Curiosidades NBA: los jugadores que han perdido más Finales


Muchas leyendas de la Liga fueron víctima de Boston, equipo que dominó casi sin rival en los 60

Tras abrir la serie de curiosidades analizando las franquicias que nunca han tenido el número 1 del draft, ahora cambiamos de contexto para fijarnos en las Finales, y más en concreto en aquellos jugadores que más veces han estado en lucha definitiva por el anillo sin conseguirlo. Empezando por 1947 (la liga no tomó las siglas NBA hasta 1950) haremos un recorrido a través de algunos de los jugadores más importantes de la historia, ya que son estos quienes más veces se han visto en las Finales, y por tanto quienes en muchas de esas ocasiones más sinsabores han sufrido quedándose con la miel en los labios. Sin más, abrimos fuego.

Jerry West

  • Finales ganadas: 1
  • Finales perdidas: 8

Sí. Abrimos esta clasificación de desengaños con quien da imagen al logotipo de la NBA: Jerry West. Nacido en Virginia Occidental allá por 1938, disputó 14 temporadas en la Liga con Los Angeles Lakers para ser considerado a día de hoy uno de los mejores jugadores de la historia y, sin duda, uno de los mejores anotadores de todos los tiempos. Concluyó su carrera con un promedio de 27 puntos por partido (cuatro temporadas por encima de los 30) y es aún el máximo anotador de las Finales con 1.679 puntos… ¡y aún no había triples! Sin embargo, todo ese despliegue de cualidades solo le sirvió para proclamarse campeón en una ocasión.

Iniciando su carrera en 1961, West hubo de morder el polvo en hasta siete ocasiones antes de saborear las mieles del éxito. Con los Boston Celtics como su particular villano –perdieron en seis de esas siete ocasiones ante ellos–, no fue hasta 1972 cuando por fin se proclamó campeón. Fue ante los New York Knicks, equipo que les derrotó en 1970 promediando 22,9 puntos y 8,9 asistencias. Esa temporada 1971-72 se convirtió en historia de la NBA, ya que los Lakers ganaron en temporada regular 33 partidos consecutivos hasta los Bucks de Kareem Abdul-Jabbar acabaron con la racha.

Formando parte del Hall of Fame desde 1980, West se retiró en 1974 tras acumular 14 presencias en el All-Star (MVP en 1972), 10 selecciones para el mejor quinteto de la NBA y otras 4 para el mejor quinteto defensivo de la NBA.

  • El dato: Es el único jugador de la historia de la NBA que ha sido nombrado MVP de unas Finales sin haber conseguido el anillo. Fue exactamente en 1969 cuando perdió frente a los Celtics por 4-3.

Elgin Baylor

  • Finales ganadas: 0
  • Finales perdidas: 8

Una de las historias más duras de la NBA por cómo se despidió y en qué momento. Llegado a los Lakers en 1958, cuando aún estaban en Minneapolis, Elgin Baylor no tardó ni un suspiro en convertirse en una estrella. En su primer año fue el cuarto máximo anotador de la competición (24,9 puntos), el tercero con más rebotes (15) y el octavo en asistencias (4,1). Por supuesto fue el Novato del Año y abrió un camino de dominio en las canchas que sin embargo no fue suficiente para conseguir un anillo.

Al igual que en el caso de West, Baylor perdió ocho Finales y tuvo en los Celtics a su particular bestia negra. Fueron siete las ocasiones en las que los verdes se interpusieron en su camino –en la otra fueron los Knicks–. Tras caer justo ante los neoyrquinos en 1970 los problemas físicos se cebaron con él. En la campaña 1970-71 jugó únicamente dos partidos y en la siguiente nueve antes de anunciar su retirada. Justo ese año, 1972, los Lakers lograrían proclamarse campeón ya sin una de sus leyendas sobre la pista.

