Los 5 mejores jugadores de la historia de Denver Nuggets


Manteniéndonos en la división noroeste llega el momento de poner el acento en un equipo que empezó su historia en la liga ABA allá por 1967 y que aún persigue disputar sus primeras Finales NBA. Hoy hablamos de los mejores jugadores de los Denver Nuggets.

Alex English

Por dónde empezar si no. Máximo anotador y asistente de Denver tanto en temporada regular como en playoffs. Ocho veces All-Star. Jugador con más puntos en la NBA en la década de los 80 –sí, la de Larry Bird–, con un total de 19.682 puntos… No en vano es el 20º jugador con más puntos en la historia de la Liga. Y es que hablar de Alex English es situarnos directamente al nivel de las leyendas de la Liga, se hacer referencia a un jugador que con los Nuggets alcanzó el punto culminante de su carrera para llevar a los de Colorado a nueve presencias consecutivas en playoffs.

Con un promedio de 25,9 puntos, 5,9 rebotes y 4,4 asistencias, English no solo demostró estar al nivel de los mejores, sino que se mantuvo en pugna con ellos durante toda su carrera. Siendo en un asiduo visitante de la postemporada, su techo llegaría en 1985. Tras eliminar a San Antonio Spurs y Utah Jazz, los Nuggets no pudieron hacer lo propio en las finales de conferencia frente a los Lakers del showtime. Pese a que English firmó una media de 30,3 puntos, los de Colorado caerían claramente por 4-1. En las siguientes campañas volverían a intentarlo, pero no llegarían a volver a pasar de las semifinales de conferencia.

Con su camiseta con el número ‘2’ retirada por los Nuggets, English sigue siendo en estos momentos el jugador que más partidos ha disputado con la organización al acumular un total de 837. Imposible conversar sobre Denver sin que salga su nombre y aparezca una sonrisa.

El dato. Miembro del Hall of Fame desde 1997, English fue el máximo anotador de la NBA en la temporada 1982-83 al irse hasta los 28,4 puntos de promedio.

Carmelo Anthony

Cambiamos totalmente de época, tanto como para irnos directamente al siglo XXI. Pese a que como veremos a continuación hay otros jugadores que brillaron con la camiseta de los Nuggets en otros momentos de la historia, por ahora el único que ha logrado reeditar la hazaña de plantarse en unas finales de conferencia en las dos últimas décadas es Carmelo Anthony.

Aterrizando en Denver en el año 2003, Melo cambió la cara a la franquicia de un modos tan radical como para clasificarla para playoffs en su año de novato tras ocho cursos en los que no estuvieron ni cerca. Con esa postemporada de 2004 dio inicio a siete apariciones consecutivas que tuvieron su momento culmen en 2009. En aquellos playoffs los Nuggets rompieron la barrera de la primera ronda para imponerse a New Orleans por 4-1 y hacer lo propio con Dallas por idéntico resultado. En una intensa serie ante los angelinos, y aunque Carmelo aportaría 27,5 puntos por noche, acabarían cayendo por 4-2.

Al año siguiente, en 2010, volvería a disputar la postemporada pero caería en primera ronda. Poco después fue traspasado a New York Knicks, donde seguiría brillando hasta ser 10 veces All-Star. Con un promedio de 24,8 puntos, Melo es el tercer máximo anotador de la franquicia con un total de 13.970 puntos.

El dato. En febrero de 2008, exactamente ante Minnesota Timberwolves, se convertiría en el jugador con más puntos consecutivos anotados en un encuentro al llegar hasta los 26.

Dan Issel

Nos ocupamos ahora de un Hall of Fame que pasó toda su carrera NBA en Denver Nuggets: Dan Issel. Tras convertirse en una estrella de la ABA con los extintos Kentucky Colonels, en 1975 pasaría a la franquicia de Colorado para disputar la final de la liga del balón tricolor en 1976 y para ser posteriormente emblema de un conjunto que se codeó con los mejores de la NBA hasta su retirada en 1985.

Siendo compañero de English, este fantástico jugador interior puso mucho de su parte para que los Nuggets fuesen uno de los mejores conjuntos del Oeste. De 1978 a 1985 disputaría en dos ocasiones las semifinales de conferencia y en una las finales de conferencia, donde caería ante los Lakers viviendo los últimos minutos de una fantástica carrera.

