Robin Hood: 5 millones por el equipo de su vida

Dirk y los Mavs, su relación, es un oasis en pleno desierto; un fogonazo de cordura en una mente colmena que hace mucho tiempo que dejó de pensar con claridad. El romance que mantienen y los Dallas , es un completo sinsentido. Un amor duradero y desfasado en la Era de los amantes y del polvo rápido. Respeto mutuo éste, que pone nervioso al Tinder de la NBA.

Robin Hood aún conserva la punta de su flecha. 39 años, miembro del selecto club de los 30.000, 19 temporadas en la NBA y con apenas un par de cartuchos por delante, no mira por sí mismo. Ni el anillo ni el bolsillo; ninguno de ambos está hoy en la mente de Dirk. Salvo locura, los Mavs no ganarán el campeonato en ninguna de las dos próximas temporadas. Y salvo sinsentido, Nowtizki se retirará del baloncesto habiendo vestido la camiseta de una sola franquicia en la NBA: la de los Mavericks.

Así pues, descartado el título, sólo quedaba engordar la cartera. Tampoco será el caso. Desde luego no la cebará tanto como estaba a su alcance. Este verano ha decidido salirse de su contrato de 25 millones de dólares para el curso 2017/18, y volver a firmar uno nuevo infinitamente inferior: 2 años por 10 kilos —siendo el segundo opcional para el equipo—.

Hoy por tí, mañana por mí

Nos explica el porqué. “Mark [Cuban] y yo tenemos una relación muy, muy cercana — cuenta el teutón desde Johannesburgo, donde está para participar en el NBA Africa Game que tendrá lugar el sábado, tal y como recoge mavs.com—. El año pasado, él cuidó muy bien de mí, como todo el mundo sabe. Y ahora me toca a mí de nuevo demostrar que amo estar aquí”.

En este tira y afloja estudiado y simbiótico, Nowktzki se embolsará, entre los años 2016 y 2018, 30 millones de dólares —que no está nada mal— en lugar de los 50 —que están aún mejor— de no haber renunciado a su contrato garantizado.

Adentrándose en su vigésima temporada en la Liga, algo al alcance de solo unos pocos, es más que probable que no sea su última. “Veremos qué tal va este año y decidiremos entonces. Todos sabemos que me encantaría terminar mi carrera aquí y me alegra ver que estoy en posición de conseguirlo”.

Y es que el alemán, a sus 39, está lejos de claudicar. Todo lo contrario: se muestra más activo que nunca. En lo que llevamos de verano, ha pasado por su país natal a ver a su familia, ha estado de vacaciones por Suiza y Kenya, y luego se ha desplazado a Sudáfrica con antelación para formar parte de campamento en el que ha destilado gotas de su clase ante, entre otros, avezados como Kristaps Porzingis y C.J. McCollum.

Los Mavs de la 2017/18

Hemos dicho que ganar el anillo sería un milagro, pero eso no significa que no estemos ante una campaña ilusionante en el American Airlines Center. Junto a veteranos como Barea, McRoberts, Harris, Matthews y el propio Dirk, estarán creciendo jugadores que pueden dotar al equipo de un físico y entrega que, unido al talento veterano antes mencionado, pueden ligar una receta de lo más interesante en Texas. De uno de ellos nos habla Dirk.

“Es un atleta increíble, capaz de jugar por encima del aro, penetrar la pintura y finalizar — el piropeado es Jr, número 9 del Draft y que ha dejado un sabor increíble en las Summer Leagues—. Creo que vamos a divertirnos muchísimo con este chico. Sin duda se va a convertir en una pieza en torno a la cual construir”.

Si sumamos a los nombres ya escritos los de Harrison Barnes, Nerlens Noel y Seth Curry, además de un fondo de banquillo que no desentona, hay desde luego motivos para comprar el abono este año en Dallas. Todo el arsenal, recordemos, siempre bajo el mando de . Otro seguro de vida. Y es que mientras estén los tres, la vehemencia de Cuban, la pizarra de Carlisle y el tiro eternamente arqueado de Dirk, obviar a este caballo en la casa de apuestas del hipódromo, será siempre un error fatal.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Cousins, sobre jugar en Sacramento: “No puedo esperar”

Jordan cree que Leonard es el jugador más completo ahora mismo

Siguiente