Cinco contra cinco: Lo mejor y lo peor de la 14º semana

Los destacados

: Excelente semana para el alero y para Memphis Grizzlies con tres victorias y el casillero de derrotas vacío. Para el jugador una semana tan buena como inesperada por llevar hasta ahora una temporada bastante irregular. Cuando Memphis le fichó esperaba este nivel y él lo ha ofrecido con cuentagotas. Su juego esta semana se asemeja bastante al que hizo en su llegada a Grizzlies, pero que fue empeorando hasta pasar casi desapercibido a comienzos de este curso.

El equipo de Tennessee carece de anotación exterior y Jeff Green debería ser el salto de calidad en este punto que haga subir un escalón al equipo. Esta semana ha promediado 27 puntos y 5 rebotes por encuentro, anotando 31 tiros de 49 intentados. Es factible que la semana que viene se mantenga pero también que volvamos a ver su versión mala, pero estos días se ha demostrado que con el estilo férreo de los Grizzlies, su juego interior rindiendo como siempre y con este Green, podrían ser candidatos de nuevo a pelear por todo.

: Extraña temporada hasta ahora para los Pelicans con numerosas lesiones, contratiempos y muchos rumores de traspasos. Ahora parece que Alvin Gentry está dando con la tecla adecuada y están consiguiendo buenos resultados pero los rumores no cesan y se intensifican a medida que se aproxima la fecha de cierre del mercado. Evans y Holiday son carne de intercambio pero un jugador lleva semanas con esa etiqueta sobre sus hombros sin demasiada preocupación.

Ryan Anderson ha cerrado su mejor semana de la temporada con un 50% en triples y unas medias de 27 puntos, 8 rebotes y 3 asistencias para que New Orleans haya conseguido dos victorias en tres partidos. Este es el Ryan Anderson que destacó en Orlando y que ganó el premio a jugador más mejorado, desde luego una pieza muy cotizada que muchos entrenadores desean para su equipo. El primero que ha declarado su amor hacia Anderson ha sido Stan Van Gundy que ha pedido su contratación para jugar de cuatro abierto junto a Ilyasova, y liberar espacio a Drummond. Veremos qué futuro le depara al jugador de Pelicans de aquí en adelante.

: Las selecciones de los reservas del All-Star han suscitado mucho debate y muchas opiniones en contra. Aldridge no ha demostrado esta semana estar por encima de Nowitzki, pero Klay Thompson ha reaccionado bien tras las críticas de su elección por delante de Damian Lillard. Seguramente el base de Portland merezca ir pero el último mes del escolta de los Warriors está siendo monumental, mereciendo también acudir a su segundo partido de las estrellas.

Ha promediado en estas cuatro victorias 30 puntos por partido, anotando 46 de 74 tiros de campo, unos geniales números para un jugador exterior. En los tres últimos partidos sube la media hasta los 37 puntos y en los tres se ha ido por encima de los 30. A destacar los 45 puntos que hizo ante Dallas Mavericks. Curry suele funcionar a la perfección cada día, pero cuando no está perfecto, aparece su pareja ‘splash’ para mantener la demoledora racha de Golden State.

: Parece que la llegada de Lue al banquillo de los Cavs está siendo beneficiosa. Ahora mueven más el balón, hacen más asistencias, LeBron James está en modo altruista y el ‘Big Three’ vuelve a funcionar. Parece que Lue habló en privado tras su nombramiento con Irving y Love y les pidió no estar tan pendientes de sus números, aunque parece que les motivó a jugar mejor y han cambiado su imagen en el campo.

Cuando comunicaron a los jugadores el despido de Blatt, se comenta que varios esperaban como noticia el traspaso de Love, sin embargo no ha ocurrido y Kevin Love está tratando de volver a una versión más parecida al que jugaba con la camiseta de los Wolves. Esta semana cuatro triunfos con 21 puntos, 9 rebotes y 3 asistencias de media para él. Lo más importante es que se le ha visto mucho más activo en el campo, más implicado y con mucho acierto. A este nivel, Cleveland es todavía más candidato al título. Así es la NBA, un día estás abajo y al siguiente arriba.

: No es habitual destacar a alguien con récord semanal negativo, y mucho menos con cuatro derrotas en cuatro partidos, pero el número uno del Draft lo merece. Siempre quedará la duda de qué nivel mostraría Towns en un equipo con aspiraciones pero no debe quedar ninguna duda de su calidad y está demostrando ser el mejor rookie de esta generación. En estos momentos no hay duda de que ganará el premio a mejor novato del año, y ha ganado con mucha diferencia su duelo ante Okafor. Está siendo el debut más espectacular de un jugador en la NBA en muchos años, seguramente desde LeBron James. Hace unos días Kevin Durant decía de Towns que iba a llegar al Hall of Fame.

Esta semana ha promediado 25 puntos, 12 rebotes y 3 asistencias por encuentro, con un partido de 32 puntos ante Phoenix digno de récord, al ser el jugador más joven en conseguir un 30-10 desde Durant en 2008. Cuando acabó ese partido, el rookie dijo que había estado fatal, hablando bien de la exigencia que tiene para ser el mejor. A estas alturas puede considerarse mejor año de novato que Andrew Wiggins, Anthony Bennett y Anthony Davis, sus predecesores en el primer escalón del draft.

Otros jugadores a destacar: Chris Bosh, DeMar DeRozan, Kevin Durant, Monta Ellis, Danilo Gallinari, Pau Gasol, Rudy Gobert, James Harden, Jrue Holiday, Rodney Hood, LeBron James, Enes Kanter, Brook Lopez, Zach LaVine, Greg Monroe, Chris Paul, Dwyane Wade, Russell Westbrook, DeAndre Jordan.

