¿Se aleja Kyrie Irving de Boston?

Lo ha contado Adrian Wojnaroski a raíz del reciente traspaso protagonizado por Brooklyn; de acuerdo a algunas fuentes de la liga, los tienen grandes posibilidades de hacerse con durante la agencia libre, que se inicia el próximo 30 de junio.

Las crecientes (y contrastadas) opciones que los expertos dan a Brooklyn, sumado a que los también parecían un destino bastante sugerente para el jugador, parece que hacen alejarse a Kyrie Irving de continuar con los Boston la próxima temporada. De hecho, parece que parte del entorno de Irving da a los verdes escasas ilusiones de poder obtener premio con el base en el mercado libre.

“En los últimos días, gente del círculo cercano a Irving ha descrito la posibilidad de que vuelva a Boston como baja. También han dicho que no descartan varios equipos, incluidos los Knicks, como posibles destinos en verano”, podía escribir el periodista Ian Begley (SNY Sports), de acuerdo a fuentes, parece, cercanas a la situación de Irving.

Decrecen, pues, las opciones de que Boston pueda tener a Kyrie a partir de la temporada que viene. Lo llevan haciendo desde el agreste cierre de la temporada. El propio Irving siempre eligió responder a todas las críticas sobre el rendimiento de su equipo con que los playoffs eran lo único que importaba, y que ahí no veía a nadie ganándoles en siete partidos. Se equivocaba, pues Milwaukee barrió a los verdes en cinco partidos durante las semifinales.

Postemporada aparte, tampoco había sido la mejor añada para Kyrie Irving en los Celtics. Los malos resultados llegaron envenenados además por no pocos problemas en el vestuario: ciertas reacciones y reproches del base para con sus compañeros no ayudaron a apagar tensiones y eso, parece, agrietó las relaciones de puertas para dentro en Boston. Kyrie no fue el mejor líder posible (él mismo lo admitió así) y tampoco sus compañeros respondieron en la cancha.

Eso nos llevó a preguntarnos (y sostener) que Kyrie Irving podía ser mejor verso libre que rey de reyes.

Todo ese turbio cóctel de una temporada bajando los brazos, sumado al creciente interés de la Gran Manzana por él, da para pensar que Irving podría haber vivido ya su último partido en el Garden. Podría estar completando la última fase de alejamiento del equipo que le adquirió en traspaso va a hacer ahora dos años.

No hay que olvidar que los Lakers, con LeBron a la cabeza, tampoco se olvidan de Irving y el base es una de las estrellas a quienes en Los Angeles quieren echar el lazo durante la agencia libre.

No sobran lazos con Massachusetts y parece que abundan con el resto. Mala cosa para los Celtics.

Danny Ainge no se arrepiente

Pese a que Irving parece ahora más fuera que dentro de la organización, en Boston no cejarán en su empeño: le quieren de regreso a partir de la temporada que viene.

Danny Ainge, además, pudo comentar recientemente que no se arrepiente lo más mínimo de haber acometido su traspaso en 2017, aunque las cosas no hayan salido a derechas esta temporada.

“Siempre hay riesgos a la hora de hacer negocios, así que nosotros no tenemos miedo del riesgo. Nosotros nos arriesgamos trayendo a Kyrie y no importa lo que pase con él. Nunca me arrepentiré de aquello”, pudo alegar Ainge, y se hizo eco la prensa de Boston.

Asimismo, el presidente verde aseveró que no ha recibido ninguna comunicación acerca de que Kyrie no quiera volver a jugar en los Celtics y que por eso siguen trabajando para que eso sí sea posible. “Hay conversaciones en curso, pero tendremos que ver lo que pasa”. No dan por perdido ni mucho menos a Kyrie Irving en Boston. Negociarán como el que más por él y de hecho son la franquicia que más dinero puede ofrecerle en la próxima agencia libre.

Ainge aclaró también que su rol en la organización no va a cambiar pese a estar todavía recuperándose de un infarto sufrido a comienzos de mayo.

(Fotografía de portada: Maddie Meyer/Getty Images)


EXTRA NBAMANIACS

Suscríbete a nuestra publicación especial y consigue acceso a contenido adicional como artículos y podcast.

NBA sin publicidad, sin amarillismos, sin clickbait, sin palabras clave, sin chorradas. No dejes que un algoritmo te diga lo que debes leer.