‘Taxpayer Mid-Level Exception’

En la NBA, los equipos que están por encima de límite salarial pero que desean firmar a jugadores por encima del mínimo pueden echar mano de las Mid-Level Exception, una figura que permite a las franquicias contratar a jugadores para pagarles más de lo que pueden ofrecer con la excepción de salario mínimo.

Existen tres tipos de Mid-Level Exception, una de ellos aplicable a equipos que están por debajo del tope salarial (Room Mid-Level Exception) y dos para aquellos que han sobrepasado el límite. Entre estos últimos, la NBA diferencia dos clases para las excepciones Mid-Level: franquicias por encima del tope, pero no pagadoras del impuesto de lujo (Non Taxpayer Mid-Level Exception) y franquicias pagadoras del impuesto de lujo y que además se sitúan también por encima de la Apron (Taxpayer Mid-Level Exception).

Recordamos que la Apron es esa frontera de 5 millones más sobre el límite para el impuesto de lujo. Sobrepasarla, es decir, ser pagador del impuesto de lujo y además colocarse salarialmente más allá de la Apron limita sobremanera los movimientos de las franquicias.

‘Taxpayer Mid-Level Exception’

Hay que constatar, que al igual que otras excepciones que pone la NBA sobre la mesa, se tiene en cuenta la situación salarial del equipo en cuestión cuando se ha completado la operación. Así, la Taxpayer Mid-Level Exception, destinada a franquicias por encima del impuesto de lujo y del Apron, se aplica para equipos que, tras añadir a un jugador usando esta excepción, tienen como resultado una masa de sueldos que supera el Apron.

De modo que una franquicia debe emplear la Taxpayer Mid-Level Exception en lugar de la Non Taxpayer Mid-Level Exception si como resultado de la operación que va a llevar acabo se va a situar por encima del Apron. El Apron en la 2017-18 estaba situado en 124,256 millones de dólares, mientras que el impuesto de lujo se detenía en 119,256

La Taxpayer Mid-Level Exception no se puede ejercer si un equipo ha usado ya ese curso la Bi-Annual Exception, la Non Taxpayer Mid-Level Exception o la Room Mid-Level Exception. Igualmente, si la franquicia ha recibido a un jugador esa temporada vía Sign-and-Trade, tampoco puede echar mano de la Taxpayer Mid-Level Exception.

El tipo de contrato que se puede extender mediante esta excepción a cualquier agente libre es de tres años como máximo. El salario de partida de estos acuerdos era, para al 2017-18, de 5,19 millones de dólares, con un crecimiento anual del 5 por ciento sobre la base de ese salario.

Una franquicia puede dividir la Taxpayer Mid-Level Exception y usar las porciones para fichar a diferentes jugadores. Igualmente, aunque haya empleado la Taxpayer Mid-Level Exception para firmar a un jugador por tres años, eso no limita al equipo para repetir la operación el curso siguiente.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer o no.