Los 5 mejores jugadores de la historia de San Antonio Spurs


La NBA está suspendida hasta nuevo aviso pero el balón sigue botando en nbamaniacs. De cara a ofrecer el mejor contenido posible a los lectores durante el parón, hemos iniciado varios seriales con contenido único en los que se incluyen el recuerdo de grandes equipos que no lograron el anillo o un repaso a los pabellones NBA.

Siguiendo esa línea, también queremos echar un vistazo a los mejores jugadores de la historia de cada una de las franquicias de la NBA con un top-5 en el que abarcamos desde jugadores que destacaron hace décadas hasta el presente. Siguiendo con la primera división analizada, la suroeste, hoy hablamos de San Antonio Spurs.

Tim Duncan

Top-5 de San Antonio Spurs y prácticamente de la historia de la NBA. El bueno de Tim Duncan llegó a la franquicia de Texas para darnos la bienvenida con antelación al siglo XXI, tal y como lo apodó Andrés Montes. Con un baloncesto tan elegante como efectivo, enamoró a los aficionados y convirtió a los Spurs, equipo que hasta su llegada no había alcanzado las Finales, en un contender durante 20 años…

Seleccionado como número 1 del draft de 1997 gracias a la lesión de David Robinson el año anterior –nunca la ausencia de una estrella fue tan rentable–, Duncan llevó al equipo a las Finales y a su primer anillo en su segundo año como profesional. Llevaba dos temporadas en la NBA y ya era Novato del Año, All-Star, había sido elegido en el mejor quinteto defensivo y además fue elegido MVP de las Finales tras firmar un promedio de 27 puntos, 14 rebotes y 2,4 asistencias.

Aquel campeonato, el de ‘las torres gemelas’ de San Antonio, fue solo el primer capítulo de una carrera casi inigualable. Junto a un grupo de jugadores en el que se incluye a Tony Parker y Manu Ginóbili, convertiría su paso por la NBA en leyenda. En total fueron cinco anillos (1999, 2003, 2005, 2007 y 2014), otros dos MVPs de las Finales (2003 y 2005), dos MVPs de la temporada regular (2002 y 2003), 15 presencias en el All-Star, 10 selecciones para el mejor quinteto… y todo ello jugando toda su vida para un solo equipo –algo que ahora parece impensable. Simplemente un mito que cuenta son su ’21’ retirado en el At&t Center.

El dato: Es el líder de la historia de San Antonio en puntos (26.496), rebotes (15.091) y tapones (3.020).

Tony Parker

Cuando fue elegido en el puesto 28 del draft de 2001 pocos pensaban que se convertiría en uno de los mejores bases de la NBA y de la historia de los Spurs. Pero así fue. Con un estilo peculiar repleto de talento, suplió su desventaja física para convertir su velocidad y habilidad con el balón en un quebradero de cabeza por los rivales, a quienes volvía literalmente locos en no pocas ocasiones.

Como base titular de los de Texas, papel que le entregó Gregg Popovich desde el primer día, fue parte indispensable en la conquista de hasta cuatro anillos (2003, 2005, 2007 y 2014) siendo además nombrado MVP de las Finales de 2007 que ganaron 4-0 ante Cleveland Cavaliers, en las cuales promedió 24,5 puntos, 5 asistencias y 3,3 rebotes.

Poco más hace falta añadir. Monsieur Parker fue protagonista de la época más gloriosa de San Antonio, llegando a acumular seis presencias en el All-Star Game y convirtiéndose en el máximo asistente de la historia del equipo con un total de 6.829. El segundo en la lista es Avery Johnson con 4.474.

El dato: En 2007 se convirtió en el primer jugador europeo en conseguir el MVP de unas Finales de la NBA. Tras él lo haría el alemán Dirk Nowitzki en 2011 con los Dallas Mavericks.

