Danuel House Jr., un nuevo incendio para los Rockets


Los Houston Rockets están en boca de todos en estos últimos días y lo hacen sin el baloncesto de por medio. Tras la marcha del que ha sido general manager por 13 temporadas, Daryl Morey, y su entrenador en el último lustro, Mike D’Antoni, ha explotado el vestuario. 

En primer lugar, encontramos la situación con las dos estrellas, Russell Westbrook y James Harden. Al parecer, las incorporaciones de Stephen Silas y Rafael Stone no han gustado mucho a los ex de los Thunder y estos lo han manifestado de forma directa a la organización. Incluso, Russell Westbrook ha trasladado su deseo de marcharse, lo que ha suscitado el interés de diferentes franquicias. Por otro lado, La Barba estaría echando de menos a Morey, y ya surgen rumores sobre un posible traspaso del MVP de 2018 a los 76ers. 

A esto se le añade el problema interno de Danuel House Jr, quien, según The Athletic, mostró en diferentes ocasiones su desacuerdo con el sistema ofensivo empleado. El tejano habría discutido más de una vez con los pesos pesados del equipo como son James Harden, Russell Westbrook o Mike D’Antoni. Esta mala relación se habría iniciado en una gira por el Este a principios de año. Por desgracia, también hay que destacar otra falta grave de disciplina del alero, ya que durante las Semifinales de Conferencia fue expulsado de la burbuja por saltarse los protocolos contra la COVID-19.

Pero este solo es un nuevo incendio para los Rockets. A esto se les suma el descontento de P.J. Tucker con su actual contrato. Al ancla defensiva de los de Houston se le termina el contrato la temporada que viene y la franquicia no se ha querido sentar con él para acordar su renovación. De esta forma, el center se habría sentido insultado al considerar que jugadores de su calibre están ganando mucho más en la Liga.

Otros jugadores como Eric Gordon o Austin Rivers también se habrían quejado del estilo de juego durante el pasado curso. Un contexto que ha llevado al ex de los Clippers a rechazar su opción de jugador que tenía para la temporada 2020/2021. Además, habría tenido más de una discusión con James Harden, sumando otro motivo por el que marcharse. 

En definitivo, corren malos momentos en las oficinas de los Rockets y la gran cantidad de frentes abiertos dificulta la intención de prolongar uno de los proyectos más estables de los últimos años. Hasta el momento, son el único equipo que suma ocho años seguidos clasificándose para la postemporada.

(Fotografía de portada de Kevin C. Cox/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Nuestro trabajo en nbamaniacs es apoyado por lectores como tú. Conviértete en suscriptor para acceder a beneficios exclusivos: artículos especiales, newsletter, podcast, toda la web sin publicidad y un chat exclusivo en Discord para redactores y suscriptores.