La gran oportunidad, histórica, de los Houston Rockets

La baja de Kevin Durant abre una posibilidad inédita para las opciones de los texanos

Quién iba a decírselo a los Houston Rockets. Va a resultar que era mucho más ventajoso encontrarse con los Warriors en las semifinales que en la ronda por la corona del Oeste. Ni siquiera lo imaginaban cuando perdieron la tercera posición en temporada regular, pero tras la lesión de Kevin Durant, se ha abierto la mayor oportunidad que en Texas habrían soñado.

Porque en Oakland andan escuetos de efectivos. Durant será baja, mínimo, hasta las finales del conferencia; y DeMarcus Cousins no tiene todavía fecha para regresar (no está descartado) en la presente postemporada. Con semejante ventaja (!!) corriendo desde mitad del tercer cuarto del Game 5, los Rockets no han sabido aprovecharla, de momento. Ni con la expulsión de Draymond Green pudo aclararse Houston en el final del quinto partido. Lo que ocurre es que con las últimas noticias la serie puede ser otra historia.

Entiéndase, tampoco es que sea un juego de niños sin Kevin Durant. De hecho, en el 82% de eliminatorias de la historia de playoffs, quien se hacía con el quinto partido de una serie terminaba avanzando a la siguiente ronda. Pero el caso es que han adquirido una ventaja que deben aprovechar y la situación es ideal para ellos.

Carga de minutos

Además de para Houston, existe una especie de oportunidad que Stephen Curry, Klay Thompson y Draymond Green encaran para recordar que ellos ya ganaban antes de que Kevin Durant se dejase caer por la fiesta.

También, la minutada que espera a la rotación de los Warriors en los partidos que restan será opípara. Hasta ahora, los cuatro importantes del equipo pasan de los 40 minutos de promedio, y sin Durant, la carga será todavía mayor.

La baja del alero también añade, a la fuerza, un nuevo invitado al quinteto fantástico (ya no lo será tanto). Veremos si Shaun Livingston, Alfonzo Mckinnie, Andrew Bogut (difícil por el ritmo y estatura que impone Houston), Jerebko o Kevon Looney son quienes da un paso adelante. A tenor de los jugadores utilizados hasta ahora por Steve Kerr, solo uno de ellos recogerá los minutos que no se lleve KD.

Así que sí, la jugada, tácticamente, es inmejorable para los Houston Rockets dado que, además de ser el jugador más decisivo del momento, Durant es el más indefendible de los Warriors. Para cualquier equipo lo sería. P.J. Tucker se está apañando más o menos haciendo que KD anote 1,4 puntos menos cada 100 posesiones que en su media norma, y también bajando la producción total de los Warriors 8,2 tantos (cada 100) cuando se empareja con Durant. Pero aun así, el ’35’ promediaba (precisamente) más de 35 puntos hasta el Game 5 de anoche en el que se lesionó antes de tiempo.

No hay forma de defenderle y tampoco de sustituirle. Ahí está la gran papeleta de los Warriors, que sin unos Curry y Klay Thompson inspiradísimos últimamente, tendrán que ponerle una vela al talento de sus hermanos splash.

Con Harden

Es la mejor oportunidad que en Houston, y cualquier equipo, tendrán para batir a un equipo de leyenda como estos Warriors, que no cae antes de las Finales desde 2014. Eso sí, si quieren triunfar deberán hacerlo con mayor participación de James Harden que en el último cuarto del quinto partido de la serie.

En los últimos 8 minutos y medio de partido (sin KD y con Green expulsado), Harden solo emitió un tiro a canasta. No supieron sacar provecho a su enorme ventaja nominal los Rockets y en parte ocurrió así porque Harden no fue sí mismo. ¿Cansado? Es posible, pero si quieren levantar la eliminatoria deberá ser, inexcusablemente, con su mejor jugador dirigiendo la fiesta.

Qué puerta se les ha abierto a los Houston Rockets. Una con la que ni podían casi soñar al comienzo de los playoffs. Si ya contaban con opciones en cualquier caso, ahora hay más, pese a ir 3-2 por debajo en la serie.

El sexto partido de la serie tendrá lugar el viernes y, en caso de ser necesario el séptimo y decisivo, será el domingo. Ambos sin KD y con la mayor oportunidad para un equipo, desde 2014, de tumbar al tres veces campeón en cuatro años antes de las Finales.

(Fotografía de portada: Tim Warner/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Kevin Durant se perderá lo que resta de semifinales ante Houston

Contundente triunfo de los 76ers para forzar el Game 7

Siguiente