Manu Ginóbili

El tercer miembro del Big Three de ensueño que los Spurs disfrutaron de 2002 a 2016. Aunque fue elegido por los de Texas en 1999 como número 57 del draft (ojo a esto), no fue hasta 2002 cuando Manu Ginóbili inició su carrera en la NBA. Y no pudo hacerlo de mejor manera. En su primera campaña logró el anillo demostrando ya una energía que alimentaría a los de San Antonio durante más de una década.

La pasión de Ginóbili no entendía de límites. Con hasta 1.057 partidos disputados con los de Texas, su presencia en la cancha –incluso en sus últimos años– fue siempre un plus de motivación para sus compañeros, que con él en pista sentían que todo era posible. Así, junto a Duncan y Parker, llegaron también los campeonatos de 2005, 2007 y 2014, siendo esta último realmente especial al sentir todos que era una de las últimas oportunidades que tenían para tocar la gloria.

El argentino cerraría su carrera con un promedio de 13,3 puntos, 3,8 asistencias, 3,5 rebotes y 1,3 robos, faceta esta última que lo convierte en el mejor de la historia de la franquicia al acumular un total de 1.392. Además, fue All-Star en los años 2005 y 2011 y elegido Mejor Sexto Hombre en 2008.

El dato: Ginóbili siempre fue ese jugador capaz de decidir un partido partiendo desde la segunda unidad. Prueba de ello es que en 2018 se convirtió en el primer jugador de la historia de la NBA en superar los 2.000 puntos anotados en playoffs desde el banquillo.

David Robinson

David Robinson marcó el paso de los Spurs entre la nostalgia por el adiós de George Gervin (1985) y la ilusión desbordada por la llegada de Tim Duncan (1997). Entre ambos hitos Robinson disputó hasta 8 temporadas, ya que aunque fue elegido como número 1 del draft de 1987, no fue hasta 1989 –tal y como sabían los Spurs que pasaría– cuando acabó su servicio en la Marina, hecho que le llevo a ser conocido en la NBA como El Almirante (realmente era teniente).

La espera bien mereció la pena. En su primera temporada (1989-90) promedió unos impresionantes 24,3 puntos, 12 rebotes, 3,9 tapones, 2 asistencias y 1,7 robos para ser nombrado Novato del Año. Solo fue el inicio de una carrera inmensa. En sus primeras siete temporadas llevó al equipo a playoffs para quedarse a un paso de las Finales en 1995, año en el que cayó frente a los Houston Rockets de Hakeem Olajuwon por 4-2. La gloria parecía esquivarle, pero todo cambió con una lesión en 1996.

Robinson solo pudo jugar seis partidos en la campaña 1996-97 y los Spurs eligieron a Tim Duncan como número 1 del draft. Con él en el equipo lograría hacerse con el anillo en 1999 al derrotar a New York Knicks por 4-1, así como con el de 2003 al derrotar a New Jersey Nets por 4-2. Fue el colofón a una carrera que finalizaría ese mismo año tras 10 presencias All-Star y habiendo logrado ser al menos una vez máximo anotador, máximo reboteador, máximo taponador, Novato del Año, Jugador Defensivo del Año y MVP de la temporada (1995), algo que nadie más ha conseguido en la historia de la NBA.

El dato: El Almirante es el jugador que más puntos ha conseguido en solo partido con la camiseta de los Spurs al irse hasta los 71 puntos el 24 de abril de 1994, año en el que fue el máximo anotador de la Liga con un promedio de 29,8 por noche.

George Gervin

Damos un nuevo salto al pasado para viajar hasta 1973. Aquel año los Spurs, aún en la ABA, se trasladaban a San Antonio a la vez que sumaban a sus filas a un chico de 21 años que se convertiría en leyenda del equipo: George Gervin. The Iceman, así le apodaban por su capacidad para meter canasta tras canasta mientras apenas gesticulaba, pasó hasta doce temporadas con los de Texas (tres en la ABA y nueve en la NBA) para ser hasta 12 veces consecutivas All-Star.

