El Ricky Rubio más maduro

Lucen fuerte los Wolves, esos jóvenes que han acumulado tres victorias consecutivas para equilibrar un poco el balance (14-26) que se aún se antoja escaso para soñar con cotas mayores. Sin embargo, motivos para  la esperanza en Minnesota hay, no sólo porque es la mejor racha de triunfos de la presente temporada, sino también por la entidad de algunos de los rivales derrotados: y Thunder.

Tras una primera mitad de curso con demasiados titubeos, los hombres de Tom Thibodeau han conseguido estabilizar el barco, achicar agua y tomar algo de fuelle para una campaña que perfectamente se podía haber ido a la basura con el inicio de 2017.

En un roster joven (el titular más longevo es Dieng, con 27 años) a un veterano de la plantilla, no por el carnet de identidad sino por el tiempo que lleva en Minnesota, se le pedía que liderara a los suyos.

La crítica siempre ha estado alrededor de Ricky Rubio, desde sus días en que el prodigio de El Masnou todavía jugaba en España. A comienzos de la 2016/17, con 26 años recién cumplidos y después de pasar una de las peores etapas personales de su vida, nada había cambiado.

“Vas a tener haters, siempre.  Sé lo que estoy haciendo, tratando de mejorar cada día, y eso es lo que cuenta”, reconocía el base español de los Wolves en una entrevista realizada en Washington, justo antes de la citada racha de tres triunfos consecutivos ante Dallas, Houston y Oklahoma. Cuando hablaba Ricky, los de Minnesota se encontraban inmersos en una penosa travesía de derrotas y los palos arreciaban.  Iban contra un equipo joven, cargado de talento pero que no terminaba de engrasarse; e iban contra Ricky Rubio.

Pocas jornadas después de todo aquello, Ricky recogía el fruto a su trabajo y dejaba unos registros estadísticos que le situaban como lo que tiene que ser, el líder en la pista de un plantel con muchísima proyección y donde nombres como Wiggins, Towns o LaVine son piezas suficientemente potentes como aspirar a algo mejor que a otra temporada de disgustos.

Promedio de doble-doble

De modo que Ricky fue casi todo lo que sus críticos, y sus no críticos, querían que fuese: un director que haga jugar a sus compañeros. Sin las prestaciones del base no se habrían podido entender las tres recientes victorias que, además de revalorizar a los Wolves en esta 2016/17, ponen de relieve que estamos ante un Rubio que ha tomado la decisión de guiar, de dirigir, de que el resto baile en la pista al son que él marque.

La estadística no siempre cuenta todo de un partido, de un jugador, de una velada. Pero en esta semana sí ha sido justa con : 12,3 puntos y 15,3 asistencias de promedio en las tres victorias. Y tres dobles-dobles consecutivos. Para empezar,  13 puntos, 15 asistencias y 5 robos ante los Mavericks. Su 15+5 no se había visto en la NBA desde marzo de 2016 en la figura de Chris Paul.

Dos días más tarde, los Rockets en la lona y Ricky 10 tantos y 17 pases de canasta, igualando su mejor registro histórico. Cinco noches  son las que ya ha firmado 17 asistencias.

Un Ricky de dulce remataba el trabajo ante Westbrook y los Oklahoma City Thunder: 14 puntos (segunda mejor marca de la 2016/17) y 14 asistencias.

El 9 de los Wolves, que reconocía en esa entrevista en Washington que había llegado a estar obsesionado por el triple, ha presentado en lo que va de semana un formidable rendimiento no sólo en lo que mejor sabe hacer, asistir, sino en su laguna negra, la anotación, el tiro, la marca que siempre le machaca desde su llegada a Estados Unidos y que permanentemente ha puesto en duda que un jugador de su talento pueda aspirar a cotas mayores en la NBA.

Ricky sigue atascado en el lanzamiento de tres, pero puede producir puntos desde otras facetas (100% en tiros libres esta semana) y sus 12 tantos de promedio estos días lucen todavía más si los ponemos al lado de las 15,3 asistencias que ha dado.

Parece que Ricky, a los 26 años, ha encontrado el rumbo y la solidez en su juego. Al menos estamos ante el Ricky más maduro en lo que va de 2016/17. Y eso ya es una gran noticia.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional sobre la NBA además de apoyar nuestra labor de forma directa.

Aquí te contamos más. ¡Únete!