Serie ‘Origen de las franquicias NBA’: cuando el baloncesto aterrizó en Milwaukee


Proseguimos con nuestro viaje a la historia de la NBA en esta nueva entrega sobre el origen de las distintas franquicias que componen la competición. En él nos sumergiremos en décadas pasadas para adentrarnos en diversos aspectos como la fundación del equipo, el origen de su nombre y los posibles traslados que se hayan dado. Es decir, arrojar algo de luz sobre la etapa primigenia de cada una de ellas. En el artículo de hoy, los Milwaukee Bucks.

Primera entrega: Utah Jazz

Segunda entrega: Dallas Mavericks

Tercera entrega: Atlanta Hawks

Cuarta entrega: Memphis Grizzlies

Quinta entrega: Houston Rockets

Sexta entrega: Washington Wizards


Dado que la NBA no aterrizó en el Medio Oeste de Estados Unidos hasta 1966 con la creación de los Chicago Bulls, es posible que no hubiera otra región en todo el país con mayor apetito de baloncesto profesional a finales de la década de los 60. Atendiendo a este deseo, dos hombres de negocios de la zona, Wesley Pavalon y Marvin Fishman, se propusieron un ambicioso objetivo: llevar una franquicia a Milwaukee.

Pavalon se había convertido en un empresario de éxito por su trabajo en el sector de la enseñanza a pesar de haber abandonado el instituto con 16 años. La ausencia de una formación académica no le privó de labrarse una exitosa y fructífera carrera en los negocios. Nacido en Chicago, fundó Career Academy, una red privada de formación y educación que, años después, fue valorada en más de 200 millones de dólares. Descrito como un trabajador implacable y concienzudo, Pavalón describió su camino hacia el éxito en una entrevista con Sports Illustrated en 1969.

“Sabes, es muy gracioso, el asunto de las finanzas. La gente sabe que nunca fui a la universidad y no acabé el instituto. No es ningún secreto. Y me preguntan dónde aprendí a manejar las finanzas. Piensan que tienes que ir a la Harvard Business School antes de poder ganar un dólar. Les respondo que lo que sé lo aprendí en las callas. Me refiero a que puedes ser autodidacta y aprender desde casa. Estaba seguro de que no iba a aprender nada allí y que tendría que hacerlo por mí mismo.”

Por el contrario, su socio comercial tomó esa ruta convencional en su camino hacia el éxito corporativo y empresarial. Marvin Fishman nació y creció en Milwaukee, y tras regresar de la Segunda Guerra Mundial, donde sirvió en las Fuerzas Aéreas, estudió en la Universidad de Wisconsin. Allí, Fishman se licenció en marketing y estudió un máster en administración de empresas. A partir de ahí construyó un imperio inmobiliario, mientras su amor por el deporte y su deseo de liderar un proyecto en Milwaukee crecían poco a poco. De este modo, el desparpajo y soltura del primero y los extensos conocimientos del segundo conformaban un tándem inamovible y polifacético.

En plan original de Fishman había sido el de llevar una franquicia de la AFL de fútbol americano a la ciudad, una idea que fue frustrada por Vince Lombardi. El entrenador y general manager hizo de los Green Bay Packers un equipo exitoso a final de los años 60, captando, así, toda la masa de aficionados del estado. Esta situación forzó un cambio de estrategia. Pavalon y Fishman aunaron sus fortunas y crearon la empresa Milwaukee Professional Sports and Services. Todo lo demás cayó fruto de su propio peso: el Comisionado de la NBA Walter Kennedy había dado continuidad a la ampliación de la liga iniciada por Maurice Podoloff en 1961 con la incorporación de los Chicago Packers. En 1968, la NBA llevó a cabo su cuarto draft de expansión de la década. Y Milwaukee recibiría oficialmente su franquicia el 22 de enero previo pago de dos millones de dólares. Junto a ellos aterrizarían los Phoenix Suns y pasaban a ser 14 los equipos que conformaban la competición.

