Joel Embiid avisa: “Nuestro momento es ahora”

no quiere esperar. Alrededor de Philadelphia se ha asentado la idea de que tienen un enorme futuro por delante, pero el pívot All-Star no entiende por qué esa historia no puede empezar a escribirse con tinta de éxitos desde ya.

No le falta razón. Los Sixers son el único equipo de la Conferencia Este que ha abierto su participación en playoffs con un 3-1 –el resto de series marchan 2-2–, y la sensación es que tienen talento, físico y armas suficientes para plantar cara a cualquiera, incluido a un LeBron James que lleva siete apariciones consecutivas en las Finales. Embiid quiere ganar ya.

“Mucha gente dice que tenemos un futuro brillante. Pero creo que nuestro momento es ahora. Tenemos una gran oportunidad. Tenemos un equipo especial, ya sabes, un montón de chicos geniales. No creo que necesitemos a nadie más, así que tenemos que trabajar con lo que tenemos, que es un grupo muy especial que siento tendrá una buena oportunidad para llegar muy lejos”, comenta a The Philadelphia Inquirer.

Su mejor momento

Los acabaron la Temporada Regular ganando los 16 últimos partidos, lo que les sirvió para ser cuartos en el Este a la vez que firmaban el récord histórico de victorias consecutivas de la franquicia. Lo más curioso de tal hito es que llegó sin contar con Embiid en la mitad de los encuentros. Aun así, sin su mejor hombre fueron capaces de conseguirlo, lo que demuestra el nivel de un conjunto que puede hacer de todo en una cancha con piezas tan equidistantes como Ben Simmons o J.J. Redick. Philadelphia ha ganado 19 de sus últimos 20 compromisos y no quiere quedarse ahí.

Lo que viene

Están dominando a Miami y quieren hacer lo mismo con el resto de rivales de su costa. Tras 82 partidos de Temporada Regular la única conclusión en el Este es que todos tienen una legítima posibilidad de colarse en las Finales, y entre ellos son los Sixers los que han sacado media cabeza de ventaja. Si cierran su serie contra Miami tendrán que esperar para saber si se enfrentan a Boston o Milwaukee. Por el otro lado del cuadro caminan Cleveland, Indiana, Toronto y Washington. ¿Podrán superarlos a todos para citarse con el salvaje Oeste en junio? Embiid así lo cree y no hay motivos para llevarle la contraria.