Baylor acabaría su carrera con un promedio de 27,4 puntos, 13,8 rebotes y 4,3 asistencias, marcando su tope en la temporada 1961-62, en la cual firmó 38,3 puntos, 18,6 rebotes y 4,6 asistencias. En playoffs tampoco bajó el ritmo para concluir sus actuaciones con una media de 27 puntos, 12,9 rebotes y 4 asistencias. Todo ello para ser 11 veces All-Star. Una enorme carrera a la que solo le faltó el anillo y que ya cuenta con su estatua en el Staples Center.

  • El dato: Aunque nunca pudo ganar unas Finales, Baylor ostenta a día de hoy el título honorífico de ser el jugador que más puntos ha logrado en un partido de las mismas. Fue un 14 de abril de 1962 cuando frente a Boston en el Garden anotó 61 puntos para poner a los Lakers con ventaja 3-2 en la eliminatoria definitiva. No fue suficiente. Los Celtics ganaron los dos partidos siguientes.

LeBron James

  • Finales ganadas: 3
  • Finales perdidas: 6

El único jugador del siglo XXI que encontraremos en esta lista. LeBron James lleva muchos años dominando en la Liga –hasta el curso pasado había enlazado ocho Finales consecutivas de las nueve que ha jugado– pero el destino ha querido que en hasta seis ocasiones se haya quedado a un paso del anillo. La primera de ellas, con un James solo llevaba cuatro años en la Liga, perdió 4-0 ante San Antonio Spurs. Después, desde 2011 a 2018, ha jugado cuatro con Miami Heat (ganando dos y perdiendo otras dos) y cuatro más con Cleveland Cavaliers (ganando una y perdiendo tres).

Centrándonos en la última época en los Cavs, lo cierto es que en todas las Finales los favoritos eran los Golden State Warriors, más aun tras hacerse en 2016 con los servicios de Kevin Durant. Ahora, viviendo una nueva aventura en Los Angeles Lakers, espera poder engrosar su lista de campeonatos ganados para acercarse a los seis de su gran referente: Michael Jordan.

Como en casi todos los demás casos, LeBron ha acumulado numerosos reconocimientos individuales en la NBA. Ha sido cuatro veces MVP de la temporada regular, tres veces MVP de las Finales, ha estado en hasta 12 ocasiones en el mejor quinteto de la competición y ha participado 16 veces en el All-Star Game.

  • El dato: El Rey es el MVP de la NBA –lo ha sido en cuatro ocasiones– que más Finales ha perdido por delante de otros enormes jugadores como Wilt Chamberlain o Magic Johnson.

Larry Foust

  • Finales ganadas: 0
  • Finales perdidas: 5

Retrocedemos ahora hasta 1950. Aquel año los por entonces Fort Wayne Pistons se hacían con Larry Foust, un pívot de 2,05 que inmediatamente pasaría a ser uno de los mejores jugadores interiores de la competición. En el estado de Indiana, donde pasó siete años, disputaría dos Finales. En la primera (1956) cayó 4-3 frente a los Syracuse Nationals y en la segunda (1957) 4-1 ante los Philadelphia Warriors. Ya en 1959, formando parte de los Lakers, caería 4-0 al verse las caras con los Boston Celtics. Serían justo los verdes los que volverían a dejarle sin anillo en los años 1960 y 1961, cuando se había unido a los San Louis Hawks. Sí, cinco finales con tres equipos diferentes y ninguna victoria.

Aunque a nivel colectivo nunca pudo saborear el triunfo final, a título individual realizó una gran carrera en la que fue All-Star en ocho ocasiones. Además, cerró su etapa como profesional con un promedio de 13,7 puntos y 9,8 rebotes, fue el máximo reboteador de la competición en 1952 (13,3 rebotes por noche) y entro en el mejor quinteto de la NBA en 1955. Y por si fuese poco, en su año de novato fue All-Star.

  • El dato: En su primer año en la Liga, exactamente el 22 de noviembre de 1950, Foust lograba la canasta ganadora para los Lakers. Sí, tiros para dar el triunfo a un equipo se han dado muchos, pero este fue justo en el partido con menos anotación de la historia de la NBA. Los angelinos ganaron 19-18.