Pero su brillo no entendía solo de un fin de semana de estrellas. Fue cuatro veces máximo anotador (1978, 1979, 1980 y 1982) y en la primera de dichas ocasiones dejó un partido para la historia. Fue un 9 de abril de 1978 frente a los por entonces New Orleans Jazz cuando hizo hasta 63 puntos en el último encuentro de la temporada para superar a David Thompson en la lista de máximos anotadores del curso por una nimia diferencia (27,21 puntos por partido por 27,15 de su rival). Con esos cuatro títulos de máximo anotador, en las cuales incluimos dos campañas de 33,1 puntos y 32,2 puntos, solo otros dos mitos de la Liga como Wilt Chamberlain y Michael Jordan lo superan.

¿Qué es lo único que le faltó en su carrera? Llegar a las Finales. Con hasta siete presencias consecutivas en playoffs desde 1977 a 1983, en hasta tres ocasiones caería en las finales de conferencia. La más dolorosa de ellas fue en 1979, cuando cayeron 4-3 frente a Washington Bullets pese a que Gervin promedió 33,2 puntos en la serie. Ya metidos en los 80, serían víctima de los Lakers del showtime en 1982 (4-0) y 1983 (4-2). En 1985 Gervin dejaría los Spurs. En sus 9 temporadas NBA con ellos promedió 27,3 puntos por noche. Una auténtica barbaridad.

El dato: Ostentaba el récord de puntos en un cuarto de un partido de la NBA con 33 (empatado con Carmelo Anthony) hasta que Klay Thompson lo batió al conseguir 37. Cuestionado por ello, Gervin aseguró que no sentía que le hubiesen superado, ya que él lo hizo en 1978, cuando aún no había triples (se instauraron en la campaña 1979-80).

Otros en consideración

Empezamos este anexo con Kawhi Leonard. El ahora jugador de los Clippers ha sido sin duda clave en la historia de San Antonio y tuvo gran parte de culpa para que los Spurs sumasen el anillo de 2014 (cuando fue MVP de las Finales). Se queda fuera del top-5 por poco. La sensación es que podría haber hecho aún más historia con los de Texas si no hubiese sufrido aquella lesión en las finales de conferencia de 2017, cuando dominaban a los Warriors claramente en el primer partido de la serie. Tras ese día, todo fueron polémicas con el equipo hasta su adiós.

Junto a La Garra no podemos dejar de nombrar a otros jugadores como Sean Elliot, quien estuvo 11 campañas en el equipo y logró hacerse con el anillo en 1999, siendo además el sexto jugador con más partidos disputados en la historia del equipo. Avery Johnson, base de aquellos Spurs campeones del 99 que es el segundo máximo asistente de la franquicia con 4.474 pases de canasta. Bruce Bowen, un jugador poco vistoso pero que con su defensa y energía fue clave en la consecución de los anillos de 2003, 2005 y 2007. Y por último, y dando un salto al pasado, a Artis Gilmore, quien pasó cinco años en los Spurs (tres compartiendo vestuario con Gervin) para ser a día de hoy el cuarto máximo reboteador y poner en su momento su granito de arena para un equipo que sucumbió en 1983, a un paso de las Finales, ante los Lakers de Magic Johnson.


Mientras dure la crisis por el coronavirus publicaremos diariamente varios contenidos independientes de la actualidad. Bucearemos en la historia de la NBA, tanto en la reciente, como en la de todas las décadas anteriores. Aprovecharemos este parón de la competición para conocer mejor a los equipos, los jugadores, los entrenadores, los directivos, los partidos llamativos, los pabellones y los equipos históricos por una u otra razón. Lo haremos aquí y en Extra nbamaniacs, lugar donde seguiremos publicando contenido especial libre de publicidad para que los lectores puedan seguir apoyándonos directamente.

Todo este plan editorial lo llevaremos a cabo para entretenernos y pasar mejor estas semanas de encierro que nos quedan a casi todos. ¡Salud!

Anterior equipo analizado: Memphis Grizzlies. Próximo equipo: New Orleans Pelicans.

(Fotografía de Hannah Foslien/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.