La NBA quiere endurecer las multas por ‘tampering’

Las penas podrían ser de hasta 10 millones de dólares, siendo que el límite ahora es de seis

La sensación cada agencia libre es de que el mejor género no llega siquiera a exponerse tras los cristales, durante las primeras horas de mercado. En este 2019, un día antes de que todo se pusiera legalmente en marcha, se filtraron ya algunos acuerdos de los jugadores más importantes, y para el instante de apertura real, había una gran cantidad de compromisos sellados y hasta anunciados. Eran secretos a voces antes de la apertura de todo. Sospechoso, mucho.

Todo el mundo es consciente de que los contactos entre jugadores y franquicias, prohibidos antes de la fecha oficial de inicio del mercado, se producen. De una manera u otra se producen y llevan haciéndolo mucho tiempo. De ese modo, la está empeñada en poner diques a esta práctica tan extendida para firmar jugadores libres, no solo investigando lo que pudo ocurrir en los últimos días del pasado mes de junio.

Ahora, según pudo saber ESPN, la NBA ha enviado una serie de documentos a las 30 franquicias NBA en los que se detallan, entre otros puntos, una proposición de endurecer las penas por tampering. Esta práctica, el famoso tampering, es la infracción producida cuando cualquier representante de un equipo habla de términos contractuales o trata de convencer a un jugador para que cambie de equipo cuando este posee contrato con otra organización. Eso o los contactos con agentes libres antes de que se abra la lonja estival, procedimiento también ilegal y que está recogido también en el manual de uso del tampering.

De ese modo, las penas que la NBA proponer aumentar podrían llegar a los 10 millones de dólares, siendo que ahora la madre de todas las multas puede ser ‘solo’ de 6 millones.

Los han sido una de las entidades más vigiladas por este tipo de praxis en los últimos tiempos, llegando incluso a ser multados (medio millón) por contactos prohibidos con Paul George en 2017. También hubo quejas acerca del proceso de reclutamiento de Anthony Davis, en febrero, y con ciertos guiños a Antetokounmpo, por los que también hubo pena económica. Los equipos pequeños, en la figura de los Pelicans en este caso, denunciaban las malas artes de los grandes mercados como los .

En este año 2019, algunos equipos también pusieron el grito en el cielo con motivo del tampering, llegando a haber hasta acusaciones en firme (de Boston a Philadelphia).

Asimismo, la liga también desea endurecer otro tipo de penas que conlleven un perjuicio a la propia competición. Este tipo de castigos pueden incurrir en la actualidad en una pena máxima de un millón, pero se quiere elevar la cifra hasta entre cinco y diez. En esta tipología de infracciones colocaríamos, por ejemplo, el estacazo que la NBA propinó a Donald Sterling cuando, en 2014, vetó su continuidad como propietario de los Clippers tras salir a la luz unos comentarios con agravante racista; por ese escándalo, la liga penalizó a Sterling con 2,5 millones de dólares, cantidad que, en casos similares, la competición quiere endurecer. Además, insistimos, le desposeyó de su propiedad en Los Angeles Clippers.

Entonces, la NBA ha mandado esta proposición a las 30 franquicias de la liga. Para que prospere su aprobación, los documentos tendrán que ser aprobados por mayoría por parte de los propietarios de las diferentes organizaciones.

(Fotografía de portada: Harry How/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

Seguirá aumentando el margen salarial en la NBA

Orlando Magic apuesta fuerte por Markelle Fultz

Siguiente