Steve Kerr renueva su contrato con los Golden State Warriors

¿Qué hacer con el entrenador con el que has ganado tres de los cuatro últimos títulos, su química con los jugadores es formidable, mantiene la actitud de un líder joven y apasionado y su nombre no es Zinedine Zidane? Pues renovarle.

El coach de los Golden State , ha sellado por fin el acuerdo que llevaba macerándose varias semanas, dando un paso más en el proceso de afianzar una filosofía clara: mantener lo más intacto posible el eje central del proyecto de Oakland. En ese eje, en torno al cual crece el resto del bloque, Kerr, más como una fusión entre psicólogo, canguro, motivador y amigo que como estricto head coach, juega un papel fundamental.

Cuatro años memorables

A Steve Kerr le quedaba por delante el último año restante de su acuerdo original por 5 años y 25 millones de dólares. Bob Mayers, general manager, señaló que tan pronto concluyera la temporada iniciarían las conversaciones para concretar su renovación. No obstante, por el momento las cifras del nuevo acuerdo no han sido reveladas, aunque como adelantamos, su nueva nómina podría doblar la que viene percibiendo actualmente; es decir, pasaría a cobrar unos 10 millones la temporada, situándose entre los entrenadores mejor pagados del planeta NBA.

El técnico que trajo el primer título a la franquicia 40 años después, el técnico del 73-9, el técnico que no se ha cansado de humanizar a LeBron una vez tras otra, el técnico que avanzó hacia el campeonato de 2017 entre un camino de rosas, con un balance de 16-1, el técnico que presume a día de hoy de un récord al frente de GSW de 265-63 (80,8% de victorias), seguirá encabezando por un largo tiempo un proyecto que ya no apunta, sino que es, dinastía.