Beasley: “Si Carmelo se queda llegaremos a los playoffs”

ha llegado a los New con mucha ambición. El alero de 28 años no aparca su sueño de convertirse algún día en All-Star y reconoce que si le dan los suficientes minutos no hay nada imposible. Asimismo, se muestra confiado con su nuevo equipo donde ha destacado que tienen opciones reales de alcanzar los próximos playoffs.

“Tim Hardaway Jr., , Kristaps Porzingis y yo somos cuatro jugadores capaces de anotar 25 puntos”, dijo Beasley al NY Post. “Entonces añades a Lance Thomas, Kyle O’Quinn, Joakim Noah… No olvidemos que fue All-Star. Depende de nosotros de como jugar juntos. Lo que sucedió el año pasado ya pasó. Pero estamos aquí, en el ahora, y voy a hacer todo lo posible para que estemos en la misma onda, incluso si ésta me está golpeando todos los días en los entrenamientos”, explicó.

Las famosas apuestas de Las Vegas sitúan a los Knicks como uno de los peores conjuntos de la Conferencia Este al que tan solo conceden 30,5 victorias. Sin embargo, Beasley tiene muy claro que son superiores a esos números. ¿Que si nos veo como un equipo mejor de 30 victorias? Escucha, ni siquiera voy a Las Vegas. Creo que no solo tenemos opciones de playoffs, sino que si lo hacemos bien podemos ser quintos o sextos”, destacó.

Junto a su ídolo

En más de una ocasión ha reconocido su admiración por Anthony, a quien considera un amigo y un confidente. Los medios neoyorquinos le han situado recientemente como su sustituto anotador si éste finalmente acaba siendo carne de traspaso. No obstante, no quiero saber nada de movimientos de mercado, quiere jugar al lado de su ídolo.

“Escúchame, Carmelo es como mi mentor”, reconoció. “Si observas mi juego. Si de verdad le prestas atención, mi juego de pies y todo eso, soy como Carmelo pero desde el lado izquierdo. Le conozco desde que tenía 13 años. Uno de mis mejores amigos. De los mejores jugadores que conozco. Somos de la misma zona. No puedo esperar a jugar con él”, agregó.

“No pienso en absoluto que sea su sustituto. Acabo de llegar a los Knicks y estoy deseando jugar con él. Deseando llegar a esta franquicia, con estos entrenadores y con él. En realidad lo que quiero es jugar a su lado y llegar a los playoffs”, explicó Beasley.

Su defensa, siempre señalada

Sus matemáticas en la temporada pasada fueron muy buenas. En apenas 16 minutos de juego se marchó hasta los 9,6 puntos por encuentro. Los analistas dicen que no disfrutó de mayor presencia en pista por su escasa defensa, una característica que le ha acompañado a lo largo de toda su carrera profesional. “No soy tan mal defensor como crees. No es todo lo que puedo hacer, lo juro. Sí, todo el mundo tiene un nicho y ese es el mío (anotación). Pero he aprendido de ello. También puedo crear juego para mis compañeros y que sean mejores. Creo que es donde más ha madurado mi juego y donde mucha gente lo pasa por alto. Realmente ahora pienso mucho más en pasar que en anotar”, señaló.

Rambis le convenció

Su mejor temporada NBA la pudimos ver en la temporada 2010-11, cuando estuvo a las órdenes de Kurt Rambis en Minnesota Timberwolves. Beasley se marchó hasta los 19,2 puntos, 5,6 rebotes y 2,2 asistencias por noche. Y precisamente ha sido el actual asistente de Hornacek quien le convenció el pasado verano para firmar por los Knicks: “Kurt realmente puso todo de su parte. Tuvimos un gran año él y yo juntos en Minnesota”.





Canal Telegram
Síguenos en nuestro canal privado de Telegram para estar al día de la NBA.
También puedes seguirnos en nuestros perfiles de Twitter o Facebook.