Ricky Rubio, sobre Phoenix: “Parece que nada era verdad”


Ricky Rubio está molesto con la forma en la que se ha dado su salida de Phoenix Suns. El base español formó parte del sorpresivo equipo que ganó sus ocho partidos en la burbuja de Orlando y posteriormente llegó a mostrarse ilusionado con el proyecto de los de Arizona. Se veía dentro. Se veía como parte de un conjunto que con algunos ajustes podía dar el siguiente paso y competir en playoffs. Nada de eso ha ocurrido. Sin tener constancia alguna de ello, fue traspasado a Oklahoma City Thunder por Chris Paul. Ahora días después de aquello, sigue dolido.

“No es la manera de la que te quieres enterar. Mi agente estaba hablando con el equipo y le dijeron que mi nombre estaba fuera de la mesa de negociación pese a los rumores. Luego pasó eso. Sientes que todo lo que te han dicho durante un año, el nuevo proyecto, un equipo joven, que te necesitaban… Bla, bla, bla… Parece que nada era verdad”, comenta en una entrevista concedida a Jon Krawczynski de The Athletic.

Por suerte para Ricky, su paso por Oklahoma City no ha sido más que una rápida parada para volver a casa, a Minnesota. Allí, en esos Timberwolves que le vieron dar sus primeros pasos en la NBA se reencontrará con Karl-Anthony Towns y tendrá además de compañero a Juancho Hernangómez, quien ha renovado por tres años y 21 millones de dólares. Su retorno a Minneapolis le hace especial ilusión.

“Las cosas han cambiado. Diez años te cambian la vida. Soy un jugador y un hombre diferente. Vine aquí cuando tenía 20 años y todos me acogieron. No hubo un solo comentario malo sobre mí y eso ayudó a que pudiese vivir mi sueño. Me acogieron desde el primer día y lo aprecio mucho. Siempre les estaré agradecido” explica.

Respecto a su encaje en un conjunto que cuenta con chicos jóvenes en el perímetro como D’Angelo Russell o el número 1 del draft de 2020, Anthony Edwards, el base de Masnou cree que encontrará su sitio a la vez que avisa que no tendrá miedo a alzar la voz en algún momento si fuese necesario.

“En mi cabeza tenía más sentido llegar a Minnesota y ayudar a un grupo de jóvenes con mucho talento y que ya han hechos cosas realmente bien. Creo que puedo encajar. En el pasado era una especie de líder, pero le tenía miedo a ciertas cosas. Ahora no es así. Si tengo que decir algo, lo diré de buena manera, pero también me enfadaré. Llamaré la atención a quien no esté haciendo lo correcto”, avisa.

(Fotografía de Mike Ehrmann/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y una COMUNIDAD exclusiva en Discord para redactores y suscriptores.