Las decepciones

: Es probable que Griffin esté arrepentido de lo sucedido y puede que hasta se esté fustigando mentalmente auto culpándose de todo, pero a pesar de todo ello merece un castigo y merece sin duda estar aquí esta semana como gran decepción. Es cierto que es un jugador que recibe muchas faltas y muchos golpes en los partidos, pero eso no es escusa para que acabe utilizando la violencia física. Griffin ahora se ha lesionado la mano por golpear al utillero de su equipo, supuesto amigo suyo, a la salida de un restaurante. La historia no se va a quedar aquí, ya que la NBA está investigando el incidente llamando incluso a los testigos. La estrella de los Clippers se enfrenta a una multa, a una difícil lesión, a duras críticas e incluso a la posible salida del equipo.

Los jugadores de la NBA deben cumplir dentro del campo pero es muy importante su imagen fuera, ya que son un ejemplo para muchos niños, y la imagen de Blake ha quedado ahora muy deteriorada. Por si fuera poco, en su ausencia los Clippers están jugando mejor y ganando mucho, dando por buena la teoría de que Griffin y Jordan se molestan en demasía y sin el ala-pívot el juego es más fluido, además de que sin él, destacan más Paul, Redick, Crawford y DeAndre. Todo esto junto al incidente del utillero, pueden propiciar un traspaso que hace 1 mes era impensable.

: En verano Mark Cuban apostaba fuerte y tenía en la cabeza conseguir varios jugadores para elevar el nivel de sus Mavericks. Varios de ellos acabaron por decantarse por otro equipo dejando de lado a los Mavs. El único fiel resultó ser Matthews que apostó fuerte por su llegada a Dallas. Se hacían con un escolta con prestigio, seguro, buen defensor, solvente en ataque y un fiable tirador. De momento la versión que están viendo en Dallas es mucho peor que la de Portland, un jugador que anota menos, falla más y ya no es tan regular. Menos mal que sigue defendiendo bien y aporta en ese punto.

Esta semana Wesley ha promediado 6 puntos, 3 rebotes y 2 asistencias en más de 30 minutos de juego, con 10 tiros convertidos de 36 lanzados. Ha bajado sus estadísticas respecto al año pasado, de 15,9 puntos a 12,4 y sus porcentajes de 44% a 38%. Él mismo ha reconocido en varias ocasiones que está jugando a un nivel muy pobre.

: Hasta hace unos días todo era maravilloso en San Antonio. Seguramente si le preguntan ahora a Popovich seguirá diciendo lo mismo, pero la realidad es que esta semana los Spurs han caído en dos duelos muy importantes ante Golden State Warriors y ante Cleveland Cavaliers. Puede que entre estos tres equipos esté el anillo y San Antonio ha perdido con mucha diferencia ante ambos dejando una pobre imagen que nadie esperaba. Cierto es que son partidos de temporada regular y lo importante es llegar bien a los Playoffs pero las dudas han acechado estos días al equipo, y especialmente han recaído sobre Aldridge.

Sus números hasta ahora no son buenos pero sí que son perdonables porque en San Antonio la rotación es larga, los minutos más escasos y no prima la estadística individual pero el bajón respecto al Aldridge de Portland ha sido terrible. Se supone que es el sucesor de Tim Duncan y esta semana sin el eterno Duncan, LaMarcus no ha estado a la altura promediando sólo 15 puntos y 5 rebotes por partido, y digo “sólo” porque debería haberse echado el equipo a la espalda y recuperar su mejor versión. Además de todo esto ha sido objeto de crítica al ser seleccionado para el All-Star de Toronto, a pesar de no estar en las quinielas de mucha gente. Es posible que Dirk Nowitzki lo merezca más que él, o no, pero la controversia ya está creada.

: Desastrosa semana para el francés y mala para Charlotte Hornets que bajan posiciones en el este, y desaparecen de puestos de Playoffs. Batum ha dejado este año partidos para el recuerdo con estadísticas muy buenas y produciendo en todas las facetas del juego, pero lleva ya semanas bajando su nivel, dejando a los Hornets huérfanos con Kemba Walker tirando del carro muy solo.

Estos días Nico ha promediado 4 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias por encuentro, anotando 4 tiros de los 20 que ha intentado. Esta es una versión muy pobre para lo que ha demostrado en su carrera y Charlotte lo está notando negativamente. Para acrecentar toda esta negatividad, ha caído lesionado en el pie perdiéndose el último partido de la semana ante Los Ángeles Lakers.

: Los Magic han retocado la semana con una meritoria victoria en casa ante Boston Celtics pero su imagen sigue deteriorada por una racha negativa de ocho derrotas consecutivas. El equipo que se consideraba revelación en noviembre y diciembre, ahora es un equipo de la parte baja del este, que no cuenta tanto para Playoffs. Si bien es cierto que el estilo que ha impuesto Scott Skiles para los Magic en el que todos producen y nadie destaca sobre los demás es bueno y exitoso, es preocupante que todos los jugadores que se consideran principales han bajado sus números últimamente y varios han descendido sus medias respecto al año pasado.

En este punto podían estar Vucevic, Harris o Payton, pero es Oladipo el que peor está jugando con lo que se esperaba de él. Esta semana ha promediado 11 puntos por partido, y en la temporada 13,7 puntos, respecto a los 17,9 del año pasado. Los problemas físicos pueden explicar esta caída pero a estas alturas de su carrera Oladipo ya debería ser considerado estrella o estar cerca de ello. Es una pena que se haya estancado en su progresión


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer o no.


Anterior

NBA Power Rankings: Golden State recupera el trono

Dwyane Wade alcanza a Bernard King

Siguiente