Pavalon y Fishman, presidente y vicepresidente del equipo, abrieron una oferta pública de acciones, disponible solo para aquellas personas residentes en el estado de Wisconsin. Se pusieron a la venta 300.000 a un precio de cinco dólares por cada una de ellas mediante la empresa propietaria Milwaukee Pro. La iniciativa atrajo mucha más atención pública de lo esperado, por lo que los dueños lanzaron otro paquete adicional de 125.000 acciones a mediados de año. Esta notable recepción no solo proporcionó una clara evidencia del gran respaldo público que poseía el nuevo equipo, sino que aseguró, además, una postura activa y comprometida por parte de los aficionados.

Esta intensiva política de incorporar a los seguidores se mantuvo hasta que el primer balón comenzó a rodar y tomó parte de otras decisiones importantes. Una de ellas fue la elección de un nombre para la franquicia. Para ello se llevó a cabo un concurso público a nivel estatal en el que participaron unas 40.000 personas y que arrojó hasta 14.000 nombres distintos. Como parte del concurso, se les pidió a todos los participantes que calificaran cinco razones preestablecidas por las que elegían el apodo y que incluyeran una sexta de carácter personal.

Según una historia publicada por el Milwaukee Sentinel en mayo de 1968, el ganador fue un hombre llamado R.D. Trebilcox. John Erickson, el primer general manager de la franquicia, explicó que los jueces se decantaron por el término ‘Bucks’ por el razonamiento de Trebilcox: “el ciervo refleja la energía, la capacidad de salto, la velocidad y la agilidad propios de un buen jugador de baloncesto.” Como premio, Trebilcox recibió un coche AMC Javelin.

Hubo otras 44 personas que sugirieron el mismo término, pero esta sexta razón ofrecida por Trebilcox decantó el concurso a su favor. El resto de ganadores recibieron como premio un pack de Coca Cola y dos entradas para el partido inaugural de los Bucks. Otras de las propuestas valoradas incluían nombres como Skunks, Beavers, Stags, Hornets, Stallions, Ponies o Badgers.

Los Bucks echaron a andar de forma oficial el 16 de octubre de 1968, día en el que disputaron su primer partido oficial en la NBA. Este encuentro sería disputado en el Milwaukee Arena, pabellón del que ya os hablamos en otra de nuestras series históricas. Los locales perdieron por un ajustado 84-89 y no sería hasta el sexto partido, disputado el 31 de octubre, cuando sumaron su primer triunfo, con los Pistons como víctimas. En aquella primera plantilla destacaban jugadores como Flynn Robinson, Jon McGlockin, Fred Hetzel o Wayne Embry, quien, pocos años después, se convertiría en el primer ejecutivo afroamericano en la historia de la NBA.

La primera temporada se zanjaría con unas 27 victorias bastante respetables para tratarse de un equipo recién aterrizado en la liga. Además, las cosas mejorarían significativamente en apenas unos años. En 1969 los Bucks seleccionaban a Kareem Abdul-Jabbar y dos años después lograban contratar a Oscar Robertson. Así, se confeccionó una dupla que regaló el primer y único campeonato del equipo en 1971.

Milwaukee Pro seguiría siendo el dueño del equipo hasta 1977, cuando fue vendido a Jim Fitzgerald. Ambos creadores fallecerían, anecdóticamente, el mismo año, en 2009. Tanto Pavalon como Fishman no solo atrajeron el baloncesto profesional a Milwaukee sino que, además, asentaron unas bases lo suficientemente sólidas para que, más de 50 años después, la franquicia continúe muy viva.


Mientras dure la crisis por el coronavirus publicaremos diariamente varios contenidos independientes de la actualidad. Bucearemos en la historia de la NBA, tanto en la reciente, como en la de todas las décadas anteriores. Aprovecharemos este parón de la competición para conocer mejor a los equipos, los jugadores, los entrenadores, los directivos, los partidos llamativos, los pabellones y los equipos históricos por una u otra razón. Lo haremos aquí y en Extra nbamaniacs, lugar donde seguiremos publicando contenido especial libre de publicidad para que los lectores puedan seguir apoyándonos directamenteDe hecho este texto lo puedes leer en Extra nbamaniacs libre de publicidad y de paso puedes apoyar nuestro proyecto de forma directa siendo suscriptor.

Todo este plan editorial lo llevaremos a cabo para entretenernos y pasar mejor estas semanas de encierro que nos quedan a casi todos. ¡Salud!

(Fotografía de portada de Ezra Shaw/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.