Wilt Chamberlain

  • Finales ganadas: 2
  • Finales perdidas: 4

El autor del mítico partido de los 100 puntos tampoco se queda fuera de esta lista. Con un promedio de 30,1 puntos y 22,9 rebotes en su carrera –algo que nadie más ha conseguido–, Chamberlain se ganó a pulso ser considerado una de las leyendas de la NBA que, sin embargo, tampoco pudo romper la hegemonía que los Boston Celtics ostentaron en su tiempo.

Empezando su carrera con los Philadelphia Warriors, en dos de sus tres primeros años vio como los verdes le frenaban en las finales del Este. Con el paso de la franquicia a San Francisco pudo esquivar a los Celtics hasta las Finales. Era 1964 y The Big Dipper volvía a sentir lo que era ser derrotado por Boston. Tres años después, en 1967, conseguía su primer anillo derrotando a los Philadelphia 76ers. Ya como jugador de los Lakers llegaría a cuatro Finales en seis años (1969, 1970, 1972 y 1973) para solo cantar victoria en el 72 derrotando a los Knicks. Se retiró sin poder ganar a los Celtics en una serie de playoffs.

Las derrotas en las Finales no han mermado su grandeza. A título personal dejó las canchas tras haber sido cuatro veces MVP, siete veces seleccionado para el mejor quinteto de la NBA y en 15 ocasiones All-Star. Hizo de todo en las canchas de baloncesto, e incluso jugó con los Harlem Globetrotters antes de dejar numerosos récords en la NBA, incluidas algunas hazañas poco conocidas.

  • El dato: En su primera temporada en la NBA, la 1959-60, Chamberlain promedió la barbaridad de 37,6 puntos y 27 rebotes para ganar en la misma temporada el Novato del Año y el MVP (premio que consiguió imponiéndose a jugadores de la talla de Bill Russell o Bob Pettit).

Magic Johnson

  • Finales ganadas: 5
  • Finales perdidas: 4

El showtime llegó con él, pero más allá del espectáculo que ofrecía cada vez que saltaba a la cancha, era un competidor nato. En 13 carreras de playoffs fue capaz de alcanzar las Finales en nueve de ellas. De esas salió victorioso en cinco y perdió cuatro; siendo míticos sus enfrentamientos con los Celtics de Larry Bird, con quien se enfrentó en tres ocasiones en la final en un periodo de cuatro años –indispensable leer ‘Cuando éramos los mejores’ para entender una rivalidad que vivió su primer gran hito en la final de la NCAA de 1979–.

Lo cierto es que verlo peleando en la eliminatoria que decidía el campeón fue casi una costumbre en los 80. Justo en su primer curso en la NBA ya disputó las Finales para ganarlas, algo que repitió en 1982, 1985, 1987 y 1988. Las derrotas llegaron en 1983, 1984, 1989 y 1991.

Acabando su carrera con un promedio de 19,5 puntos, 11,2 asistencias, 7,2 rebotes y 1,2 robos, Magic acumuló 12 elecciones para el All-Star siendo MVP del partido en dos ellas, tres MVPs de la temporada regular y otros tres MVPs de las Finales. Sin duda, uno de los más grandes de la canasta.

  • El dato: Es el único novato que ha ganado el MVP de las Finales en la historia de la NBA. Fue exactamente en 1980, ganando 4-2 a los Philadelphia 76ers y promediando 18,3 puntos, 10,5 rebotes, 9,4 asistencias y 3,1 robos.

Kareem Abdul-Jabbar

  • Finales ganadas: 6
  • Finales perdidas: 4

En 20 años de carrera NBA a Kareem Abdul-Jabbar le dio tiempo a coincidir con los últimos años de Wilt Chamberlain en la NBA formando parte de los MIlwaukee Bucks, ser el líder de unos Lakers de transición justo tras la retirada de Chamberlain y vivir los mejores años del showtime junto a Magic Johnson. En ese extenso periodo de tiempo llegó a disputar las Finales en hasta 10 oportunidades para colocarse seis anillos (uno con los Bucks y 5 con los Lakers) y ver como en cuatro ocasiones se quedaba con la miel en los labios.

