Previa Bucks vs Heat: aires de revancha


Posiblemente la eliminatoria más interesante de esta primera ronda de playoffs. Por calidad de los combatientes y por precedentes. Los Milwaukee Bucks sufrieron una dolorosa derrota ante los Miami Heat en Semifinales de Conferencia de 2020. Ahora, se vuelven a medir a ellos con mucha hambre de venganza.

De hecho, el primer aviso de los Wisconsin tuvo lugar durante la primera semana de la regular season: victoria por 47 puntos de diferencia y nuevo récord histórico de triples. Abrumador si tenemos en cuenta que Giannis Antetokounmpo solo sumó nueve tantos. Los Heat se resarcirían parcialmente con un triunfo 24 horas más tarde pero el mensaje ya había sido enviado.

Así, ambos equipos arrancaron una campaña muy dispar. Por un lado, los Bucks se centraron en acoplar sus nuevas piezas y trabajar en nuevas alternativas dentro de su sistema para corregir los errores del pasado. Sacrificar triunfos por el camino supuso un mal menor pues han finalizado el curso como una moto.

Por otra parte, los Heat completaron una línea ascendente y su último mes de temporada regular fue notable. Eso sí, las numerosas ausencias sufridas durante el curso y la irregularidad ofensiva generan muchas dudas acerca de las posibilidades de los de South Beach. Evidentemente, Jimmy Butler lo tiene muy claro: “Estamos preparados para todo.”

Jrue Holiday como factor para marcar las diferencias

La incorporación de Jrue Holiday a cambio de Eric Bledsoe ha supuesto una notable mejoría respecto a los últimos años. Tal es la satisfacción en la organización que a principios del pasado mes de abril cerraron su renovación por el máximo.

Su llegada ha servido para corregir errores previos y añadir a la mezcla un jugador más completo y que ofrece un mayor equilibrio en ambos lados de la cancha. No solo es más sólido en defensa sino que en ataque se erige como una amenaza mucho mayor que un Bledsoe que se había mostrado improductivo a la hora de la verdad.

Esto abre dos vías interesantes. Primero, la defensa de Miami estará obligada a estar atento a un elemento más y masificar la pintura para detener a Giannis Antetokounmpo tendrá menos garantía de éxito. A su vez, el propio Holiday puede servir como muro de contención de Jimmy Butler y aplicar rotaciones inteligentes junto a Kris Middleton y el propio Antetokounmpo. Y teniendo en cuenta que los Heat han tenido la pólvora mojada durante varios tramos del curso, una nueva desconexión en playoffs puede resultar fatal.

Por supuesto, la gran baza de Milwaukee será Giannis Antetokounmpo. El griego ha controlado la maquinaria este curso para aterrizar en los playoffs a pleno rendimiento. Aún así le ha sido suficiente para promediar 28,1 puntos, 11,0 rebotes y 5,9 asistencias por choque. Y cuando encara el aro es prácticamente imparable: ha anotado el 80,5% de tiros realizados en la zona restringida.

Además, su lanzamiento exterior no emergerá como un problema tan delicado en esta ocasión. Su tiro sigue sin abrazar la consistencia. Para ello, la gerencia lo ha rodeado de los mejores tiradores posibles. Los Bucks son el quinto equipo que más triples anota por encuentro (14,4) y en acierto (38,9%). Colapsar el carril hacia canasta puede servir en momentos puntuales pero, en una serie a siete partidos, se presenta casi como un suicidio colectivo.

No obstante, Mike Budenholzer, muy cuestionado en los últimos dos años, será el encargado de lidiar con estos planteamientos. Su pizarra estará obligada a recoger alternativas y ajustes propios a los ofrecidos por su homónimo, Erik Spoelstra. Caer en primera ronda no se presenta como una opción en Milwaukee.

Recuperar la defensa y al mejor Jimmy Butler

Solventada la papeleta, en Miami deberán de recuperar su identidad. El ataque de los Heat no fue consistente en la primera mitad del curso y, tras el All-Star, sacrificaron defensa en favor de un gran ritmo de anotación. Pero las cosas en South Beach funcionan de otra manera cuando Jimmy Butler toma las riendas.

El alero es el cuerpo y el alma del equipo. Y la diferencia entre tenerlo o no en pista, considerable. En concreto, los Heat son hasta once puntos mejores cuando Butler está en la cancha. La defensa del equipo aumenta de manera sustancial con su presencia. Además, su versión más altruista y aplicada en menesteres organizadores ha servido para sacar lo mejor de sus compañeros.

Nadie pone en duda el nivel o compromiso de Butler, pero estos playoffs arrancan con una gran incertidumbre. El de Houston se ha perdido veinte partidos este curso. Ante los cinco mejores clasificados del Este solo ha disputado cinco partidos de quince posibles. Tres de ellos, ante los Knicks, saldados con victoria. Los otros dos, contra Atlanta y Philadelphia. Ante Brooklyn y Milwaukee, ninguno.

Así, no sabemos hasta qué punto puede estar Erik Spoelstra guardándose un as en la manga o cuál es su estado de forma. Lo cierto es que, junto a Bam Adebayo, es el jugador más diferencial del equipo en ambos lados de la cancha. Y los Bucks le empujarán a exprimirse al máximo.

De este modo, dos son las grandes preocupaciones que baraja el vestuario. La primera, toda aquella relacionada con las lesiones y los problemas físicos. La segunda, la fiabilidad ofensiva. Los problemas que exhibieron los Heat durante el arranque de campaña se debieron a su dificultad para anotar desde larga distancia. El pasado curso ocuparon la sexta posición en triples anotados (13,4) y la segunda en porcentaje de acierto (37,9%). Durante el primer tramo del presente curso, cayeron hasta la 22ª posición en efectividad (35,3%). Por ello, los Heat precisarán que los Tyler Herro, Duncan Robinson, Trevor Ariza y compañía afinen muy bien la puntería.

El propio Ariza y Dewayne Dedmon han supuesto un impulso defensivo destacable. Principalmente el del center, como recambio de garantías de Adebayo. Ya comprobamos en los pasados playoffs las carencias interiores del equipo cuando no estaba el de Newark. Una lástima que, finalmente, no puedan contar con Victor Oladipo.

Más allá de eso, de los Heat siempre podemos esperar dos cosas: garra e intensidad. En todo momento tratarán de imponer su ritmo, llevar el partido al barro y aplicar un juego muy físico. Aunque para frenar a estos Bucks precisarán de un aporte casi perfecto de todos sus componentes.

(Fotografía de portada de Stacy Revere/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.