Los Spurs no se confían: “Queda mucho trabajo por hacer para llegar a los playoffs”


En San Antonio se han enfrentado a una de sus temporadas más difíciles desde que Gregg Popovich tomara las riendas del banquillo a finales de 1996. Los de Texas aterrizaron en la burbuja de Orlando gracias al ‘salvoconducto’ ofrecido por la NBA. Situados en la 12ª posición de la Conferencia Oeste a su llegada y con una situación convulsa, pocos apostaban por ver a los Spurs en playoffs por 23ª temporada consecutiva. Aún sabiendo que los de Popovich son un escurridizo gato de más de siete vidas.

Ahora, la situación es muy distinta tras apenas cuatro jornadas en Disney World. Los Spurs han vencido en sus dos primeros duelos ante Sacramento y Memphis, dos rivales directos. Además, las recientes derrotas de Portland y New Orleans los han aupado a un escenario impensable hasta no hace mucho: novenos a apenas dos partidos de los Grizzlies, quienes marcan actualmente el límite con las eliminatorias por el título. Justo ahora, cuando hasta el propio Popovich parecía haber arrojado la toalla al declarar que usaría la burbuja “para desarrollar a los jóvenes.”

Sin embargo, la zona media de la tabla sigue muy comprimida. Entre los Spurs y los Suns, 13º clasificados, tan solo hay otros dos encuentros de diferencia. Estas dos victorias han reforzado la confianza de los de Popovich, quienes, por otro lado, son muy conscientes de que todavía tienen mucho que hacer para lograr la clasificación.

“Si te presentas para perder un partido no deberías estar aquí”, afirmó el base de los de Texas Dejounte Murray, según recoge el periodista de ESPN Royce Young. “Obviamente, nos faltan algunos jugadores pero esta es una liga en la que unos jugadores dan paso a otros. Somos profesionales y nos pagan para dar un paso adelante y hacer nuestro trabajo. No podemos controlar lo que la gente dice en el exterior. Tenemos que mantener la fe dentro del vestuario.”

Los Spurs recibieron un duro golpe el pasado mes de junio tras conocer la noticia de que LaMarcus Aldridge estaría de baja por el resto del curso después de ser sometido a una cirugía en el hombro derecho. Sin los servicios del segundo máximo anotador y máximo reboteador del equipo, en San Antonio han diversificado las responsabilidades del juego en pilares como DeMar DeRozan, Derrick White, Lonnie Walker o el propio Murray. Hasta el momento, los llamados complementos han demostrado estar a la altura de una tarea tan exigente como la de reemplazar la producción de Aldridge.

“Cuando llegamos había mucha confianza en el grupo que teníamos. Así que seguimos jugando y mejorando”, afirmó Derrick White. “No ha cambiado mucho para nosotros. Tenemos mucho trabajo que hacer para llegar a los playoffs.”

Y así lo confirma el calendario. Cinco de los seis rivales restantes presentan un balance positivo y ocupan un lugar privilegiado en los playoffs: 76ers, Nuggets, Rockets y los Jazz, estos por partida doble. Tan sólo podrán permitirse un relativo respiro ante unos Pelicans que también se encuentran en la lucha. Y, después, un hipotético torneo play-in ante los Grizzlies, si no se tuercen las cosas. Pero, ¿quién se atreve ahora a apostar contra los Spurs?

(Fotografía de portada de Ashley Landis-Pool/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.