Llegando a ser All-Star en la NBA con Denver, Issel se retiraría con un promedio de 20,4 puntos y 7,9 rebotes que le permite ser el segundo máximo anotador de la historia de la organización (14.659) y el máximo reboteador (5.707). Por supuesto tiene retirada su camiseta con el número ’44’.

El dato. Su enorme capacidad anotadora se mide por el hecho de que fue tres veces el jugador con más puntos en la liga ABA.

David Thompson

Toca detenerse en un enorme talento que dio un baloncesto de altísimo nivel a los Nuggets en los 7 años que pasó en la franquicia: David Thompson.

Ya en su temporada de novato, la 1975-76, Thompson destacó con un excepcional promedio de 26 puntos, 6,3 rebotes, 3,7 asistencias, 1,6 robos y 1,2 tapones que le hicieron ser nombrado Rookie del Año en la última campaña de la liga ABA a la vez que conducía a los Nuggets hasta las Finales de aquel año, en las cuales caerían por 4-2 ante los New York Nets de Julius Erving.

Una campaña después, en la 1976-77, Thompson se enfrentaba al reto de demostrar que su nivel seguiría siendo el mismo jugando ya en la NBA. Y así fue. En esa y en otras cuatro temporadas superó con creces los 20 puntos de media mientras era elegido cuatro veces All-Star, llegando a ser MVP en la edición de 1979, y formando parte además del mejor quinteto de la NBA en hasta dos ocasiones. El mérito de esto es enorme, ya que es algo que desde entonces solo ha repetido Nikola Jokic.

Por último, y centrándonos en su éxito colectivo, tocaría techo en 1978 cuando compartiendo equipo con otros insignes jugadores como Dan Issel llegaría hasta las semifinales de la Conferencia Oeste para caer en tal ronda ante Seattle Supersonics por 4-2. Miembro del Hall of Fame, tiene retirada su camiseta con el número ’33’.

El dato. Es el jugador con más puntos en un partido de la historia de los Nuggets al alcanzar los 73 puntos el 9 de abril de 1978 ante los Detroit Pistons.

Dikembe Mutombo

Cerramos la lista con un auténtico muro, con el ‘no en mi casa’, con ese prodigio de la naturaleza nacido en la República Democrática del Congo que convertía meter una canasta ante él en toda una hazaña. Sí, como sabéis hablamos de Dikembe Mutombo, un jugador que se aleja del perfil de anotador de los anteriores pero que sin duda merece estar aquí porque en lo suyo era simplemente el mejor.

Con los Nuggets Mutombo pasaría cinco temporada para cerrar su periodo con un promedio de 12,9 puntos, 12,3 rebotes y la salvajada de 3,8 tapones. Con tales guarismos no sorprende que llegase a ser ocho veces All-Star (tres con Denver), cuatro veces Mejor Defensor del Año (una con Denver), cuatro veces elegido para el mejor quinteto defensivo (una con Denver), y que más adelante, en 2001, llegó incluso a colarse en el segundo mejor quinteto de la NBA jugando para los Atlanta Hawks.

Su baloncesto era distinto, era el de ver a los aficionados poniendo los cinco sentidos en la pista para ver como su fantástico jugador de 2,18 metros secaba a todo rival que se acercase. Con esa energía y capacidad para defender conduciría a los Nuggets hasta las semifinales de conferencia de 1994 tras eliminar en primera ronda a Seattle Supersonics por 3-2. En una eliminatoria durísima los Nuggets acabarían cayendo por 4-3 ante los Utah Jazz de Stockton y Malone. Mutombo destacaría con un promedio de 13,7 puntos, 11,9 rebotes, y 5,4 tapones que se terminaría traduciendo como insuficiente. Ese sería el mejor momento de un jugador que por supuesto tiene retirado su número ’55’ y que sigue siendo a día de hoy el máximo taponador histórico de la organización con 1.486.