En la primera derrota que sufrió en 1974, la sintió la ‘picadura’ de unos Celtics que se imponían a los de Wisconsin por 4-3 tras un séptimo partido en el que los verdes se impusieron con claridad. El resto de finales perdidas llegarían vistiendo de oro y púrpura en los años 1983, 1984 y 1989. Por cierto, la del 84, de nuevo frente a Boston, también se decidió en siete encuentros.

A título individual, Ferdinand Lewis Alcindor Jr., su nombre hasta que decidió cambiárselo en 1971 tras convertirse al Islam, fue 19 veces All-Star, ganó 6 MVPs de temporada regular, 2 MVPs de las Finales y estuvo en hasta 10 ocasiones en el mejor quinteto de la NBA.

  • El dato: Más de 30 años después de su retirada Abdul-Jabbar sigue siendo el líder histórico de la NBA en puntos (38.387), minutos jugados (57.446) y tiros de campo convertidos (15.837).

Danny Ainge

  • Finales ganadas: 2
  • Finales perdidas: 4

Llegado a la NBA en 1981, fue miembro clave de los Celtics de Larry Bird, con los que consiguió dos anillos y perdió otras dos Finales (ambas frente a Los Angeles Lakers en los años 1985 y 1987). Pese a su participación más que relevante con Boston, en 1989 fue traspasado a Sacramento Kings. Tras pasar por California, en 1990 llegó a Portland para disputar las Finales de 1992 cayendo ante los Bulls de Michael Jordan. Y un años después, formando parte de Phoenix Suns, volvió a perder ante los de Illinois por 4-2.

Pese a ganar sus títulos en 1984 y 1986, no fue hasta 1988 cuando tuvo el mayor reconocimiento individual de su carrera al ser seleccionado para el All-Star que tuvo lugar aquel año en Chicago. Se retiraría en 1995 con un promedio de 11,5 puntos, 4 asistencias y 2,7 rebotes en 1042 partidos disputados.

  • El dato: El 5 de junio de 1992, en el segundo partido de las Finales entre Portland y Chicago, anotó nueve puntos en la prórroga, igualando así el récord de puntos para un jugador en un tiempo extra de un encuentro de las Finales.

Otros con cuatro derrotas

Además de los jugadores anteriormente comentados hay otros que también mordieron el polvo en cuatro ocasiones cuando tenían el anillo al alcance de la mano. En esa lista encontramos a Mel Counts, quien jugó entre 1964 y 1976 para ganar dos Finales (Celtics) y perder cuatro (Lakers); Keith Erickson, quien jugó de 1965 a 1977 para ganar en una ocasión (Lakers) y perder cuatro (tres con Lakers y una con Suns); Steve Mix, quien jugó de 1969 a 1983 para perder cuatro veces (tres con 76ers y una con Lakers); Rudy LaRusso, quien jugó de 1959 a 1969 para caer en cuatro ocasiones (Lakers); y Max Zaslofsky, quien jugó de 1946 a 1956 para salir derrotado cuatro veces (dos con los Knicks y dos con los por entonces Fort Wayne Pistons).

Solo los más grandes pierden

Magic, LeBron, Jabbar… La lista que hemos elaborado es tan fiel a los datos como reveladora respecto a lo difícil que llegar a las Finales, y ganarlas. Para entrar entre los jugadores que hemos analizado no basta con jugar bien en momentos puntuales, sino que debes estar entre los mejores durante toda una carrera que debe extenderse igualmente muchos años. Además, gran parte de los nombrados tuvieron que convivir con el mayor dominio que ha vivido la NBA en su historia, el cual tuvo como protagonista a unos Boston Celtics que jugaron 10 Finales consecutivas para salir campeones en nueve de ellas.

Nota: Aquí puedes consultar la lista de los equipos con más anillos y todas las Finales de la NBA.

(Fotografía de Kevork Djansezian/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.