Unos Lakers en caída libre y lanzados a por el peor récord del Oeste

Que la temporada está más que perdida en lo que a pelea por el título o Playoffs se refiere quedó claro hace ya semanas en las oficinas de Los Angeles . La nueva lesión de y contratiempos varios como las reiteradas dolencias de , la ausencia de secundarios de peso, o la imposibilidad de dar un golpe de efecto en el mercado de traspasos han condenado al conjunto angelino a vagar por el desierto.



Por si pocas desgracias estén asolando a los del Staples Center, ahora entra en escena la terrible marcha deportiva del equipo, que con una victoria en los últimos doce encuentros desciende a toda máquina en los puestos de la Conferencia Oeste.

Las cifras que colecciona el conjunto dirigido por Mike D’Antoni asustan. En los últimos doce partidos, los Lakers solo fueron capaces de vencer en una ocasión, ante los Utah , el 3 de enero. Desde el 21 de diciembre, fecha en la que comenzó la debacle angelina definitiva, los californianos han apilado una decepción tras otra en los finales de partido. Antes de los doce choques fatídicos, el conjunto de D’Antoni poseía un registro de 13-13. En la actualidad sus prestaciones han caído hasta un decepcionante 14-24.

Utah Jazz y Sacramento , en alza

Y con un rumbo tan confuso, la última plaza de la Conferencia Oeste, ahora en manos de los Jazz, queda solo a un partido de distancia. Teniendo en cuenta las dinámicas de Lakers, Utah Jazz y Sacramento Kings, el otro equipo en los bajos fondos del Oeste, se deduce que los angelinos no tardarán en ocupar el vagón de cola: los Lakers encadenan cinco derrotas consecutivas; los Kings han ganado cinco de sus últimos diez partidos; y, por último, los Jazz, ostentan un balance de 6-4 de las últimas diez noches.