El dato. Lideró la NBA en tapones en 1994, 1995 y 1996 mientras defendía la camiseta de la franquicia de Colorado

Otros jugadores en consideración

Como ya es casi tradición, llega el momento de repasar esos otros nombres que se nos han quedado en el tintero y que –en algunos casos– incluso se podrían encontrar argumentos para situarlos entre los cinco mejores d ela historia de los Nuggets. Por orden cronológico empezamos con el nugget original, Byron Beck, quien estuvo en el equipo desde su primera temporada en la ABA (1967-68) para pasar hasta 10 campañas en Colorado, donde también había pasado su etapa universitaria. Quizás sus números, con un promedio de 11,5 puntos y 7 rebotes, no digan mucho; pero su papel en la historia de la organización trasciende con crecer el papel de las estadísticas. Junto a él, y siguiendo con los que por entonces se apodaban los Rockets, no podemos dejar atrás a Ralph Simpson, quien llegaría a ser hasta cinco veces All-Star en la ABA siendo finalista de la misma en 1976 junto a Beck y otro gran jugador como Bobby Jones, que sería hasta ocho veces seleccionado para el mejor quinteto defensivo de la NBA.

Pasando ya a los 80, quizás la década dorada de los Nuggets, toca hablar de jugadores como Kiki Vandeweghe, que pasaría cuatro años en la organización para llegar a promediar 29 puntos en su última campaña; de T.R. Dunn, el arma defensiva de los Nuggets de Alex English de los 80; de Fat Levert, quien no se ha colado por muy poco en el top-5 y que llegaría a acumular hasta 43 triples-dobles en su carrera para ser en estos momentos el 9º que más tiene en la historia de la NBA; de Calvin Natt, que promediaría 23,3 puntos con el equipo y sería All-Star en 1985, justo el año que disputaron las finales de conferencia ante Los Angeles Lakers; y de Michael Adams, otro enorme jugador que promedió 26,5 puntos, 10,5 asistencias y 2,2 robos en su última campaña con el equipo.

Una década después, en la de los 90, llegó el momento de destacar a chicos como Mahmoud Abdul-Rauf, quien fue premiado como Jugador Más Mejorado de la NBA en 1993, Laphonso Ellis, quien formó parte del mejor quinteto de novatos en 1993 y llegó a promediar 21,9 puntos en 1997, o Antonio McDyess, que llegaría a ser All-Star en 2001 antes de que una grave lesión de rodilla frenase definitivamente su carrera.

Hablando ya del siglo XXI aparecen nombres como Nick Van Exel, quinto máximo asistente de la historia de los Nuggets, Marcus Camby y Nene Hilario, dos grandes jugadores interiores que dieron un fabuloso rendimiento en el equipo, J.R. Smith, que formaría parte de ese equipo de Colorado que se coló en las finales del Oeste de 2009; misma plantilla en la que estaban Kenyon Martin y Chauncey Billups, quienes también pusieron su granito de arena bajo el liderazgo de Carmelo Anthony. Y así llegamos al presente, a la era de Nikola Jokic, un chico que seguramente estaría en el top-5 de haber hecho esta lista algunos años después. El curso pasado, junto a Jamal Murray, rompió una sequía de cinco campañas consecutivas sin playoffs para llevar a los Nuggets hasta las semifinales del Oeste.


Mientras dure la crisis por el coronavirus publicaremos diariamente varios contenidos independientes de la actualidad. Bucearemos en la historia de la NBA, tanto en la reciente, como en la de todas las décadas anteriores. Aprovecharemos este parón de la competición para conocer mejor a los equipos, los jugadores, los entrenadores, los directivos, los partidos llamativos, los pabellones y los equipos históricos por una u otra razón. Lo haremos aquí y en Extra nbamaniacs, lugar donde seguiremos publicando contenido especial libre de publicidad para que los lectores puedan seguir apoyándonos directamente.

Todo este plan editorial lo llevaremos a cabo para entretenernos y pasar mejor estas semanas de encierro que nos quedan a casi todos. ¡Salud!

Anterior equipo analizado: Portland Trail Blazers. Próximo equipo: Minnesota Timberwolves.

(Fotografía de Tim DeFrisco /Allsport)


EXTRA NBAMANIACS

Pssst, suscríbete, navega sin publicidad y consigue acceso a nuestros artículos especiales, un chat exclusivo para suscriptores y redactores y escucha nuestro podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas.