Ambos cedieron: Smart seguirá en los Celtics por 13 millones al año

Los usaron el factor tiempo a favor de corriente, pero tampoco han querido abusar de él. Sabían que la continuidad de era importante en su proyecto y eso han tratado de transmitir al jugador, mediante una oferta que prácticamente satisface sus pretensiones iniciales.

Meses tensos y mucha calculadora

Al principio, por finales de mayo, el guard se ponía precio a sí mismo. “Merezco más de 14 millones”, dijo.

Los Celtics respondieron con evasivas, limitándose a extenderle su oferta cualificada y permitir que fuese el mercado el que hablase.

Las semanas pasaron y a las oficinas del Garden no llamó nadie con ninguna oferta mareante. El guión verde se cumplía según lo esperado.

Entonces el Boston Globe filtró el primer signo de debilidad del jugador. Pasó del ‘merezco más de 14’ al ‘estoy dispuesto a firmar por menos de 15’. Parecía el mismo mensaje, pero no lo era. Los Celtics empezaban a saber la altura del techo con el que tendrían que lidiar. Por entonces se rumoreaba que en un contacto inicial con Smart, le habían ofrecido una extensión que rondaba los 12 millones la temporada.

El 11 de julio el escolta lanzó su pequeño gran órdago, reuniéndose con los Nets durante la Summer League de Las Vegas, cansado de la pasividad de su franquicia. Entonces los Celtics supieron que era el momento de aflojar y responder.

Ambas partes han cedido, Smart sacrificando un millón por debajo de lo que consideraba estrictamente justo, y en Massachusetts yéndose un par de dígitos por encima de lo que tenían calculado en su plan inicial. El trato se cerrará por cuatro temporadas y 52 millones de dólares, informan fuentes de Yahoo! Sports.

Stevens mantiene su columna

Esta misma tarde el jugador y su representante, Happy Walters, se reunirán con la franquicia para ultimar flecos y terminar de sellar el acuerdo, indica el periodista Shams Charania.

Los Celtics logran, pues, mantener a su hombre fuerte de la segunda unidad, capital en ese sistema intenso, rocoso y de rotaciones constantes que ha manejado con tanto éxito Brad Stevens este año, y que se debería acentuarse el curso entrante con Gordon Hayward y Kyrie Irving plenamente recuperados.

Los números del escolta la pasada temporada regular (siempre con los porcentajes de acierto en el tiro como defecto a mejorar) fueron de 10,2 puntos, 4,8 asistencias y 3,5 rebotes en 54 encuentros y 29,9 minutos de juego.