Los peores playoffs de Pau Gasol

Decepcionante momento para a las puertas de concluir su 16ª temporada en la NBA. El jugador español fichó por San Antonio Spurs en julio de 2016, y si bien los objetivos a nivel colectivo pueden haberse cumplido con una final de conferencia y el título honorífico de terminar la temporada como el tercer mejor equipo del año, su rendimiento individual ha quedado por debajo de lo esperado.

El cambio

Gasol llegó a San Antonio sabedor de que reduciría su tiempo en cancha y adaptaría su rol al de un jugador experimentado en el que apoyarse en ataque en determinadas fases de los partidos. El alto uso que tuvo en Chicago no se repetiría en Texas, pero ahora el objetivo era mucho más ambicioso. La posibilidad de volver a luchar por el anillo era lo que ansiaba Gasol y quería hacerlo sintiéndose importante. Con esa motivación en mente, el español aceptó el reto y adaptó su juego disputando menos minutos que nunca en su carrera. De los más de 35 minutos por jornada en Memphis y Los Ángeles —y 33,1 en Chicago pese a ya ser en ese momento un jugador veterano—, pasó a permanecer en pista solo 25,4 con los durante la temporada regular, un pronunciado descenso del 20 por ciento respecto a la campaña anterior. Si bien esa pérdida de minutos afectaba mucho a sus estadísticas, se suponía que el descanso extra y un menor desgaste daría réditos llegado el momento más importante de la temporada.

Unos playoffs inesperados

Pero la realidad es que en los playoffs Gasol no solo no ha mejorado sino todo lo contrario. Su producción ha disminuido notablemente y en los 15 partidos de eliminatorias que ha jugado contra Grizzlies, Rockets y Warriors apenas ha podido alcanzar la decena de puntos en cuatro. Todas las estadísticas significativas en la carrera de Pau Gasol han bajado de forma espectacular durante las eliminatorias de 2017 como bien recoge el siguiente gráfico, en el cual también se incluyen sus promedios a 36 minutos para comprobar que el decrecimiento es evidente sin importar que ahora esté jugando menos tiempo que en temporada regular.

Es llamativo que Gasol haya tenido este descenso tan reseñable cuando a lo largo de su experiencia en la NBA en playoffs ha solido mantener la tónica de la temporada o incluso dando un paso al frente como en las campañas de las tres Finales con Los Angeles Lakers. El siguiente gráfico recoge los datos de la carrera de Pau Gasol hasta la temporada 2015-16, resumiendo sus estadísticas como jugador de Memphis, L.A. Lakers y Bulls, con su versión correspondiente con los promedios a 36 minutos.

Recordando a 2011

Estos playoffs de Gasol están evocando por lo malo a los de 2011. En aquella campaña los Lakers venían de disputar tres Finales seguidas y el rendimiento del ala-pívot en la primavera de 2011 bajó ostensiblemente. Pasó de promediar durante la regular season 18,8 puntos y 10,2 rebotes con un 53 por ciento de acierto en tiros de campo a solo 13,1, puntos y 7 rebotes con un 42 por ciento de acierto en sus lanzamientos.

Gasol, que había sido elegido para el segundo All-NBA Team del año, fue ampliamente criticado por los aficionados y la prensa angelina y su negativo caso fue uno más de la plantilla de los Lakers, pues el por entonces conjunto dirigido por Phil Jackson fue barrido de la pista por Dallas Mavericks y cayó eliminado en segunda ronda por un contundente 4-0. Extrapolando los datos de 2011 a 36 minutos y comparándolos de igual manera con los de 2017 el rendimiento es bastante similar en ataque, aunque Gasol rebotea este año a un ritmo superior.

Los casos de Aldridge y Ginóbili

En San Antonio hay otros dos jugadores con al menos 10 años de experiencia en la NBA que están teniendo unos peculiares playoffs. El primero de ellos es , uno de los fichajes más ilusionantes para la franquicia tejana en 2015 que en estas eliminatorias no solo no ha dado un paso al frente cuando ha caído lesionado, sino que se ha quedado estancado en sus números. De 17,3 puntos y 7,3 rebotes con un 47,7 por ciento en tiros de campo durante la campaña a 17,1 puntos, 8,4 rebotes y un 46,3 por ciento en tiros de campo en playoffs pese a jugar dos minutos más por noche, muchos de ellos sin Tony Parker y, últimamente, sin Kawhi Leonard.

El segundo es . El argentino, probablemente en los compases finales como jugador y en la peor temporada de su carrera, inició los playoffs de forma muy negativa, encadenando cuatro partidos consecutivos sin anotar en 14,5 minutos por encuentro ante Memphis. Pero poco a poco Ginóbili ha ido recobrando algo de su antiguó físico —la calidad nunca se fue— y fue un hombre vital en el triunfo contra Houston gracias a su actuación en el quinto partido cuando consiguió 12 puntos, 7 rebotes y 5 asistencias y puso el tapón decisivo.

Además, contra los Warriors y con Tony Parker y Kawhi Leonard ausentes, Ginóbili se ha convertido en el hombre más importante de ataque de los de Popovich. 17 puntos en el primer envite y 21 en el tercero sostuvieron a San Antonio cuando más falta hacía aunque a la hora de la verdad el triunfo fuese para Golden State. Kevin Durant incluso ha dicho que “Manu está jugando como si tuviese 20 años”. Sin duda esa aportación extra de Ginóbili es lo que ahora que Kawhi Leonard no puede jugar la que está echando de menos Gregg Popovich por parte de Pau Gasol y LaMarcus Aldridge.

El futuro

Gasol cumplirá 37 años el 6 de julio y tiene la posibilidad de seguir un año en San Antonio si ejecuta su opción de jugador. Dándose por hecho que lo hará ya que en numerosas ocasiones ha manifestado que aún tiene ganas de seguir en la NBA y su retorno a Europa por el momento parece más que aparcado, solo queda por ver cómo le sienta el verano físicamente. Salvo cambio de última hora Gasol disputará el Eurobasket, torneo sobre el que tal vez pueda ser capaz de edificar una temporada 2017-18 a mejor nivel.

En mayo de 2011 algunos tenían la sensación de que Pau Gasol podría haber tocado techo y enfilaba su cuesta abajo como jugador. Después vinieron dos Eurobaskets (2011 y 2015), un MVP del Eurobasket (2015), dos medallas olímpicas (plata en 2012 y bronce en 2016), una elección para uno de los mejores quintetos del año en la NBA (2015) y dos selecciones para el All-Star (2015 y 2016). Aunque el tiempo corre en su contra, a buen seguro que este final de temporada no le dejará buen sabor de boca.


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra lista de correo y consigue acceso a contenido adicional.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer o no.



Anterior

Dion Waiters: “Volveré a Miami Heat”

Atlanta entrevistará a Billups para el puesto de general manager

Siguiente