Andre Ingram, primer presidente del Sindicato de Jugadores de la G League


El Sindicato de Jugadores de la G League es ya un hecho. Si en el pasado mes de abril anunciábamos que tal asociación se encontraba en periodo de formación a la espera de que se votase, ahora podemos decir que su constitución ha finalizado al ser designadas las personas que formarán lo que Shams Charania de The Athletic define como comité ejecutivo interino.

El presidente de la unión de jugadores de la NBAGL será Andre Ingram. Conocido por una extensa carrera en la G League que inició en el curso 2007-08, Ingram vivió su momento culminante como jugador de baloncesto cuando en abril de 2018 debutó con los Lakers en la NBA. El veterano jugador de 34 años asume ahora el rol de negociar el futuro de los chicos que desarrollen gran parte de sus carreras en la competición afiliada a la NBA. En su currículum está el ser el jugador que más partidos ha disputado en la G League con un total de 449.

Acompañando a Ingram estará David Stockton, hijo del mítico John Stockton que desempeñará el papel de vicepresidente; mientras que Isaiah Todd, uno de los prospectos que han renunciado a la universidad para formar parte del Select Team de la G League, ha sido nombrado secretario-tesorero de la asociación. Configurado este primer grupo de trabajo, desconocemos si el hecho de que se le tilde como interino quiere decir que podría haber cambios en el mismo o que se incorporarán nuevos miembros.

Formado bajo las siglas BPU (Basketball Players Union), este sindicato se ocupará de representar a los jugadores de todos los equipos de la NBA G League, incluido el Select Team que dará sus primeros pasos con la apertura del curso 2020-21. Quedan fuera, como ya se había anunciado, aquellos chicos que tengan un two-way contract así como aquellos que sean asignados a la G League por parte de las franquicias NBA. Estos dos últimos grupos estarán representados por el NBPA.

La casualidad ha querido que los primeros pasos de esta unión de jugadores tenga lugar en un contexto muy complicado. Con la pandemia de coronavirus aún asolando al mundo entero, el futuro económico de la NBA, y por tanto de la G League, se antoja incierto. La BPU tendrá mucho trabajo por delante para asegurar el futuro de quienes la componen.

(Fotografía de Paul Kane/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.