos primeros equipos ideales: Mejor Quinteto NBA y Mejor Quinteto Defensivo. Si miramos la estadística global de esa campaña puede chocar que los atributos atrás de La Ceja no se vieran correspondidos con la cantidad de puntos que New Orleans concedió a los rivales, que fueron bastantes. Hablamos de un total de 9.054 tantos, solo empeorado en la 30º posición por los Suns.

Sin embargo, esta sangría de puntos específicamente no hace justicia a la labor de Davis, que se tuvo que multiplicar desde enero de 2018 para alzar a los suyos hasta los playoffs. Lo hizo principalmente tras la grave lesión de DeMarcus Cousins. Ahí, Davis no se arrugó y arriba y abajo dominó el juego de NOLA. Fueron tal sus prestaciones que llegó a sonar para el MVP de la Temporada. Ahora, en la 2018-19, sin Cousins, en los Warriors, le volverá a faltar su socio interior con el que convivió desde febrero de 2017. Pero se ha demostrado que no es un drama su ausencia y que Davis puede con todo. Sin lesiones mediante, claro candidato al galardón para unos Pelicans que necesitarán lo mejor de su estrella en todos los centímetros de la pista si quieren seguir vivos en abril

Kawhi Leonard (Toronto Raptors)

La incógnita más grande de todos los candidatos. Hay que obviar su curso 2017-18, porque no llegó a la decena de partidos y todos sabemos cómo transcurrió y cómo terminó, traspasado a los Raptors en julio. Es el único de este Top-5 de candidatos al Mejor Jugador Defensivo del Año que lo ha ganado en dos ocasiones, algo que solo lo han conseguido Alonzo Mourning, Hakeem Olajuwon, Dennis Rodman, Sidney Moncrief y Mark Eaton. Un tercer galardón le haría empatar con Dwight Howard y le dejaría a uno de la cima, comandada por Ben Wallace y por Dikembe Mutombo.

¿Puede? Por capacidades, sí. Por ganas de hacerlo, parece que también. Todo apunta a que su disgusto inicial por caer traspasado a Toronto ha ido menguando. La Garra, que no es apodado así por casualidad, conquistó estos galardones en 2015 y en 2016. Hasta su lesión en mayo de 2017 era considerado el mejor defensor en activo de la NBA. Y puede volver a serlo. De ello dependerá cómo encaje en los Raptors, en un curso donde Leonard mira directamente a la agencia libre de 2019. Muchísimo que demostrar por su parte.


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.