El juego de NBC: los 50 mejores de 2024 (45-41)

Día 2 del serial de los 50 mejores de la NBA en el año 2024 según NBC Sports (del 50 al 46)

45. Brandon Ingram

Guau. En tan sólo dos días ya nos hemos ventilado a dos de los tres últimos ‘numero 2’ del Draft. Si ya me dejó un tanto con sorprendido lo de Lonzo (lo suponía un top-40), con Brandon Ingram se me acaba de quedar un poco cara de horchata. Porque si uno se detiene a ver jugar a Ingram durante un rato largo y analiza de lo que es capaz en momentos de audacia, fiereza e inspiración, resulta difícil no intuir tras ese esqueleto de percha una futura superestrella de la liga. Porque tiene el pack entero para serla.

No obstante, NBC nos lo coloca casi al inicio del conteo (ojo, que el mero hecho de aparecer en esta lista no está mal). Cuando alcancemos el año 2024, Ingram tendrá recién cumplidos los 26 años…todo un hombrecito, técnica y (esperemos) físicamente.

Desde NBC argumentan –y no les falta razón– que en su paso por los Ángeles (y especialmente tras la llegada de LeBron), Ingram tan pronto parecía un primera espada anotador como pasaba absolutamente desapercibida su presencia en pista… y con una terrible facilidad para pasar de un estadio al otro.

En la clasificación también le ha afectado, parece, su serio problema de trombosis que automáticamente nos resucita el triste caso de Chris Bosh y su prematura retirada. La operación del forward, no obstante, fue un éxito, y el coágulo de su brazo fue totalmente eliminado, por lo que en un principio cabe esperar una próspera carrera que retomará su senda en NOLA, nuevamente de la mano de Ball y Hart, con Williamson Jrue, Favors y Hayes y muchísima menos presión mediática en sus espaldas.

44. Jarrett Allen

Le hemos visto en acción en la reciente Summer League de Las Vegas, donde podía haber pasado por un undrafted en paro más. No estuvo mal, pero tampoco (ni mucho menos) espectacular. No obstante, todos hemos visto de lo que es capaz el pívot de los Nets.

Pocos han logrado taponar a Blake Griffin y LeBron James como lo ha hecho él. De hecho, nadie. Un muro irrompible frente a bolas de demolición. Y eso, de entrada, ya es suficiente carta de presentación. Sus recursos son sencillos y reconocibles, pero también eficaces. Poderoso en la intimidación, firme en la finalización. Con D’Angelo Russell se ha hinchado a pick and rolls este año, con buenos resultados.

No intenta por ahora más allá de lo que sabe. De aquello en lo que se conoce eficaz, muy al estilo Steven Adams. No obstante, aún es tremendamente joven y su perímetro de mejora es lo bastante sugerente como para creer en un Allen 2.0 capaz de vislumbrarnos con algún cartucho más (¿tiros de media-larga distancia quizás?).

Y esa presunta mejora llegará sumergido de pleno en un ambiente contender. Con Kevin Durant (post-lesión) y Kyrie Irving en el quinteto, los espacios se abrirán en forma de autopista para que el ‘ABC’ de Allen golpee a sus rivales con una contundencia brutal.

43. Victor Oladipo

En Oklahoma no lo supieron ver, y en Indiana no se valoró en su justa medida cuando llegó como elemento principal en el traspaso que les arrancó a Paul George. Un año después, Oladipo era All-Star, ganador del MIP y una de las atracciones más vibrantes de la Liga. El número 2 del Draft 2013 había aparecido por fin y lo hacía rodeado de fuegos artificiales.

Para su desgracia y también la nuestra, una grave lesión de rodilla ponía, el pasado enero, freno a una progresión frenética y un estado de forma único. Ahora queda esperar y ver si es capaz de regresar al 100%. De hacerlo, gracias a una equilibrada combinación de anotación interior-exterior y una defensa que no desmerece, reingresará sin vacilaciones en la camarilla de mejores escoltas de la competición.

42. CJ McCollum

Tanto monta, monta tanto. Un Oladipo sin lesiones. Más suave (smooth, no soft), menos cabra loca (en cuanto a verticalidad). Un jugador avec classe, que diría Outcomsumer. McCollum, la inseparable pareja de Damian Lillard y la apuesta por la que los Blazers han hecho su all-in a largo plazo.

Puede irles bien, o salirles como a los Wizards (Wall-Beal). Y de momento parece mucho más cercano lo primero que lo segundo. Porque en Portland, tras años de injusto cartel cenicienta y tercos reincidentes como equipo revelación, se han ganado a pulso la etiqueta de contenders.

McCollum, 27 años, acaba de firmar una extensión multimillonaria con la franquicia de Oregón que ya debería permitirle centrarse, únicamente y sin presiones, en su baloncesto y en la búsqueda de su primer título NBA. Y para que esto suceda no hay rezo que valga; tan solo apretar los dientes y ponerse el mono de trabajo con la certeza de ensuciarse, pues la más remota opción de anillo en Portland descansa sobre el perímetro, del cuál él es la mitad.

No nos equivoquemos. McCollum no depende de Lillard para brillar. Es capaz de, si es necesario, cargarse el equipo a las espaldas él solo. Y es más que probable que su mejor versión todavía esté por llegar.

41. R.J. Barrett

Del Draft 2019 al top-41 sin pasar por ventanilla. Y por favor… que nadie hable de su discreto papel en la Summer League. Un oportunismo rodeado de grietas.

Barrett ha sido ese jugador que hasta hace escasos meses le ha discutido a Zion Williamson el número 1 del Draft y quien hace un año apuntaba a first pick casi por consenso. Los Knicks, que tan desazonados quedaron con tras la lotería con su pick 3, puede que les haya tocado el premio gordo y todavía no lo sepan.

Tras promediar 22 puntos, 7 rebotes y 4 asistencias en su único año en Duke, ameriza en la NBA un jugador con el poder ofensivo del Iron Man metálico antes de la fase de imprimación.

En su primer año tendrá como principal tarea despejar en clásico interrogante en jugadores de su índole: demostrar que es capaz de trasladar su dominio de la NCAA a la NBA… y lo que es más difícil y aún que tan pocos han podido: al Madison Square Garden.

Artillería ofensiva y mentalidad ganadora, desde luego, no le falta en absoluto.

(Fotografía de portada de Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.


Anterior

El agente de Tacko Fall, optimista con el futuro NBA del pívot